Una espía rusa se habría vinculado con el CEO de Overstock a través de Bitcoin con la esperanza de llegar a Rand Paul

El 18 de agosto, el Comité de Inteligencia del Senado publicó el quinto volumen de su investigación sobre la interferencia rusa en las elecciones de 2016. La nueva versión descubrió que el ex director ejecutivo de Overstock.com y destacado defensor de las criptomonedas Patrick Byrne era un chivo expiatorio de los planes de Maria Butina, quien actualmente cumple condena por espionaje en nombre de Rusia.

El romance entre Butina y Byrne fue la razón por la que este último dio a su partida de Overstock el año pasado. Siempre un personaje excéntrico, el relato de Byrne sobre la relación decía que estaba trabajando con la inteligencia estadounidense.

Según un correo electrónico de Paul Erickson citado en el informe, Byrne era un soltero de toda la vida que se había fascinado con Butina y de hecho quería que ella tuviera un hijo con él:

“Desde que conoció a María, ha encontrado formas cada vez más creativas de presentarle una oferta permanente de USD 1 millón de ‘tener un bebé con él’. Él está completamente enamorado de su reserva genética imaginada y cree que un bebé cimentaría no solo su línea familiar sino también las relaciones entre nuestras dos naciones».

El nuevo informe profundiza en detalles ya conocidos sobre la reunión de Byrne y Butina en una conferencia libertaria, y aclara que Bitcoin fue el factor unificador:

«Butina no transmitió su interés en Byrne en FreedomFest al Comité, y señaló que ‘alguien estaba hablando sobre Bitcoin, y había algunas ideas nuevas que quería descubrir’, pero sin mencionar a Byrne».

Sin embargo, parece que Byrne no era un objetivo principal. El informe dice: «El Comité evalúa que tanto Erickson como Butina vieron a Byrne, al menos inicialmente, como un vector para otro candidato presidencial republicano, el senador Rand Paul».

El informe también continúa afirmando que la inteligencia rusa utilizó criptomonedas para financiar sitios de phishing y VPN como parte de su interferencia en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Sigue leyendo: