Stablecoins registran un amplio crecimiento en 2020 a pesar de la amenaza de sus rivales institucionales

El suministro de la stablecoin basada en el dólar estadounidense de Coinbase, USD Coin (USDC), creció en un 250% desde el comienzo de 2020, incluyendo una expansión del 80% en sólo los últimos dos meses.

Después de comenzar el año con una capitalización de mercado de casi $520 millones, USDC ahora se ubica como el decimosexto criptoactivo más grande con una capitalización de $1.86 mil millones, superando a todas las demás stablecoins importantes, excepto a Tether de $14.5 mil millones (USDT) por al menos cuatro veces.

Mientras tanto, otras stablecoins (la mayoría de las cuales están vinculadas al valor de $1 USD) también han experimentado un crecimiento significativo este año, con DAI y Binance USD expandiéndose en un 970% y 800% respectivamente en 2020 hasta ahora.

Capitalización de mercado histórica de USDC, HUSD, PAX, BUSD y DAI: CoinMetrics

Sin embargo, la carrera está en marcha para que los tokens estables consolidados refuercen su participación de mercado antes de que las principales instituciones financieras y corporaciones entren en la contienda con su propio dinero tokenizado.

El 9 de septiembre, Fnality, un proyecto de stablecoin que abarca 13 bancos globales que fue encabezado por UBS Grouppredijo que recibirá la aprobación regulatoria para su iniciativa ‘UtilitySettlement Coin’ para el segundo trimestre de 2021.

El proyecto Fnality ha estado en desarrollo durante más de cinco años y busca establecer una red con dólares estadounidenses tokenizados, yenes japoneses, euros, dólares canadienses y libras esterlinas.

Las stablecoins existentes también pueden enfrentar una dura competencia por parte de Libra de Facebook, que a pesar de enfrentar un retroceso regulatorio temprano, parece estar ganando lentamente el favor de los legisladores.

En julio, la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) de EE. UU. otorgó permiso a los bancos autorizados por el gobierno federal para custodiar criptoactivos, lo que abrió aún más la puerta a la aceptación generalizada de las stablecoins.

Las monedas digitales de los bancos centrales (CBDC) también están en el horizonte en China, EE. UU. y Europa y tienen el potencial de eliminar algún día la demanda de criptomonedas estables. El 10 de septiembre, la presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, anunció que el BCE pronto emitirá un veredicto sobre si la región necesita un euro digitalizado:

«Hasta ahora, el Eurosistema no ha tomado una decisión sobre la introducción de un euro digital. Pero, como muchos otros bancos centrales de todo el mundo, estamos explorando los beneficios, riesgos y desafíos operativos de hacerlo».

En mayo, Bank Frick, con sede en Liechtenstein, comenzó a aceptar depósitos en USDC.

Sigue leyendo: