Los Contratos Inteligentes ‘tienen un potencial limitado’ sin sensores IoT

Los contratos inteligentes tienen una eficiencia limitada en ciertas industrias si no son implementados en conjunto con sensores IoT, según expertos en tecnología blockchain y negocios de la NYU. 

Los profesores asociados de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York, Hanna Halaburda y Yannis Bakos, presentaron su investigación en la conferencia de Unitize el 10 de julio sobre la interacción entre los contratos inteligentes y los sensores de Internet de las cosas (IoT) para mejorar la eficiencia de los negocios.

Los contratos inteligentes permiten democratizar los negocios

El estudio examinó la forma en que «los contratos inteligentes harán que el panorama empresarial sea más democrático», es decir, beneficioso para todas las partes involucradas, sin embargo, encontró deficiencias en la aplicación actual de la tecnología cuando se utiliza sola.

Halaburda explicó que IoT es fundamental para maximizar los beneficios de los contratos inteligentes en el sector del comercio:

«Resulta que resuelven un problema, pero sólo parcialmente», señaló, «pero lo que no sucede, si sólo añadimos contratos inteligentes, es una mayor calidad de la entrega [de los bienes]».

Tomando como ejemplo un contrato entre una empresa de transporte de fruta y el minorista, explicó que el contrato inteligente resuelve el problema de la ejecución automatizada, pero no estimula a la empresa de transporte a garantizar la calidad de la fruta.

Sin embargo, al añadir sensores IoT al proceso, un contrato inteligente puede aumentar el nivel de detalle o ajustar los pagos en función de la calidad de la fruta entregada, como la temperatura de almacenamiento. Como resultado, ninguna de las partes necesita confiar en la otra para completar su parte del acuerdo.

Todo se reduce a costos legales

La decisión de implementar contratos inteligentes o tradicionales se reduce a los costos legales al momento de discutirlos, explicó Halaburda:

«Si los costos legales son muy bajos, entonces no tiene sentido implementar contratos inteligentes cuando estos son costosos de implementar. […] Para una región en la que tiene sentido implementar los sensores [IoT], entonces agregar contratos inteligentes no significa agregar más valor».

Cuando los costos legales para las disputas de contratos tradicionales normalmente serían altos, la implementación de los sensores IoT y los contratos inteligentes tienen un valor máximo, concluyó.

Ahorro de $300 mil millones anuales

Un informe reciente de Cointelegraph Consulting y VeChain también aborda los beneficios de combinar la tecnología blockchain con IoT, lo que sugiere que se puede ahorrar $300 mil millones al año para la industria alimentaria en siete años. IBM ya implementó FoodTrust, que sirve a Walmart, Carrefour y California Giant Berry Farms.

Sigue leyendo: