Law Decoded: la tecnología como el escenario para los conflictos internacionales, 31 de julio al 7 de Agosto

Todos los viernes, Law Decoded ofrece un análisis de las historias críticas de la semana en los ámbitos de la política, la regulación y leyes.

Nota del editor

La guerra comercial entre los Estados Unidos y China continúa con su descarado efecto sobre la tecnología. En respuesta a las preocupaciones sobre a dónde irían los datos de TikTok y WeChat, el presidente Trump envió órdenes ejecutivas gemelas que prohibían ambas aplicaciones anoche.

Esta nueva acción es distinta, por ejemplo, de la expulsión de Huawei. El hardware de Huawei está vinculado a la cadena de suministro internacional y las redes militares, lo que constituye un riesgo de seguridad mucho más obvio. TikTok y WeChat son aplicaciones de consumo, que se enfocan más en publicar videos virales de baile que por la inteligencia ultrasecreta.

Más obviamente salaz es la posibilidad de que Microsoft termine comprando TikTok a lo que generosamente se podría llamar el precio mayorista, siempre y cuando pague al gobierno lo que cínicamente se podría llamar su parte por sacar a la fuerza a uno de sus competidores.

Las redes sociales han sido un escenario político crucial durante mucho tiempo, incluso antes de los ataques previos por parte la administración a las redes sociales locales como Facebook y Twitter. Con respecto a TikTok y WeChat, sus prácticas de recopilación de datos son realmente un motivo de preocupación, pero estas órdenes ejecutivas no se interpretan como esfuerzos de buena fe para la protección de los ciudadanos.

En general, estamos presenciando como la tecnología se convierte en un lugar para que las naciones se enfrenten, no sería la primera vez, pero los grandes bateadores de la tecnología del siglo XXI se han presentado hasta hace poco como más utópicos e internacionales. Algo que Gene Roddenberry habría pensado. Que es una visión que aún reina en las conversaciones sobre, digamos, Bitcoin. Pero a medida que varias agencias gubernamentales se esfuerzan por incorporar la tecnología blockchain, y mientras la Fuerza Espacial roba el logotipo de la Federación, es una pregunta abierta cómo se desarrollará todo esto.

El análisis de blockchain condujo al hacker de Twitter en 16 días

Utilizando análisis de blockchain y documentos del conozca a su cliente de Coinbase, el FBI pudo rastrear a tres sospechosos en el ataque contra Twitter del 15 de julio, lo que llevó a sus arrestos el 31 de julio.

Muchos en la industria de la criptografía vieron como la blockchain de Bitcoin permitió a la policía rastrear a los presuntos perpetradores y realizar sus arrestos increíblemente rápido, un cambio que el efectivo habría hecho algo muy poco probable.

Algo muy gracioso, es que las audiencias para reducir los USD 725,000 de fianza de, Graham Ivan Clark, fueron saboteadas por una agresiva campaña de Zoombombing que reemplazó muchas de las pantallas de la audiencia virtual con pornografía.

Algo menos menos gracioso, el principal sospechoso, Clark, de 17 años, enfrenta 30 cargos y hasta 200 años de prisión por el ataque, que generó USD 117,000 en Bitcoin.

A modo de comparación, Jonathan Mattingly, Myles Cosgrove y Brett Hankison, dispararon y asesinaron a Breonna Taylor en su cama el 13 de marzo. Los tres siguen en libertad.

«CryptoMom» permanecerá como comisionada de la SEC

Luego de las superficiales audiencias de confirmación ante el Senado esta semana, Hester Peirce permanecerá como comisionada de la Comisión de Bolsa y Valores (SEC) hasta el 2025.

Conocida por los lectores de Cointelegraph como «CryptoMom» debido a su interés a largo plazo en proteger la industria, Pierce está detrás de una política de puerto seguro propuesta que protegería las nuevas redes blockchain que se encuentran en transición de formatos centralizados a descentralizados.

Recientemente, Peirce se opuso públicamente al ataque de la SEC contra TON de Telegram, una de las disputas legales más famosas sobre si una red blockchain y sus tokens nativos eran independientes al equipo detrás de su lanzamiento inicial.

Peirce se incorporó inicialmente como comisionada en 2018, ocupando un puesto que había estado vacante desde finales de 2015 para un mandato que se suponía terminaría formalmente en junio pasado. Caroline Crenshaw, abogada de la SEC desde hace ya mucho tiempo, completará la lista de los cinco comisionados.

El Caucus Blockchain sigue presionando al IRS

En una carta reciente, cuatro congresistas pidieron al IRS que reconsiderara los planes de gravar las recompensas de staking (participación) como ingresos.

Esta carta es en cierto sentido un ping político «de mi último correo electrónico» después de una solicitud similar en diciembre de claridad del IRS sobre la imposición de impuestos a eventos específicos del cripto espacio como bifurcaciones duras y airdrops. Ambas cartas cuentan con signatarios del Caucus Blockchain del Congreso, así como representación del Grupo de Acción Fintech.

Para los conocedores de las criptomonedas, los hard fork y el staking son mundos aparte. Ten en cuenta la misión general del Caucus Blockchain. Aunque sus miembros han introducido una legislación que impulsa un mayor uso de la tecnología blockchain en una amplia gama de campos, el caucus en sí no tiene el estatus de un subcomité y, por lo tanto, no considera formalmente nuevas leyes. La mayor parte del trabajo del Caucus Blockchain en este momento pertenece a la categoría referente a la educación.

En los pasillos del poder, la «educación» a menudo se traduce en una persistente molestia en el mensaje. El IRS ha tardado en responder a las criptomonedas con una guía consistente, aunque ha trabajado para expandir su capacidad de rastrear transacciones y exigir más dinero. En realidad, es solo a través de medios como el Caucus Blockchain que el IRS tiene algún incentivo para darle voz a la industria de las criptomonedas.

Lecturas adicionales

En un artículo de opinión para el Financial Times, Tom Braithwaite rompe los vínculos entre los sectores tecnológicos chinos y estadounidenses y la imposibilidad de separar completamente los dos.

Para Electronic Frontier Foundation, Adam Schwartz advierte sobre los riesgos en la privacidad del proyecto de ley propuesto en California para exigir la certificación respaldada por tecnología blockchain de pruebas del COVID-19.

Los abogados de Manatt, Phelps & Phillips escriben sobre los límites de las recientes autorizaciones para que los bancos federales de los Estados Unidos custodien las criptomonedas.

Sigue leyendo: