Law Decoded: la rivalidad entre los bancos centrales y las stablecoins globales, del 9 al 16 de octubre

Nota del editor

La tecnología Blockchain captó la atención de los organismos reguladores desde su creación. La seguridad de la red Bitcoin a pesar del valor de BTC en juego ha demostrado consistentemente la resistencia de la tecnología Blockchain en el mantenimiento de registros a través de un gran número de partes.

Sin embargo, muchos países han determinado que Bitcoin no se comporta para nada como una moneda, o al menos no como un sustituto para las suyas. Las naciones detrás de las monedas fiduciarias más usadas alrededor del mundo señalan en muchos casos a la volatilidad de Bitcoin como un fallo crítico. Han decidido que el aumento de las stablecoins, especialmente en los últimos dos años, supone un peligro más claro y presente.

Las nuevas stablecoins, fijadas al dinero fiduciario, al oro o a canastas de monedas, pueden mover valor más rápido y de manera más eficiente que los sistemas monetarios que existen hoy en día. El anuncio de Facebook de Libra el año pasado fue un momento decisivo. Las autoridades monetarias rápidamente vieron que la base de usuarios de Facebook es mucho más grande que la población de cualquier país. Prácticamente de la noche a la mañana, Libra sería capaz de desafiar a cada autoridad monetaria del mundo.

Algunos bancos centrales ya habían comenzado a trabajar en sus propias monedas digitales, pero el año siguiente los Estados Unidos, la Unión Europea, China, Japón y Gran Bretaña, que emiten las cinco principales monedas del mundo, inciarían una investigación activa sobre el tema de una CBDC. Pero mientras que los gobiernos tratan de mantenerse en la carrera para mejorar su propia moneda, siguen sospechando de entidades privadas como Facebook los desafían. Mientras esto ha estado sucediendo por algún tiempo, la semana pasada vimos ciertos estallidos.

El G7 y el G20 harán que Libra pise la línea

El organismo de control financiero del G20, la Junta de Estabilidad Financiera, publicó una nueva guía que advierte a los gobiernos sobre los peligros que las stablecoins globales representan para la soberanía monetaria. La guía llegó inmediatamente después del borrador de una declaración del G7 que prometía impedir el lanzamiento de stablecoin como la Libra hasta que se aborden todas las preocupaciones regulatorias.

Tanto el G7 como el G20 representan su número respectivo de países, incluidas las economías más grandes del mundo. Esa riqueza asegura que los países involucrados tengan interés en mantener las normas monetarias existentes. Sin embargo, todos parecen reconocer que el dinero podría ser mucho mejor de lo que es actualmente.

En cuanto a las preocupaciones, la guía del G20 hace referencia a varios clásicos, como la lucha contra el lavado de dinero y la financiación del terrorismo. El tema general es que las principales ventajas de las criptomonedas también son sus mayores riesgos: las criptomonedas pueden cruzar las fronteras nacionales con mucha más libertad que la mayoría del dinero y llegar a mucha más gente que los sistemas financieros existentes. Pero estos anuncios no están dirigidos a la criptomonedas como tal. Ponen a las stablecoins en general y a Libra en particular en la mira de una acción futura.

Si Facebook y la Asociación Libra quieren seguir adelante, y parecen estar decididos a hacerlo, tienen un largo camino que recorrer. Además, parece realmente inconcebible que cualquier Libra que se jacte de la accesibilidad global prometida en su libro blanco inicial tenga alguna posibilidad de llegar al mercado sin que le quiten los colmillos por completo. Al menos, eso es cierto en las economías más desarrolladas del mundo.

El Banco Central Europeo elude su compromiso con un euro digital

El Banco Central Europeo (BCE), que emite el euro, invitó al público a opinar sobre el desarrollo de un euro digital.

En su anuncio, el BCE dejó claro que no tenía intención de sustituir el dinero en efectivo. También estableció una distinción muy sosa entre cualquier potencial euro digital y criptoactivos. Después de señalar la legendaria volatilidad de la cripto como una diferencia, el anuncio se dirigió a las stablecoins, diciendo que carecían del respaldo de un banco central. Esto se llama mover los postes de la portería.

Si bien la invitación a la consulta no hizo muchas afirmaciones específicas sobre los mecanismos detrás de un euro digital, el BCE claramente está haciendo todo lo posible para distanciar su proyecto del estigma asociado con las criptomonedas. Es, por tanto, revelador que la palabra «blockchain» no aparece en el anuncio. Obviamente, está bajo consideración, de lo contrario, el banco seguramente señalaría la falta de una cadena de bloques como una distinción real y sustantiva entre las criptomonedas y su euro previsto, pero también es cierto que la palabra «blockchain» todavía está sujeta a mucho del mismo estigma y escepticismo que llevó al BCE a establecer distinciones con las criptomonedas en primer lugar.

Sin embargo, el desglose de las prioridades del BCE para un euro digital está claramente fijado en decidir entre la privacidad, la velocidad, la utilidad fuera de línea y la seguridad, lo que ofrecen las criptomonedas.

…con Rusia muy cerca

Para no ser superados, el Banco Central de Rusia lanzó una consulta pública notablemente similar a la del BCE, tanto en sus preocupaciones por un rublo digital como en evitar mencionar a la tecnología Blockchain.

El rublo no es la moneda global que es el euro. Ese era el caso incluso antes de que su valor se desplomara desde 2014, cuando las sanciones y la caída de los precios del petróleo pasaron factura a la participación de la Federación de Rusia en la economía mundial.

Dicho esto, Rusia ha estado tratando de aumentar el uso del rublo entre los países similarmente aislados de la economía global liderada por Occidente. No es sorprendente entonces que el anuncio del Banco Central de Rusia para la consulta pública no profundice en los temas de lavado de dinero. Lo cual, honestamente, podría ser bueno para el futuro comercio con un rublo digital.

Lecturas adicionales

Los abogados de Baker Hostetler escriben sobre el creciente precedente de las criptomonedas tras la victoria de la SEC sobre Kik.

Escribiendo para Reuters, Francesco Canepa y Tom Wilson explican las CBDC como una herramienta para vencer a las criptomonedas.

Coinbase publica un nuevo informe de transparencia sobre su colaboración con los gobiernos internacionales y las fuerzas del orden durante el primer semestre de 2020.

Sigue leyendo: