Las autoridades británicas divididas sobre la prohibición de la venta de productos de inversión en criptomonedas

Los responsables políticos del Reino Unido están divididos sobre si debe prohibirse la venta, comercialización y distribución de derivados y notas cotizadas (ETN) ligadas a criptomonedas cuando se trate de inversores minoristas. El Comité de Política Reguladora considera que la medida, adoptada en 2021, no está justificada en las circunstancias actuales.

El principal regulador británico, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA), impuso la prohibición en enero de 2021. Desde entonces, las empresas ya no pueden ofrecer productos derivados de criptomonedas, como futuros, opciones y ETN, a clientes minoristas.

La prohibición general se impuso a pesar de que el 97% de quienes respondieron a la consulta de la FCA se opusieron a la prohibición «desproporcionada», y muchos argumentaron que los inversores minoristas son capaces de evaluar los riesgos y el valor de los criptoderivados.

El 23 de enero, el Comité de Política Reguladora (RPC) -organismo público consultivo financiado por el Ministerio de Empresa, Energía y Estrategia Industrial- expuso sus razones contra la prohibición de la FCA.

Utilizando el análisis coste-beneficio, el RPC evaluó las pérdidas anuales de la medida en unos 268.5 millones de libras esterlinas (USD 333 millones). Como afirma el RPC, la FCA no proporcionó una explicación clara de lo que ocurriría específicamente en ausencia de la prohibición. Tampoco explicó la metodología y los cálculos para estimar los costes y beneficios en su momento. Sobre esta base, el RPC califica la prohibición en el nivel «rojo», lo que significa que no es adecuada para su propósito.

La reseña negativa del RPC no conduce necesariamente a la revocación directa de la legislación. Sin embargo, dada la vinculación del comité con el Departamento de Empresa, Energía y Estrategia Industrial, puede marcar la diferente forma de entender la regulación prudente por parte de la FCA y el gobierno.

El año pasado, las autoridades financieras británicas realizaron una serie de esfuerzos significativos para fomentar el desarrollo de la industria digital. Por ejemplo, se incluyeron los «criptoactivos designados» en una lista de operaciones de inversión que pueden acogerse a la Exención de Gestores de Inversiones.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.