La OCDE critica a varios países por sus inconsistentes leyes para gravar a las criptomonedas

Un estudio sobre los regímenes impositivos de todo el mundo en lo que respecta a las criptomonedas realizado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, u OCDE,  encontró que las leyes globales de impuestos a las criptomonedas son muy inconsistentes.

Fuente: Informe de la OCDE.

La forma en que se definen los criptoactivos varía mucho de acuerdo a cada jurisdicción. Las criptomonedas se definen más comúnmente como un «instrumento o activo financiero», seguido de un «producto básico o producto virtual». En los Estados Unidos, esta clase de activo permanece en su mayoría indefinida para efectos fiscales.

Fuente: Informe de la OCDE.

La misma inconsistencia es observada cuando se trata de determinar el primer evento imponible para los activos obtenidos por la minería de criptomonedas. El enfoque más común aquí es gravar las monedas en el momento de su creación, aunque algunas naciones optan por gravar la primera venta de las monedas minadas. Varias jurisdicciones emplean normas variables según la entidad involucrada.

El informe también señaló que la volatilidad inherente de los criptoactivos presentaba desafíos adicionales:

«Un alto nivel de volatilidad hace que la valoración sea compleja, aunque es clave para el cálculo del capital global y de las ganancias de capital y, por lo tanto, para establecer las consecuencias fiscales en el impuesto sobre la renta».

El informe sugiere que los legisladores deberían tener en cuenta el impacto ambiental de las diversas criptomonedas:

«Por consiguiente, el tratamiento fiscal de los costos de la electricidad asociados a la minería y del mecanismo de consenso de prueba de participación, que requiere un uso considerablemente menor de la electricidad, puede afectar a las consecuencias ambientales, en particular si los costos de la contaminación no se reflejan en los precios».

El documento instaba a los legisladores de todo el mundo a que aportaran mayor claridad a la tributación de los criptoactivos. Incluso en los casos en que se aplica el marco legal existente, se sugería que se establecieran directrices específicas para las criptomonedas «para promover la claridad y la certidumbre para los contribuyentes». También proponía normas tributarias simplificadas y exenciones para las pequeñas transacciones.

Sigue leyendo: