Fiscales esperan una declaración de culpabilidad de un presunto estafador de USD 7 millones

Se espera que Jon Barry Thompson, el operador acusado de un servicio de custodia de criptomonedas fraudulento con el que estafó por USD 7 millones a dos clientes, se declare culpable; los fiscales pretenden finalizar los procedimientos en septiembre.

«Las partes esperan llegar a una disposición sobre este asunto y respetuosamente solicitan que el tribunal fije una fecha de control en septiembre de 2020 para la entrada de esa disposición», escribió la fiscalía en una carta presentada al tribunal.

En abril, la abogada de Thompson, Peggy Cross-Goldenberg, indicó que ambas partes habían hecho «progresos sustanciales» hacia la disposición.

Cuatro cargos de fraude

Thompson fue acusado en septiembre de 2019 de cuatro cargos de fraude relacionados con su prestación de servicios de custodia de criptomonedas a través de su empresa Volantis Market Making. Después de ser arrestado en Pensilvania, Thompson fue liberado con una fianza de USD 500,000.

Los fiscales alegan que Thompson recibió USD 3 millones para financiar la compra de Bitcoin (BTC) en nombre de una empresa durante junio y julio de 2018. Thompson envió los fondos a una tercera entidad sin recibir primero ningún BTC, lo que resultó en la aparente pérdida de los fondos.

Después de supuestamente mentirle a la empresa sobre el estado de la transacción, Thompson convenció a una segunda empresa de que enviara USD 4 millones para comprar criptomonedas, lo que también dio lugar a que una parte importante de los fondos se enviara a un tercero sin que el cliente recibiera ningún BTC.

Thompson se enfrenta a dos cargos de fraude con productos básicos, cada uno de ellos con una pena de hasta 10 años de prisión, y dos cargos de fraude electrónico, cada uno con una sentencia máxima de hasta 20 años de prisión.

Thompson se enfrenta a una pena de hasta 60 años de prisión

Volantis también se enfrenta a cargos civiles presentados a través de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos de los Estados Unidos (CFTC), mientras que Thompson también se enfrenta a una demanda presentada por la empresa irlandesa Symphony FS, que se cree que le ha entregado los USD 4 millones a Volantis por servicios de custodia.

Sigue leyendo: