El ejecutivo de Wirecard que faltaba es encontrado en Bielorrusia; se sospecha la participación del FSB

Jan Marsalek, el ex director de operaciones de Wirecard que desapareció después de su supuesto viaje a Filipinas el mes pasado para perseguir los 2 mil millones de euros que faltan en los libros de la compañía, se encuentra en Bielorrusia.

Según los informes, Marsalek ingresó a Filipinas a través de Manila antes de volar a la ciudad de Cebú y luego a China en junio. Las autoridades filipinas dijeron que no había imágenes de Marsalek llegando a la ciudad, ni habían registros de un vuelo que salía desde Cebú hacia China.

Rastros de viaje forjados

Según el sitio web de informes de investigación, Bellingcat, el viaje del ex ejecutivo de Wirecard a Filipinas fue falsificado. Las investigaciones han señalado la participación del Servicio Federal de Seguridad de Rusia, o FSB, en ayudarlo a desaparecer en el aire al alterar la información de viaje de Marsalek. Explican que:

“El FSB tiene control completo sobre el servicio fronterizo ruso y, por lo tanto, sobre la base de datos centralizada de la frontera entre Rusia y Bielorrusia. Por lo tanto, cualquier manipulación de datos debería hacerse a instancias por el FSB, o al menos con el consentimiento de este. Si esto sucediera, indicaría una colaboración directa entre Jan Marsalek y el FSB … «

El FSB presuntamente comenzó a monitorear los viajes internacionales de Marsalek a principios de 2015 y habían dejado de rastrear su movimiento a finales de 2018. Se le encontró utilizando varios pasaportes diferentes, incluido un pasaporte diplomático de un tercer país. Los datos de inmigración del FSB sugieren que el servicio de seguridad de Rusia tenía un interés de larga data en Marsalek. Él mismo fue un visitante frecuente del país.

Como las autoridades filipinas creían que sus registros de inmigración al país fueron falsificados, se asumió que Marsalek se escondió en un país diferente. Según la investigación de, Bellingcat, Marsalek le dijo a un colega que se encuentra en un país donde «las mismas personas han estado en el poder durante los últimos 25 años». Los investigadores, plantearon entonces la hipótesis de que con el interés de Rusia en Marsalek, podría estar en un país con el mismo presidente durante los últimos 25 años. Rusia y Bielorrusia comparten una frontera exterior. Los datos obtenidos por Bellingcat mostraron que voló a Bielorrusia el 19 de junio y no abandonó el país desde entonces.

Como informó Cointelegraph anteriormente, Jan Marsalek se jactaba de tener vínculos con los servicios de inteligencia rusos y facilito documentos secretos sobre las armas químicas utilizadas en el Reino Unido.

Sigue leyendo: