Los reguladores y legisladores estadounidenses podrían estar revisando la legislación sobre los criptoactivos tras una semana salvaje de transacciones en la que los precios de Bitcoin se desplomaron hasta $15,000 en un momento dado.

Según un informe de Bloomberg del 20 de mayo, los reguladores financieros de Washington todavía no están seguros de cómo regular los mercados tan volátiles. El miércoles, mientras los reguladores bancarios testificaban en el Capitolio, el Vicepresidente de Supervisión de la Reserva Federal, Randal Quarles, habló de la falta de regulaciones suficientes, declarando:

“En la Reserva Federal estamos estudiando las distintas formas de abordar esta cuestión,”

  • La volatilidad de las criptomonedas no es una «preocupación sistémica» para la Fed, dicen los presidentes locales

Añadió que las agencias federales necesitan tiempo para estudiar el enfoque normativo adecuado antes de poder crear un marco de supervisión. Las autoridades estadounidenses siguen preocupadas principalmente por las actividades ilícitas asociadas a los activos digitales descentralizados, como la manipulación del mercado, el lavado de dinero y la creciente tendencia a los ataques de ransomware.

El demócrata de Texas Al Green le imploró a Quarles que ofreciera ideas sobre cómo el Congreso debería regular el mercado, declarando que: «Este es un asunto serio. Necesitamos su experiencia».

Los mercados de Bitcoin y las criptomonedas son volátiles por naturaleza: grandes correcciones de esta magnitud han sido la norma después de ascensos tan rápidos. Sin embargo, los reguladores financieros parecen desconcertados por este último desplome.

El Contralor de la Moneda en funciones, Michael Hsu, dijo que él y otros reguladores han discutido la creación de un grupo de trabajo interinstitucional sobre los tokens de criptomonedas. Por su parte, el presidente del Comité Bancario del Senado, Sherrod Brown, expresó por separado su preocupación por la volatilidad de las criptomonedas.

“Me dice que las empresas fintech y otras que operan fuera del sistema regulatorio pueden suponer un peligro. Todavía no conozco la solución, pero es motivo de preocupación.”

En una carta del 19 de mayo al Contralor de la Moneda en funciones, Michael Hsu, Brown expresó su preocupación por la autoridad de la OCC para conceder cartas a empresas financieras y no financieras. Mencionó específicamente a las empresas de criptomonedas Paxos, Protego y Anchorage, a las que se les concedieron cartas fiduciarias nacionales bajo el anterior jefe, Brian Brooks, que dejó la OCC para unirse a Binance.

Sherrod acusó a Brooks de favorecer a las empresas de criptomonedas, afirmando que: «Una empresa que no puede cumplir los rigurosos requisitos aplicables a otros bancos no debería estar autorizada a presentarse al público como un banco».

  • The Economic Times informa que el gobierno indio se replantea la prohibición de las criptomonedas

Le recomendó que la OCC vuelva a evaluar cualquier carta de fondo nacional condicional y detenga la aprobación de cualquier carta adicional a entidades no bancarias.

A principios de este mes, el presidente de la Comisión de Valores y Bolsa, Gary Gensler, les aconsejó a los legisladores sobre un cambio que, en su opinión, deberían hacer: concederle a la SEC una autoridad clara sobre los exchanges de criptomonedas.

Comentando la naturaleza altamente especulativa de Bitcoin, Gensler declaró que «podría llegar a cero o podría llegar a lo más alto, y esa es su naturaleza», añadiendo que actualmente existe un vacío en el sistema en lo que respecta a la regulación y la protección de los inversores.

Sigue leyendo: