El Colegio de Abogados de DC apoya a las criptomonedas como forma de pago

El Colegio de Abogados del Distrito de Columbia (DCB por sus siglas en inglés) se convirtió en el más reciente, publicando una opinión ética que establece que los abogados de la capital de la nación podrían aceptar criptos como forma de pago siempre que los honorarios sean razonables y objetivamente justos para los clientes. Según la DCB, cualquier abogado que acepte criptomonedas como pago también debe tomar «precauciones de seguridad competentes y razonables para salvaguardar esa propiedad». 

Otras asociaciones aceptan pagos en moneda digital

La DCB tiene actualmente unos 100.000 miembros, lo que la convierte en una de las asociaciones de abogados más grandes de EE.UU. que afirma que «no es poco ético que un abogado acepte criptos». 

El Colegio de Abogados de la Ciudad de Nueva York, a su vez, emitió una declaración en julio del 2019 en la que calificaba a este tipo de pagos como «transacciones comerciales», mientras que la DCB se refiere a ellos como «pago en bienes» en lugar de «pago en fiat». 

Los colegios de abogados de Nebraska y Carolina del Norte fueron las primeras organizaciones en emitir declaraciones sobre el uso de criptomonedas para abogados en 2018. El Colegio de Abogados de Nebraska señaló en particular a Bitcoin (BTC) y destacó los usos ilegales de la moneda digital, citando como ejemplo la Ruta de la Seda, el mercado de contrabando en internet famoso por sus vínculos con esa divisa.

Sin embargo, el Colegio de Abogados de Carolina del Norte puede haber emitido la opinión más escéptica hasta ahora al cuestionar la ética de las criptos como forma de pago. Aunque finalmente acordó que la criptomoneda es una forma de propiedad, recomendó que no se invirtiera en moneda virtual:

«La mayoría de la gente que conocemos considera a Bitcoin como «dinero turbio», y puede que consideren a los abogados que aceptan Bitcoin como «abogados turbios». ¿Se legitimará Bitcoin algún día a los ojos de la gente común y corriente? Tal vez, pero no por ahora.»

¿Por qué ahora?

Aunque la DCB considera que la criptomoneda es una «moneda alternativa volátil» que «plantea un desafío ético a los abogados», también admite que la moneda digital puede ser el futuro de todos:

«Los abogados no pueden detener las olas de cambio por más que quisieran, y las monedas digitales son cada vez más aceptadas como método de pago por los vendedores y proveedores de servicios, incluidos los abogados […] las normas son lo suficientemente flexibles para prever la protección de los intereses y la propiedad de los clientes sin rechazar los avances de las tecnologías».

Sigue leyendo: