Una CFTC renovada: ¿qué se espera de las nuevas candidatas de Biden para la regulación de las criptomonedas?

El 14 de septiembre, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dio a conocer sus elecciones para llenar dos puestos vacantes en la Comisión de Comercio de Futuros de Commodities (CFTC) de Estados Unidos. Además, el presidente nombró a Rostin Behnam, quien ha dirigido el regulador de derivados como presidente interino desde enero, para asumir el cargo de manera permanente.

Es poco probable que los nombramientos enfrenten serios obstáculos en su camino hacia la confirmación, ya que los nominados tendrán que asegurar una mayoría simple de votos en un Senado actualmente controlado por demócratas. ¿Qué puede esperar la industria de las criptomonedas de la CFTC si Behnam asume la presidencia permanente y Kristin Johnson y Christy Goldsmith Romero se unen a la agencia como comisionadas?

Fortaleciendo la comisión

En 2015, la CFTC se adelantó y definió Bitcoin (BTC) y otras monedas digitales como commodities en virtud de la Ley de Intercambio de Commodities de EE. UU., uniéndose a las filas de las agencias gubernamentales de EE. UU. involucradas en la regulación del espacio de las criptomonedas. La agencia también hizo valer su jurisdicción en los casos en que «se utiliza una moneda virtual en un contrato de derivados, o si hay fraude o manipulación que involucre una moneda virtual negociada en el comercio interestatal».

La CFTC, que está diseñada para ser de cinco miembros cuando cuenta con todo el personal, ha dependido de un presidente en funciones y dos comisionados este año. Heath Tarbert, el ex presidente, se marchó en marzo y Brian Quintenz dimitió a finales de agosto. Además, Dan Berkovitz, uno de los comisionados restantes, ha anunciado su intención de irse el 15 de octubre.

Las nominaciones se producen en medio de las críticas a la administración de Biden por tomarse su tiempo para cubrir puestos vacantes en varias agencias reguladoras clave, incluida la CFTC. Si se confirman, las nuevas incorporaciones a la agencia darán a los demócratas una mayoría de 3-1 en el panel.

De presidente en funciones a presidente permanente

El presidente interino Behnam ha estado con la CFTC desde julio de 2017, cuando juró como comisionado. Sirviendo bajo el presidente Giancarlo, amigable con las criptomonedas, Behnam ha hablado favorablemente de las monedas digitales y su potencial transformador en varias ocasiones.

Por un lado, hablando en una cumbre regulatoria en 2018, Behnam opinó que las criptomonedas, o monedas virtuales en el lenguaje de la CFTC, estaban destinadas a convertirse en «parte de las prácticas económicas de cualquier país, en cualquier lugar», observando acertadamente que «algunos lugares, pequeñas economías, pueden volverse dependiente de los activos virtuales para sobrevivir». Finalmente, Behnam reconoció los límites al alcance de los reguladores si las monedas digitales continúan proliferando:

“Estas monedas estarán fuera de los intermediarios monetarios tradicionales, como el gobierno, los bancos, los inversores, los ministerios u organizaciones internacionales”.

Recientemente, el jefe interino de la CFTC habló sobre la necesidad de mantener una conversación constructiva entre los formuladores de políticas y los innovadores en el campo de la tecnología financiera y cómo es urgente mantener la innovación estadounidense en casa. En comentarios en marzo de 2020 sobre una acción de la Comisión relacionada con las criptomonedas, Behnam declaró:

«Durante mucho tiempo he abogado por una conversación más inclusiva con respecto al advenimiento de la tecnología financiera, creyendo que un examen y una discusión exhaustivos de la tecnología dentro de nuestro marco legal y regulatorio actual servirán mejor a los tecnólogos, participantes del mercado y clientes».

Parece lo que la industria anhela, ¿no es así? Sin embargo, sería prematuro basar las expectativas de las políticas futuras del regulador de derivados únicamente en estas declaraciones. Después de todo, como cualquier regulador financiero de EE. UU. cuyo objetivo legal es la protección de los participantes del mercado en primer lugar, siempre se puede esperar que la CFTC pecará de cautelosa cuando se perciba que la innovación está en desacuerdo con la seguridad del consumidor.

Al comentar sobre el reciente acuerdo entre BitMEX con la CFTC y FinCEN, Behnam señaló: «La CFTC tomará medidas inmediatas cuando las actividades que afecten los mercados jurisdiccionales de la CFTC planteen preocupaciones sobre la protección de los clientes y consumidores».

Nuevas comisionadas

Las dos elecciones de Biden para los puestos vacantes de comisionados de la CFTC son la profesora de derecho de la Universidad de Emory, Kristin Johnson, y Christy Goldsmith Romero, la actual inspectora general especial del Programa de Alivio de Activos en Problemas, una agencia federal de aplicación de la ley que se ocupa de los delitos financieros relacionados con el programa de rescate del gobierno de EE. UU. 

El reciente trabajo de la profesora Kristin Johnson se centra en las implicaciones de las tecnologías financieras emergentes, incluida la tecnología de registros distribuidos (DLT) y la inteligencia artificial (IA) para la regulación financiera. Antes de sus nombramientos académicos en Emory y, antes de eso, en Tulane, trabajó en finanzas corporativas, sobre todo como asesora general adjunta y vicepresidenta de JP Morgan.

En su calidad de inspectora general del TARP, Christy Goldsmith Romero investiga delitos de instituciones financieras relacionados con rescates ejecutados bajo el programa. En esta función, trabaja en estrecha colaboración con la SEC, una agencia en la que anteriormente se desempeñó como asesora principal en la división de cumplimiento.

Grandes expectativas

Aparentemente, el trío parece ser una combinación ganadora de un presidente amigable con la innovación, un erudito legal con un profundo conocimiento de la tecnología financiera de vanguardia y un investigador experto en delitos financieros.

Daniel Davis, socio del bufete de abogados Katten Muchin Rosenman LLP y ex asesor general de la CFTC, cree que cada una de las elecciones de Biden tiene el potencial de generar cambios positivos para la regulación de las criptomonedas. El presidente interino Behnam, si asume el cargo de forma permanente, estará en una excelente posición para hacer avanzar la conversación regulatoria.

Además de eso, la Sra. Johnson y la Sra. Goldsmith Romero aportan excelentes credenciales relacionadas con las criptomonedas a sus posibles roles como comisionadas. Davis señaló además con respecto a los dos nominados:

“Ambas han impartido cursos en la facultad de derecho relacionados con las criptomonedas. La Sra. Johnson también ha escrito extensamente sobre temas como la regulación de los servicios financieros y cómo las finanzas descentralizadas (DeFi) podrían encajar dentro de la estructura regulatoria actual con algunas ideas innovadoras. Uno esperaría que los problemas relacionados con las criptomonedas formaran una parte importante de sus respectivas agendas si se confirmaran».

Desde este punto de vista, es realmente tentador ver los posibles refuerzos de la CFTC con optimismo, pero con algunas reservas. Por un lado, como muestra el ejemplo del actual jefe de la SEC, Gary Gensler, tener conocimientos sobre finanzas digitales y enseñar clases de blockchain en una de las mejores universidades no se traduce necesariamente en convertirse en el aliado de la industria de las criptomonedas cuando la persona asume un alto cargo en una agencia reguladora.

Sigue leyendo: