Un proyecto de arte digital vendió $10 millones de dólares en Tokens no Fungibles en cuatro días

Hashmasks, un nuevo proyecto de token no fungible (NFT), ha recaudado más de 7,600 ETH (alrededor de $10 millones de dólares) de la venta de más de 15,300 tarjetas coleccionables digitales.

El propietario de Hashmasks #1 vendió su tarjeta con el nombre del ex presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, por alrededor de 97 Ether (ETH), lo que equivale a más de $126,000 al precio actual de Ether.

Hashmasks #1 fue adquirido por 0.1 ETH de acuerdo con el calendario de recaudación en el sitio web del proyecto, lo que significa que el recolector original obtuvo una ganancia del 96,900% sobre la inversión inicial.

Al momento de escribir este artículo, ahora cuesta 1.7 ETH comprar una Hashmask con solo alrededor de 730 restantes a ese precio. En las dos últimas épocas de precios, las NFT restantes estarán disponibles por 3 ETH y 100 ETH respectivamente. El proyecto ya ha recaudado más de $10 millones de la venta de más de 15.000 Hashmasks.

Según los informes, cada Hashmask está diseñada para ser una pieza única que es en parte arte digital y en parte coleccionable digital. Se dice que cada carta posee cinco características básicas: máscara, personaje, color de ojos, color de piel y objeto, todas con diversos grados de rareza.

Calendario de distribución de las Hashmasks. Fuente: https://www.thehashmasks.com/

Actualmente, los holders de tarjetas no conocen la identidad de las Hashmasks que poseen y la revelación final está programada para el 11 de febrero. Los propietarios también pueden nombrar sus NFT usando el token de cambio de nombre del proyecto, o NCT.

Cada Hashmask acumula 10 NCT por día y cuesta alrededor de 1,830 NCT facilitar un cambio de nombre. De acuerdo con las reglas del proyecto, dos cartas no pueden llevar el mismo nombre, lo que hace que la designación del título sea otra capa de singularidad.

Los primeros usuarios ya han comenzado a nombrar sus tarjetas con el nombre de criptofiguras populares como Satoshi Nakamoto y Vitalik Buterin. Otros han optado por hacer declaraciones directas como «CSW no es Satoshi» al nombrar sus cartas.

Hashmasks es el último proyecto en el nicho en expansión de NFT. En enero, una tarjeta CryptoPunk se vendió por 605 ETH (alrededor de $750,000 en ese momento).

Según la lista de Hashmasks en el mercado OpenSea NFT, el lote más caro a la venta tiene un precio de más de 900 ETH. Si se vende, podría convertirse en el NFT más caro de la historia del mercado.

Como informó anteriormente Cointelegraph, el auge de los tokens no fungibles o NFT está reuniendo a artistas y coleccionistas con apetito por el arte digital. Sin embargo, el fundador de Fortnite, Tim Sweeney, ha dicho que el sector de los mercados emergentes sigue siendo un «caos especulativo«.

Sigue leyendo: