Un nuevo proyecto de ley de Nueva York propone prohibir la minería de criptomonedas durante 3 años por cuestiones de carbono

Los mineros de criptomonedas de Nueva York podrían verse sometidos a un paro forzoso de tres años si se aprueba en el Senado estatal el último proyecto de ley centrado en el medio ambiente.

El proyecto de ley 6486 del Senado de Nueva York fue propuesto por el senador demócrata Kevin S. Parker, presidente del Comité de Energía y Telecomunicaciones, y copatrocinado por la también senadora demócrata Rachel May, presidenta del Comité de Envejecimiento y de la Comisión Legislativa de Recursos Rurales.

El proyecto de ley aún no ha recibido el respaldo generalizado de otros senadores, aunque los demócratas controlan la Cámara Baja y el Senado.

El proyecto de ley pretende «establecer una moratoria sobre el funcionamiento de los centros de minería de criptomonedas», para frenar el impacto medioambiental de la minería de criptomonedas basada en los combustibles fósiles en particular.

También pretende aplicar una normativa más estricta para los centros de minería, como el requisito de someterse a una revisión del impacto ambiental, lo que impediría la minería de criptomonedas si la instalación no cumple con los objetivos de cambio climático de Nueva York.

El proyecto de ley fue remitido al Comité de Conservación del Medio Ambiente el 3 de mayo y afirma actuar de acuerdo con la «Ley de Liderazgo Climático y Protección de la Comunidad» de Nueva York, en la que se establece que:

“Una sola transacción de criptomonedas utiliza la misma cantidad de energía que un hogar estadounidense promedio utiliza en un mes; el nivel estimado del uso de energía global es equivalente al del país de Suecia.”

«Es razonable creer que las emisiones de gases de efecto invernadero asociadas perjudicarán irremediablemente el cumplimiento de la Ley de Liderazgo Climático y Protección de la Comunidad, contraviniendo la ley estatal», añade el proyecto de ley.

La Ley de Liderazgo Climático y Protección de la Comunidad se aprobó en 2019 y estableció objetivos como que el 70% de la energía utilizada para 2030 sea renovable, que el 100% de la electricidad utilizada para 2040 sea de cero emisiones, y que se reduzcan 22 millones de toneladas de carbono a través de la eficiencia energética y la electrificación.

La minería de criptomonedas ya es un tema candente en Nueva York: un ejemplo de esto es la propuesta de expansión de la planta de Bitcoin a gas de Greenbridge en el lago Seneca. Al parecer, la planta tiene planes para alimentar hasta 27,000 ordenadores que funcionarán las 24 horas del día para minar Bitcoin.

El grupo ecologista Seneca Lake Guardian está indignado con la propuesta, y declaró en un llamamiento a la acción publicado el 1 de febrero que: «Cuomo no puede liderar el cambio climático y apoyar la expansión de Bitcoin en Seneca».

Hablando en respuesta a las potenciales operaciones de minería de criptomonedas de Greenbridge, Yvonne Taylor, vicepresidenta del grupo medioambiental Seneca Lake Guardian, señaló que:

“Estamos hablando de quemar más combustibles fósiles para ganar dinero falso en medio del cambio climático, lo que consideramos una locura.”

Hay movimientos en todo el mundo para regular la minería de criptomonedas a la luz de los objetivos de carbono, especialmente en China, que representa aproximadamente el 65% de la potencia de hashing de Bitcoin del mundo.

El 27 de abril, Pekín envió un «aviso de emergencia» para llevar a cabo controles en los centros de datos que participan en la minería de criptomonedas; el CCP supuestamente está trabajando para imponer una supervisión más estricta a la minería de criptomonedas en la nación, en medio de la preocupación de no cumplir con el «plan quinquenal» de China centrado en el cambio climático.

Sigue leyendo: