Un millonario realmente está regalando Bitcoin, pero ¿es eso algo bueno?

El millonario filántropo Bill Pulte regaló cerca de $150.000 este año en un intento de promover la adopción masiva de las criptomonedas. Sin embargo, a algunos críticos les preocupa que pueda estar dando inadvertidamente cierta legitimidad a las masas de estafadores que utilizan falsos regalos para engañar a los nuevos usuarios de las criptos.

Otros creen que es un intento de «auto-servicio» a fin de construir su perfil público. Pulte tiene casi 3.000.000 de seguidores en Twitter, más que los 10.000 que tenía en julio del 2019.

En un post del 9 de julio en la cuenta de Twitter de Pulte, el millonario dijo que donaría fondos a través de CashApp a los usuarios que retwitearan o comentaran sus posts. Al día siguiente había regalado $625 a seis de sus seguidores para comprar Bitcoin (BTC). Según Pulte, las donaciones deberán ser usadas para comprar esa criptomoneda porque «será más valiosa en el futuro».

En total, Pulte regaló $5625 en lo que va del mes y más de $18.000 el mes pasado. La mayoría de los regalos de Pulte en los últimos meses fueron en efectivo y automóviles gratis para algunos, pero el millonario está a favor de regalar criptos como un medio para «fortalecer la adopción».

«La comunidad cripto está perdiendo mucho tiempo. Si quieren una adopción masiva, tienen que difundirla en Twitter y en las redes sociales […] Las criptomonedas pueden ayudar a los sectores más pobres del mundo, especialmente a los que están desbancarizados». Como filántropo, quiero por lo tanto promover la adopción».

Pulte mantiene una lista activa de todos los beneficiarios de sus ofertas, con regalos que, según se informa, oscilan entre $10 y $15.000 este año. Como nieto del multimillonario William John Pulte, heredó parte del patrimonio de su abuelo. A partir de diciembre del 2019, Pulte afirma ser dueño de 11 BTC – ahora valorados en más de $100,000.

Por cada oferta legítima…

Los regalos de Pulte parecen genuinos, tiene una cuenta verificada, no ha sido tímido a la hora de aceptar entrevistas y tiene el respaldo de Donald Trump y de YouTubers de alto perfil.

Sin embargo, casi todos los que alguna vez han estado involucrados con las criptomonedas probablemente vieron una estafa que involucraba regalos gratuitos, y las redes sociales como Twitter suelen ser la puerta de entrada. El «regalo» suele implicar que el usuario envíe una pequeña cantidad de criptos para «verificar su dirección» con el fin de obtener una cantidad mucho mayor. Por supuesto, nunca reciben nada.

Según Ilia Rozhnov, jefe del equipo de Protección de Marcas de Group-IB en la región de Asia-Pacífico, una empresa de ciberseguridad, los falsos regalos de criptomonedas están «entre los trucos favoritos de los estafadores». Group-IB ha observado los peligros de los estafadores que se aprovechan de regalos legítimos. 

«Los falsos regalos afectan en gran medida la reputación de las marcas y las celebridades cuyos nombres están siendo usados por los estafadores», dijo. «Es esencial que los propietarios de marcas vigilen y bloqueen constantemente cualquier tipo de fraude online que utilice sus nombres».

El equipo de Rozhnov detectó un claro ejemplo en el 2018, cuando una falsa cuenta de Twitter que fingía ser el fundador de Telegram, Pavel Durov, anunció una falsa entrega de criptomonedas como respuesta a un Tweet real sobre un corte de energía en la red. Según Group-IB, los estafadores engañaron a los usuarios con $59.500 en cuestión de horas.

Pulte regala dinero a sus seguidores para comprar BTC, lo que significa que alguien podría estafar a personas desesperadas y desprevenidas pretendiendo ser él. 

Cointelegraph informó que los estafadores robaron unos $24 millones solamente en lo que va del año 2020. Varios de ellos se han hecho pasar por Elon Musk de SpaceX y el CEO de Coinbase, Brian Armstrong.

¿Ayudar a los pobres o ayudar de manera pobre?

Cameron LeBlanc de Fatherly dijo que las acciones de Pulte parecían tener poco que ver con la «filantropía de Twitter», como él dice, y más con la imagen:

«Por su cara, parece agradable, un tipo muy generoso que da a los que tienen poco. Pero cuando lo piensas y miras cómo Pulte lo está haciendo, todo el asunto es deprimente. Se trata de un tipo que, por un accidente de nacimiento, heredó un montón de dinero delante de gente que no lo hizo, un esfuerzo egoísta para construir un perfil público en torno al sentimiento en lugar de un impacto real.»

Cointelegraph contactó a Bill Pulte para pedirle su opinión y actualizará esta historia si recibimos respuesta.

Sigue leyendo: