Un investigador del MIT dice que «los ataques de PoW no siempre son obvios»

Hablando en un panel de la conferencia digital Unitize, sobre los ataques de proof-of-work (prueba de trabajo) o PoW, James Lovejoy, de la Iniciativa de Moneda Digital del MIT, o DCI, dijo que los ataques 51% podrían no ser evidentes, a pesar de la naturaleza pública de blockchain.

Las blockchains no siempre muestran los ataques de 51% a simple vista, explicó Lovejoy en el panel del 9 de julio. «Se necesita de un observador activo para monitorear la red, para que verifique si se produce o no un ataque», dijo.

Lovejoy tiene un rastreador de reorganización de blockchain

Para su tesis de maestría de DCI, Lovejoy creó un rastreador de reorganización de blockchain, o rastreador de reorganización, que examina los ataques de 51%, detalló en el panel.

El experto explicó que investigaciones recientes muestran que los ataques de 51% son más plausibles de lo que se pensaba. Describió la viabilidad de tales reorganizaciones entre activos en el cripto espacio, dadas las diversas tasas de hash de esos activos, los costos asociados con los ataques y otros factores.

Las víctimas reciben el primer golpe de un ataque

Para cuando el mercado descubra el juego sucio en una blockachain sin rastreador, la gente ya puede haber sufrido las repercusiones. «Hasta ahora hemos dependido de las víctimas para que nos digan si han sido atacadas», dijo Lovejoy.

«Como se puede imaginar, si esto resulta en insolvencia o pérdida de fondos de los usuarios, las víctimas a menudo no están muy interesadas en revelar cuándo se ha producido un ataque», agregó. Lovejoy también detalló una gran cantidad de otra información pertinente y hallazgos durante el panel.

Múltiples ataques del 51% han surgido en los últimos años, plagando proyectos como Ethereum Classic y Bitcoin Gold, que muestran un comportamiento tan infame como lejos de ser imposible.

Sigue leyendo: