Top criptonoticias de la semana: Corrección precio de Bitcoin, ¿precio XRP camino a 1 dólar?, volumen de operaciones cae en diciembre y mucho más

Ya las cosas se están calmando. Es decir, no hay tanta locura. El impulso se ha estancado. Y, con la pérdida del volumen y la volatilidad, da la impresión que la acción lateral ha llegado para instalarse por un tiempo. Claro que todavía el nivel de codicia está por las nubes. Lo que indica que no podemos descartar más descensos. Pero, calma, pueblo. Estamos hablando de Bitcoin. Aquí puede pasar cualquiera cosa. En cualquier momento, puede cambiar todo. Y vuelve la locura. 

Ahora bien, hablemos de las criptonoticias más populares de la semana. 

Por supuesto que la resistencia de los $20K es muy fuerte. Tenemos años presentando esa cima como la gran barrera y es natural que tenga su carga psicológica. Pese al gran aumento de los últimos meses, sería sensato pensar que nuestro trayecto hacia nuevos máximos será escalonado. El dólar está buscando fortalecerse y los mercados financieros en todo el mundo han estado registrando bajas debido a datos económicos un tanto desfavorables a raíz de la última ola del coronavirus. Eso también tiene su efecto en Bitcoin. 

Claro que esas correcciones en el precio son normales. Una barrera de esa importancia no se rompe así de fácil. Se requiere más tiempo y más pruebas. Debemos recordar que el precio es algo que se descubre. Y no me sorprendería que tengamos un par de meses en lateral antes de zarpar vuelo. 

¿Podríamos bajar a los $15K? Claro que es posible. Pero pienso que cualquier descenso de este tipo será pasajero. Estamos en un periodo de incertidumbre. Pero, para el próximo año, nos esperan muchas cosas buenas. Nuevos estímulos, mayor crecimiento económico, nuevos anuncios, etc. 

En términos generales, considero sensata la idea de tener una moneda de curso legal. Es decir, los esfuerzos de los Gobiernos por controlar el flujo de capitales con la intención de mantener la estabilidad monetaria no me parecen una labor particularmente malvada. En el pasado, se ha experimentado con sistemas de banca libre y el caos es simplemente demasiado. Es decir, el exceso de monedas privadas operando sin control alguno y de manera simultánea puede causar un escenario de Salvaje Oeste bastante indeseable. Francamente, pienso que las autoridades no se quedarán con los brazos cruzados con el surgimiento de una moneda privada a gran escala. 

Bitcoin como moneda global es ciertamente una amenaza para las políticas monetarias de las mayorías de los países. Claro que me estoy refiriendo específicamente a Bitcoin como «moneda revolucionaria». Toda esta narrativa de la abolición del dinero fiat, la separación del Estado y la economía, el fin de los bancos centrales, etc. O sea, la revolución libertaria. Ese Bitcoin seguramente tendrá muchos problemas. 

Sin embargo, Bitcoin como inversión alternativa no tendrá tantos problemas. Este es el Bitcoin comprado por los fondos de cobertura, las oficinas familiares, el capital de riesgo, y los inversores minoristas. Ese Bitcoin podría coexistir en plena armonía con el sistema actual. En este caso, los Gobiernos se podrían adaptar al cambio con cierta facilidad. Sobre todo, con la implementación de una regulación adecuada que permita un sano grado de fiscalización. Mi esperanza es que con la llegada de sangre nueva a la comunidad cripto las facciones más radicales quedarán opacadas por una nueva mayoría mucho más sensata. 

Cuando hablamos de capital institucional en realidad estamos hablando del dinero de muchas personas siendo administrado por terceros. En la categoría “muchas personas”, debemos incluir al ciudadano común. Es decir, en muy poco tiempo medio mundo tendrá dinero invertido en Bitcoin, directa o indirectamente. Esto podría crear un escenario de “too big to fail”. Porque todos estos sindicatos, organizaciones y grupos con dinero en Bitcoin tienen bastante poder político. En fin, Bitcoin como inversión alternativa tiene un futuro muy prometedor. ¿Bitcoin, la moneda revolucionaria? ¿El fin del dólar? No sé

Bueno, no solo es el fuerte rechazo en los $20K. También es una disminución importante en el volumen y la volatilidad que nos está indicando claramente que estamos perdiendo impulso. Nuestro soporte más inmediato podría ser la media de los 20 días que se ubican cerca de los $16K. Ahora bien, este no es el fin del mundo. Las correcciones son necesarias. Y el mercado necesita estos periodos. Con el dólar rebotando y la incertidumbre invadiendo los mercados, los descensos son naturales. 

Claro que todo parece indicar que esta desaceleración del impulso es pasajera. De hecho, es una oportunidad de compra. Para nada es una razón para el desánimo o la preocupación. Porque este leve pesimismo que están experimentando los mercados en estos momentos está motivado por la situación en el corto plazo. En el largo plazo, sin embargo, hay bastante optimismo. Es decir, hay luz al final del túnel, pero con altibajos en el camino. 

Durante este boom, todo es posible. Muchas altcoins se han beneficiado del alza de Bitcoin. Porque el entusiasmo se contagia. Claro que es posible un repunte a 1,00 dólar. Sin embargo, debo reconocer que yo le perdí confianza a Ripple. No estoy diciendo que los especuladores no pueden aprovechar los vaivenes del precio para obtener una ganancia a corto plazo. Eso es válido. Adelante. Mi problema tampoco yace en su centralización. En lo personal, no tengo problema alguno con la centralización per se. Google y Amazon son organizaciones centralizadas y eso no quiere decir que sean malas inversiones. 

Mi desencanto con Ripple yace en su gerencia. Esta gerencia ha demostrado en incontables ocasiones que le importa tres pepinos los inversores de XRP. Por muchísimo tiempo, las ventas masivas de XRP por parte de la compañía ha sido el factor número uno en la baja de los precios. Es decir, la gerencia ha desangrado a sus inversores sin piedad para financiar sus proyectos. Entonces, en el caso de Ripple, unos fundamentales fuertes no necesariamente implican un alza en los precios de XRP. Porque, para Ripple, la prioridad es la compañía, no los inversores de XRP. En el momento menos pensado, diluyen su precio con ventas masivas. La especulación podría causar el repunte. ¿Y Flare Network? Eso tal vez sea bueno para la compañía. Pero ¿será buena para XRP?

¡Ah, las misteriosas ballenas! La ballena es un comodín que normalmente se usa para explicar lo inexplicable. ¿Qué está pasando? Debe ser una ballena. Es muy fácil inventar razones para explicar los vainas de precios. Pero el uso de las ballenas es particularmente efectivo en algunos casos, porque es algo que no se puede asegurar o refutar a ciencia cierta. Todo queda en el misterio. 

Lo cierto es que los mercados por lo general no escuchan razones. En la mayoría de los casos, es el humor general en el ambiente lo que juega un rol. Las razones son algo que normalmente vienen después. ¿Hay optimismo? ¿Hay miedo? El asunto es que, cuando el precio llega a $20K, muchos sentimos una voz que nos dice que lo mejor es esperar un poco más para volver a comprar. Nos volvemos cautelosos. De manera intuitiva, pensamos que debemos esperar la llegada del 2021 para tomar decisiones más arriesgadas.