SingularityNET se deshizo de Ethereum por Cardano citando problemas de velocidad y costo

SingularityNET, la compañía de inteligencia artificial que está detrás del expresivo robot Sophia, está «discutiendo seriamente» una migración desde Ethereum a Cardano, después de anunciar una colaboración con IOHK.

IOHK está dirigida por el fundador de Cardano, Charles Hoskinson, e impulsa el desarrollo de la plataforma blockchain.

SingularityNET es una plataforma de IA que le permite a cualquiera crear, compartir y monetizar servicios de IA a escala. El posible paso a Ethereum está impulsado por las preocupaciones en torno a la velocidad y los costos que se han visto muy afectados últimamente por la demanda de las plataforma DeFi, con el costo de gas llegando a un máximo de USD 17 por transacción. El equipo también tiene dudas sobre la viabilidad de Ethereum 2, que se ha estado desarrollando durante los últimos años pero que todavía está lejos de ser una solución práctica.

«Los problemas actuales de velocidad y costo de la blockchain de Ethereum han aumentado la urgencia de explorar alternativas para apuntalar la blockchain de SingularityNET», dijo el Dr. Ben Goertzel, CEO y fundador de la Fundación SingularityNET. Dijo que la asociación ayudará a impulsar el desarrollo de Cardano y a escalar los servicios basados en SingularityNET:

“La transición de SingularityNET a las modernas blockchain como Cardano es una ruta clara para lograr el escalado y la velocidad, y la finalización de la puerta de enlace fiat a cripto eliminará el requisito de que los usuarios finales de los servicios basados en SingularityNET se ocupen de la infraestructura de criptomonedas”

Si SingularityNET sigue adelante con el plan, cambiaría su token AGI nativo desde ERC20 a Cardano y abandonaría completamente el lenguaje de programación Solidity a favor de Plutus para crear contratos inteligentes. El Dr. Goertzel le dio un golpe a los defectos de Solidity diciendo:

“Como un lenguaje completo de Turing sin simples mecanismos dedicados para crear más limitados Lenguajes de Dominio Específico (DSLs), Solidity presenta desafíos significativos para la verificación formal de programas y los métodos de análisis que son críticos para la seguridad en la Internet de hoy.”

El Dr. Goertzel cree que el futuro es multicadena, por lo que hay una buena posibilidad de que el equipo no se aleje completamente de Ethereum. En una entrevista con Charles Hoskinson de la IOHK, dijo que al ser un proyecto descentralizado, la comunidad y el mercado son los que deciden:

«Si la parte de Cardano funciona mucho mejor… entonces todo debería migrar allí», dijo. «Si resulta que la porción de Ethereum es más útil para algunos propósitos, la porción de Cardano es útil para algunos propósitos, entonces que así sea, ¿cierto?»

SingularityNET tiene una gran visión de futuro, con uno de los aspectos importantes llamado Inteligencia General Artificial (AGI), una hipotética inteligencia mecánica que tiene la capacidad de entender o aprender cualquier tarea intelectual que un ser humano pueda.

La red tiene como objetivo crear un ecosistema en el que una variedad de diferentes IA puedan colaborar y subcontratar tareas a otras IA. Para el Dr. Goertzel, la diversificación y descentralización de la IA es muy importante, ya que la mayoría de los proyectos de IA son propiedad de grandes empresas de tecnología. Espera que Cardano acelere este proceso:

“Los fundamentos de programación funcional completamente formalizados de Cardano tienen el potencial de proveer una base rica y flexible para implementar aspectos avanzados del diseño de SingularityNET, pero de igual manera, tienen la fuerte promesa de proveer una base segura y confiable para las operaciones básicas y avanzadas de la red.”

SingularityNET afirma ser la primera plataforma que permite a las diferentes IAs comunicarse entre sí y compartir datos, al tiempo que conecta a los desarrolladores y usuarios. La compañía también está detrás del robot más sofisticado y expresivo hasta la fecha, Sophia, y ha solicitado la ciudadanía para el robot con el gobierno maltés.

Sigue leyendo: