Según un estudio el 89% se preocupa por lo que pueda pasar con sus criptomonedas después de morir

La mayoría de los jóvenes holders no tienen ningún tipo de plan para transferir sus activos digitales cuando mueran.

Según una encuesta realizada a 1.150 participantes entre octubre del 2019 y junio del 2020 por el Instituto de Cremación, la mayoría de los holders de criptomonedas se preocupan por el traspaso de sus activos después de su muerte, pero una gran cantidad de ellos no utiliza ni testamentos, ni fideicomisos, ni instrucciones adecuadas para los beneficiarios. Esta falta de preparación, según el instituto, se debe a la falta de servicios de sucesión centrados en las criptos y a la falta de reglamentación gubernamental.

El estudio registró que el 89% de los inversionistas dijeron que se preocupaban en cierto nivel por la posibilidad de que sus criptoactivos fueran transferidos a sus familiares o amigos después de su muerte, mientras que ninguno de los encuestados dijo que «no estaba en absoluto» preocupado.

Cremation Institute

Fuente: Instituto de Cremación

Sin embargo, es más que probable que las generaciones más jóvenes – aquellas entre 18 y 40 años – no tengan ningún tipo de plan para sus activos digitales cuando fallezcan. Solo el 65% de los Millennials y el 41% de los Zoomers dijeron que habían dejado algún tipo de instrucción para sus criptoactivos. Las generaciones mayores – 86% de los de la Generación X y 94% de los Baby Boomers – reportaron tener un plan para heredar sus criptomonedas.

Cremation Institute

Para los que informaron tener un plan, la mayoría – 65% – dijeron que dejaron instrucciones para sus bienes alrededor de la casa donde supuestamente un beneficiario podría encontrarlos fácilmente. Únicamente el 2% usó medidas seguras como cajas de seguridad, y el 32% dijo usar memorias USB o computadoras para guardar las instrucciones. 

El estudio concluyó que los holders eran cuatro veces menos propensos a usar testamentos para las herencias – 7%, comparado con el 32% de los inversionistas no relacionados con el cripto espacio – un resultado que el instituto llamó «bastante alarmante».

Activos digitales perdidos

Según Adam Binstock del Instituto de Cremación, el estudio se realizó después de «escuchar historias de horror de personas que murieron con sus activos».

La compañía de seguros Coincover estima que cerca de 4 millones de Bitcoin (BTC) – o sea, más de $37.000 millones – están efectivamente fuera de circulación después de que se haya perdido el acceso.

Uno de los incidentes más famosos en donde un gran número de criptoactivos supuestamente se perdió después de su muerte es el de Gerry Cotten, el fundador de QuadrigaCX. Cuando murió en la India en el 2018, sin haber entregado nunca las llaves de $145 millones en tokens, muchos sospecharon que había fingido su propia muerte. Sin embargo, la Comisión de Valores de Ontario informó que el exchange era en realidad un esquema Ponzi creado por Cotton.

Otro caso en el 2017 involucró a un hombre que acumuló una gran cantidad de Bitcoin en Coinbase, pero murió sin dejar instrucciones a su familia sobre cómo acceder a ellos. La familia pudo presentar pruebas de su muerte y su relación con la plataforma para poder acceder a los fondos. Si sus fondos no hubieran estado en un exchange con base en los EE. UU. o si no ellos mismos no hubieran sido ciudadanos estadounidenses, el proceso podría haber sido mucho más complicado.

Algunas empresas están poniendo en marcha servicios para resolver estos problemas. Inheriti, un servicio de herencia de activos digitales de la plataforma Safe Haven está ahora en fase beta y será lanzado pronto. El informe del Instituto de Cremación afirma que el abogado de McLeod Law, Matthew Burgoyne, cree que habrá un aumento en el número de servicios de terceros basados en la IA que gestionan las claves privadas en caso de muerte.

El Instituto de Cremación está compuesto por expertos, colaboradores e investigadores que «crean importantes recursos para el final de la vida de los individuos y las familias».

Sigue leyendo: