Rostin Behnam señala a LedgerX, regulado por la CFTC, como caso de éxito en medio del colapso de FTX

El presidente de la Comisión de Comercio de Futuros de Productos Básicos (CFTC), Rostin Behnam, ha citado a LedgerX, la plataforma estadounidense de criptoderivados y compensación que no formó parte de la presentación del Capítulo 11 de FTX Group, como ejemplo de cómo la regulación de las empresas que manejan criptomonedas podría beneficiar a los consumidores estadounidenses.

En una audiencia del 1 de diciembre del Comité de Agricultura del Senado en la que se analizó el colapso de FTX, Behnam dijo que LedgerX había estado esencialmente «resguardada» de muchas de las empresas del FTX Group -incluidas las que se declararon en quiebra-, lo que proporcionó una ventana reguladora para la CFTC. El presidente de la entidad dijo que LedgerX era «sano», «solvente» y «operativo» en comparación con otras entidades de FTX.

«Las limitaciones de nuestra autoridad se detienen en LedgerX», dijo Behnam. «Por esas mismas razones por las que se nos impidió ir más allá de la entidad regulada, las otras entidades de FTX no pudieron invadir LedgerX y tomar potencialmente el dinero de los clientes, lo que obviamente, como regulador, es la prioridad».

En su testimonio escrito para la audiencia, el presidente de la CFTC dijo:

«Muchos informes públicos indican que los fallos de segregación y seguridad de los clientes en las entidades de FTX en quiebra dieron lugar a que enormes cantidades de fondos de clientes de FTX fueran malversadas por Alameda para sus operaciones personales. Pero los bienes de los clientes en LedgerX -la entidad regulada por la CFTC- han permanecido exactamente donde deben estar, segregados y seguros. Esto es una regulación funciona».

El presidente de la CFTC, Rostin Behnam, se dirige a la Comisión de Agricultura del Senado de EEUU el 1 de diciembre

Behnan añadió que FTX había informado de que LedgerX tenía «más dinero que todas las demás entidades deudoras de FTX juntas» en sus declaraciones de quiebra. El presidente de la CFTC, la presidenta del comité, la senadora de Michigan, Debbie Stabenow, y el miembro de mayor rango, el senador de Arkansas, John Boozman, apuntaron a la Ley de Protección del Consumidor de Commodities Digitales (DCCPA, por sus siglas en inglés) como una posible solución a los acontecimientos que condujeron a la insolvencia de FTX, que dejó a muchos consumidores estadounidenses en la estacada.

«La industria de las criptomonedas carece de las protecciones para los clientes que los estadounidenses esperan y merecen», dijo Stabenow. «Cuando se negocia en los mercados de Estados Unidos, cuando los exchanges aceptan fondos de los clientes para el comercio no se les debe permitir jugar con esos fondos […] FTX hizo todas eso, crecido por la falta de supervisión federal».

Desde que se declaró en quiebra bajo el Capítulo 11 en el Distrito de Delaware, FTX ha sido el blanco de los reguladores y legisladores mundiales que investigan al exchange, incluyendo la Agencia de Investigación de Crímenes Financieros de Turquía, las autoridades de las Bahamas y las autoridades estatales y federales de Estados Unidos. El Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de EE.UU. programó una audiencia para investigar los acontecimientos en torno al colapso del exchange de criptomonedas el 13 de diciembre, y la próxima audiencia judicial en el caso de bancarrota se ha programado para el 16 de diciembre.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.