Reguladores rechazan solicitud de CZ de convertirse en accionista principal de Union Bank AG

Según se informó, la Autoridad de los Mercados Financieros de Liechtenstein (FMA) ha retirado temporalmente una presunta solicitud para que el CEO de Binance, Changpeng Zhao, sea uno de los principales accionistas de un banco nacional en crisis.

De acuerdo con lo informado por el medio de comunicación financiero suizo Inside Paradeplatz el 10 de agosto, el organismo regulador rechazó la supuesta solicitud y también se negó a aprobar una prórroga para la obtención de una nueva opinión de los expertos que pudiera interceder para salvaguardar el acuerdo.

En noviembre de 2019, el abogado mercantil de Zúrich, Wolfram Kuoni, se habría dirigido a los accionistas del Union Bank AG, alegando:

«Es probable que la FMA acepte a Binance como accionista. Sin embargo, dado que [Union Bank] hasta ahora no cumplió con la orden [de la FMA] relativa a los fondos propios, la FMA dejó en claro que Binance debe presentar una solicitud de aprobación como accionista y pagar la suma de 15 millones de francos suizos ($15.17 millones) a la cuenta de garantía bloqueada para un posterior aumento de capital a fines de noviembre».

Por su parte, Union Bank se ha visto envuelto, en particular, en graves dificultades financieras y jurídicas. Uno de sus primeros patrocinadores, el empresario ucraniano Konstantyn Zhevago, figura desde diciembre de 2019 en una lista de personas buscadas a nivel internacional por presunto fraude y lavado de dinero. 

En la búsqueda de nuevos accionistas para salvar el futuro de la institución, Kuomi esperaba relanzar a Union Bank AG como una plataforma para clientes con criptomonedas.

En correspondencia privada con Cointelegraph, un representante de Binance declaró que «Binance no intentó poner a CZ (Changpeng Zhao) en la junta». 

El representante añadió que «Binance no fue rechazado por la Autoridad de Comercialización Financiera de Liechtenstein (FMA) como se informó por una ‘solicitud para que Union Bank traiga a Binance como accionista principal'».

Anteriormente, el director financiero de Binance, Wei Zhou, negó categóricamente la supuesta solicitud realizada por el exchange para convertirse en accionista, diciendo que era inexacta.

Un comunicado oficial publicado ayer por Unión Bank AG indica que en una reunión general del 7 de agosto, «los accionistas de Union Bank AG resolvieron liquidar voluntariamente el banco».

El motivo de la liquidación fue el incumplimiento por parte de la entidad bancaria de los requisitos de la Ordenanza Europea de Adecuación del Capital. 

Según la declaración, la institución no cumplió estos requisitos porque no se pudo encontrar ningún accionista que pudiera haber aportado los fondos necesarios y que fuera aceptable para la FMA:

«En los últimos meses, la Junta de Directores ha examinado intensamente diversas opciones que habrían permitido la continuación de las actividades operativas bajo un nuevo accionista principal y con una base de capital significativamente mayor. No fue posible renovar el grupo de accionistas, aunque se celebraron intensas negociaciones con las partes interesadas, algunas de las cuales también han pasado por el proceso de aprobación reglamentaria».

En respuesta a informes anteriores sobre el supuesto acuerdo, el CFO de Binance dijo en su momento que el exchange «estaría abierto a explorar una asociación con Union Bank y sus nuevos inversionistas». Binance se comprometió a añadir canales seguros y fiables para impulsar la adopción de las criptos en todo el mundo.»

Hoy el comentario de Binance parece mantener una línea clara entre cualquier iniciativa que se rumoree para traer a CZ como accionista principal y al exchange mismo.

En el informe de hoy de Paradeplatz se describe el supuesto intento de acuerdo con la República Checa como la «última oportunidad que le queda a Kuoni» para salvar el banco. 

El trato supuestamente se enfrentó a un importante retroceso reglamentario, ya que, según se informa, CZ había pretendido suministrar los fondos mediante la conversión de sus holdings en criptomonedas ilíquidas a francos a través de un complejo proceso, que incluía la creación de una nueva entidad llamada Fundación CL1. 

La decisión del organismo regulador de rechazar la supuesta solicitud se basó en la conclusión de que no se habían cumplido cinco de los cinco criterios para una gestión bancaria acreditada. 

Al momento de la publicación de este artículo, la FMA no ha respondido a la petición de Cointelegraph de hacer comentarios.

Sigue leyendo: