Red social y economía digital: Un adelanto de lo que será VCOIN de IMVU

Cuando la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. diera su bendición a la plataforma de redes sociales IMVU para lanzar su token VCOIN, fue un gran salto adelante para el alcance aceptable de las aplicaciones de criptomonedas.

Las implicaciones para el tipo de proyectos que la SEC considera un valor son, en sí mismas, enormes. Pero parte del atractivo de VCOIN para la SEC es que, con su precio estable y su claro caso de uso, IMVU ha conseguido demostrar a la comisión que el token es un medio de hacer de la plataforma un mundo digital más real y divertido en el que pasar el rato.

Para los que no están familiarizados, IMVU se promociona como «una experiencia social». Es similar a Second Life en el sentido que los usuarios toman avatares 3D con los que explorar un mundo. En el caso de IMVU, ese mundo es mayormente bares y clubes, ambientes 3D superpuestos a la dinámica de una sala de chat. Pero la gente gasta dinero en esas cosas y, en el caso de IMVU, se envían dinero entre ellos.

Tenemos la economía…

Utilizando sus créditos existentes, con un precio de 1,000 por cada dólar, IMVU ya alberga una economía con 27 millones de transacciones mensuales que suman USD 14 millones. Según John Burris, la «economía virtual integral» tiene un valor de unos USD 45 millones, y su existencia es fundamental para el atractivo de IMVU ante la SEC.

Burris, quien es el jefe de estrategia y oficial de cadena de bloques de IMVU, recientemente le enseñó la nueva plataforma a Cointelegraph, señalando con orgullo una economía de Internet activa que debe mucho a las redes sociales, las salas de chat, los juegos multijugador masivos en línea y, ahora, la cadena de bloques:

«Esta es la estrategia de VCOIN: tenemos una economía virtual masiva que es impulsada por nuestros usuarios. Así que los usuarios son los que crean todos los bienes virtuales, todos los trajes virtuales, muebles para su habitación, animaciones que sus avatares pueden hacer, y también crean todos los servicios virtuales. Son los anfitriones de los clubes nocturnos de la plataforma o pueden ayudarte a vestir a tu avatar o los que dirigirán el bar donde están viendo el partido de fútbol de la Premier League. Son los que dirigen todas estas experiencias en la plataforma».

La escala de la base de usuarios potenciales de VCOIN no tiene precedentes entre las cartas de no acción de la SEC, que básicamente certifican que la comisión no considerará un token como valor si se atiene a ciertas disposiciones establecidas. La SEC ha dicho que criptomonedas como Bitcoin y Ether tampoco son valores, pero eso es porque no deben su éxito a ninguna entidad en particular. En pocas palabras, la descentralización tiene ciertos beneficios legales.

Centralizado y aislado

VCOIN es obviamente un proyecto centralizado de IMVU, y nadie se está burlando de él, pero la carta de no acción es un reconocimiento de que VCOIN es un token de utilidad, con la economía interna de IMVU como su caso de uso. Mientras que los usuarios podrán retirar sus token VCOIN de la plataforma de IMVU y depositarlos en sus billeteras de Uphold, la plataforma del IMVU debería seguir siendo su uso principal. Esto proporciona a la SEC otra característica muy querida: el uso aislado.

Comparando a VCOIN con, digamos, Diem de Facebook (antes conocido como Libra), hay similitudes. A saber, una plataforma social existente tratando de implementar un token vinculado a dinero fiduciario en su red. Sin embargo, siete millones de usuarios no es obviamente lo mismo que dos mil millones, y los límites del caso de uso de VCOIN están en gran parte dentro de los confines de su mundo virtual. A pesar de la capacidad de sacar el valor de la plataforma, no hay razón para esperar que el uso masivo de VCOIN se mueva fuera de su globo de nieve monetario. Facebook, por otro lado, con su Mercado solo podría vincular a Libra (Diem) con la capacidad de comprar casas reales, autos, o, si los republicanos de los Servicios Financieros se salen con la suya, armas.

El uso global dentro del globo de nieve, y donde entrá en juego el KYC

Algo que vale la pena mencionar de la estrategia de IMVU es que los usuarios serán en gran medida libres de intercambiar VCOIN entre ellos dentro de su entorno de globo de nieve sin necesidad de pasar por la identificación Conozca a su cliente (KYC). «Queríamos que no hubiera KYC, para la mayoría de los usuarios; la posibilidad de comprar, gastar, guardar, enviar a otros usuarios, pagar con VCOIN sin KYC», dijo Burris. Hay ciertos países en los que los usuarios simplemente no tendrán acceso a VCOIN, China es un ejemplo notable. Pero de acuerdo con el equipo, los usuarios de 140 países de repente serán capaces de realizar transacciones.

Sin embargo, el KYC se pondrá en marcha cuando esas monedas dejen la jurisdicción de IMVU y pasen a billeteras de criptomonedas fuera de la plataforma, que es donde realmente funcionarán en una cadena de bloques en lugar del libro mayor de IMVU. El tradicional obstáculo donde el KYC se vuelve esencial para la mayoría de las empresas de criptomonedas es cuando un usuario busca convertir una criptomoneda en dinero fiduciario o de vuelta otra vez a criptomoneda. Esta es otra área en la que los límites de la plataforma de IMVU le ayudan a ir más allá de los requisitos normales de cumplimiento.

Asociaciones conservadoras para los reguladores cautelosos

Las billeteras de VCOIN, a su vez, estarán bajo la gestión de Uphold, un proveedor de billeteras calientes con sede en EE.UU. en lugar de la propia IMVU. Esto se relaciona con otra preocupación permanente de los reguladores estadounidenses. Volviendo a la tormenta de Libra, otra área de sospecha era la filial de la Asociación, Calibra. A pesar de que posteriormente cambió su nombre a Novi, por lo que no incluyó la palabra «Libra», el Congreso identificó correctamente a estas organizaciones como vinculadas.

La idea de lanzar una nueva moneda dependiente de una nueva billetera dependiente del desarrollo de la misma empresa, y luego darle a ese proyecto acceso inmediato a los dos mil millones de usuarios de Facebook fue un puente demasiado lejos. La asociación con una empresa de criptomonedas establecida parece estar mejorando ante los ojos de los reguladores estadounidenses como la alternativa preferida. Así es como, con la ayuda de Paxos, PayPal logró que el Departamento de Servicios Financieros de Nueva York firmara su lanzamiento de servicios de compra y venta de criptomonedas en octubre.

¿Y la velocidad? Si bien lo que Cointelegraph pudo ver fue solo una versión de prueba de la plataforma final, el intercambio de VCOIN entre usuarios funcionó casi al instante como se puede pedir.

Si bien todas las disposiciones que hacen que IMVU sea atractivo para los reguladores pueden molestar a los creyentes de las criptomonedas de la manera incorrecta, Burris cree que se trata más de promover la utilidad de las criptomonedas para los usuarios habituales que de empujar los límites de lo que puede hacer la tecnología Blockchain:

«Creemos que estamos lanzando algo realmente especial aquí. Sabemos que estamos por el juego, el avatar, el espacio social, pero incluso en el espacio cripto. Durante los últimos dos años, me reuní con todos los grandes jugadores del espacio y con aquellos que impulsan actividades, grandes protocolos, todos buscan aplicaciones reales. Creo que el tema DeFi lo ha aplastado y me encanta esa categoría, pero creo que todos estamos buscando verdaderos casos de uso para este tipo de experiencias».

Por lo tanto, sigue atento al lanzamiento para ver si el sistema que IMVU ha establecido logra satisfacer tanto a los usuarios como a los reguladores. El mercado de globo de nieve de IMVU puede terminar siendo un esquema para la próxima fase de las economías digitales.

Sigue leyendo: