Ransomware amenaza la producción de 300 respiradores por día

El fabricante de respiradores contra el coronavirus aprobado por la FDA Boyce Technologies ha sido blanco de un ransomware lanzado por la banda DoppelPaymer, que amenaza con filtrar datos de la compañía.

Cointelegraph ha visto el blog de DoppelPaymer, donde la banda lista archivos de ejemplo de los datos robados durante el ataque, incluyendo órdenes de compra y venta, formularios de asignación, entre otros.

Boyce technologies inc

Los ciberdelincuentes han amenazado con que la próxima semana se divulgará más información a través del sitio si la empresa no paga un rescate en criptomonedas no revelado.

Boyce Technologies es conocida por su trabajo en el diseño y fabricación de respiradores de bajo costo aprobados por la FDA en solo 30 días durante los primeros meses de la pandemia por el COVID-19, en medio de la gran demanda de las máquinas en todos los hospitales de Nueva York.

Antes del ataque, la compañía fabricaba 300 unidades al día con la ayuda de los robots construidos por la empresa.

El sector de la salud está amenazado a pesar de la pandemia del COVID-19

Hablando con Cointelegraph, Brett Callow, analista de amenazas y experto en ransomwares del laboratorio de malware, Emsisoft, advierte que tales ataques a hospitales, laboratorios de pruebas médicas y fabricantes de dispositivos médicos no solo pueden costar dinero, «también pueden costar vidas«. Añade:

“Lamentablemente, los ransomwares seguirán siendo un problema mientras se sigan pagando rescates, y esto es algo que las organizaciones deben tener en cuenta. Si deciden pagar, están ayudando a garantizar que otras organizaciones se vean afectadas en el futuro, y esas organizaciones pueden ser las que presten servicios de importancia crítica.”

Al cierre de esta edición, Boyce Technologies no ha emitido una declaración oficial sobre el ataque, ni información adicional sobre el impacto del ataque en sus operaciones.

El equipo de seguridad de Microsoft reveló más detalles en mayo sobre DoppelPaymer. Utiliza la «fuerza bruta» contra el servidor de gestión de sistemas de una empresa objetivo, y se ha dirigido principalmente al sector de la salud en medio de la crisis del COVID-19.

Sigue leyendo: