No, los pagos en criptomonedas no arruinarán el sistema financiero de Rusia

Como Rusia está a punto de prohibir oficialmente los pagos en criptomonedas dentro de sus fronteras a partir del 1 de enero de 2021, Cointelegraph localizó a algunos de los altos ejecutivos de la industria cripto para hablar de las implicaciones de esta prohibición.

El principal opositor de las criptomonedas en Rusia es Anatoly Aksakov, miembro de la Duma Estatal y un artífice clave de la prohibición de las criptos en Rusia. A mediados de agosto, Aksakov argumentó que legalizar los pagos en criptomonedas básicamente «significa la destrucción de un sistema financiero».

En declaraciones para Cointelegraph, las principales figuras mundiales del cripto espacio como el CEO de BitGo, Mike Belshe, y el jefe de operaciones en Rusia de Binance y la CEI, Gleb Kostarev, coincidieron en que los pagos en criptomonedas como Bitcoin (BTC) no representan una amenaza para la economía de Rusia.

Pero hablando con Gleb Kostarev, jefe de operaciones en Rusia de Binance y la CEI. Él destacó que los pagos en criptomonedas ya se adoptan en los Países Bajos y Venezuela, y las personas de todo el mundo ya pagan por bienes y servicios en criptomonedas.

“El funcionamiento de estas soluciones es el resultado de la integración exitosa de servicios financieros tradicionales y proyectos de criptomonedas. Y aquí hay que señalar que las criptomonedas difícilmente pueden destruir el sistema financiero, pero sin ninguna duda pueden complementarlo”.

El CEO de BitGo, Mike Belshe, hizo eco del sentimiento. Dijo que la crisis financiera de Rusia de 2014 afectó significativamente la fuerza del rublo durante los últimos cinco años. Este impacto negativo «no tuvo nada que ver con las criptomonedas».

Belshe sugirió que Rusia podría estar siguiendo el patrón establecido por países como Zimbabwe, Venezuela y Argentina, que ven cualquier moneda alternativa como una amenaza para sus débiles monedas. Pero argumenta que tomar esta medida por esa razón es un error:

“Esto nunca funciona, porque los gobiernos no pueden estabilizar sus propias monedas y los ciudadanos necesitan estabilidad para sobrevivir, lo que potencialmente los obliga a usar monedas alternativas o mercados negros. Si Rusia realmente estuviera cuidando a su gente, estaría adoptando las criptomonedas en lugar de prohibirlas «.

El fundador y CEO de Waves, Alexander Ivanov, confía en que las criptomonedas no tienen posibilidades de dañar ningún sistema financiero. Comparó los pagos en Bitcoin con las transacciones que involucran una moneda extranjera. «Los pagos en criptomonedas no pueden destruir ninguna economía, al igual que los pagos con tarjeta de crédito en moneda extranjera no lo arruinaron», dijo.

George Payne, cofundador de la aplicación de pago en criptomonedas GatePay. También está seguro de que las criptomonedas ciertamente podrían usarse para impulsar el crecimiento económico después de que los países establezcan una «política bien pensada y ejecutada». También cuestionó la viabilidad de la prohibición de los pagos en criptomonedas, ya que hay formas de pagar en criptos y permanecer en el anonimato. Payne dijo:

«En términos generales, no sería posible realmente ‘prohibir’ los pagos con criptomonedas debido a la naturaleza de esta tecnología; dichos pagos pueden ocurrir con un pequeño acceso a Internet y un nivel decente de anonimato».

Sigue leyendo: