MIT COVID-19 Challenge un Hackatón para hacer frente a la crisis de la pandemia

La Escuela de Administración y Dirección de Empresas del Instituto tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) organizó una hackatón virtual titulada Latin American vs. Covid-19, el cual se llevó a cabo durante este fin de semana y que además tuvo como objetivo desarrollar soluciones para hacer frente a la pandemia del COVID-19 en Latinoamérica. El encuentro se realizó desde el 19 al 21 de Junio.

En este hackatón participaron personas de todo el mundo, los cuales se reunieron para idear proyectos innovadores con el fin de resolver problemáticas vinculadas a educación, salud, economía y el acceso a información fiable.

El evento virtual de 48 horas, ayudó a abordar las necesidades insatisfechas más críticas que han surgido ahora que llevamos varios meses en el brote de COVID-19. Los participantes formaron equipos el viernes 19 de junio para abordar problemas claves y generar soluciones, incluyendo pruebas de conceptos, prototipos y visión preliminar para la ejecución.

El propósito de los proyectos presentados durante esta reunión virtual es que debían generar un impacto relevante en un plazo entre tres y seis meses dentro de la región de América Latina. Entre los temas que se abordaron destacan: Apoyo del sistema de salud, protección a los sectores de la población más vulnerables, empoderamiento de la economía informal, así como la prevención de la desinformación.

América Latina vs Covid-19 es parte de la iniciativa  “desafío COVID-19 del MIT”, en el cual varios equipos de diferentes disciplinas tienen la tarea de desarrollar soluciones innovadoras para abordar la crisis sanitaria, política y social, la cual empeoró aún más a causa de la pandemia en la región.  El 19 de Junio los participantes se reunieron en función de presentar sus ideas, luego se formaron equipos de cinco a siete participantes para llevar a cabo el desarrollo de los proyectos.

Durante las 48 horas siguientes, los equipos trabajarán estos conceptos con la asistencia de los mentores y organizaciones que colaboran con la iniciativa. Y el 21 de junio expusieron sus presentaciones finales al panel de jurados. Luego se seleccionaron los proyectos ganadores por cada uno de los segmentos mencionados.

UNESCO, Amazon Web Services, Bayer Pharmaceutical, IBM, Fundación Lemann, Universidad de Santiago de Chile, Tecnológico de Monterrey, Universidad del Pacífico Perú, Insper de Brasil, Universidade Federal De São Paulo, Intersystems, RIMAC Seguros, Credicorp, Airtable, J-Pal y entre otros participan en el desafío.

De esta manera, mediante la organización del hackatón, el MIT apuesta por la inclusión del público en general para encontrar soluciones para hacer frente a la pandemia del COVID-19.

Los ganadores se anunciaron hace poco

Ahora bien, de acuerdo a una publicación reciente, se conoció que, hace poco se anunciaron los 30 ganadores, de los cuales, fueron seleccionados tres proyectos por cada una de las 10 consignas que giraron en torno a cuatro grandes ejes: El sistema de salud, la economía, la educación y la información.

Los vencedores reciben créditos en los servicios AWS de Amazon, así como mentorías para continuar avanzando con sus ideas que, por el momento, solo son proyectos conceptuales y no se han desarrollado.

Apoyando a los sistemas de salud

La mejor estrategia para combatir COVID-19 es identificar casos y aislarlos, desarrollar métodos nuevos y confiables para identificar, evaluar y rastrear a los pacientes con COVID-19 y así prevenir la propagación del virus. Al mismo tiempo,se puede identificar el estado de inmunidad de las personas, ya que esto permitiría a las personas regresar de manera segura a la fuerza laboral.

Ahora bien, la idea era generar iniciativas que ayudarán a optimizar las prestaciones en este contexto de pandemia. Dentro de esta división se destacó un protocolo online que permitiría identificar a personas potencialmente en riesgo de contagiarse de Covid-19, para anticiparse y evitar futuras complicaciones.

En cuanto a soluciones que apunten a la atención médica de control e inmunización, más allá del Covid-19, se destacó una iniciativa que implica el uso de blockchain para asegurar trazabilidad y transparencia en la entrega y aplicación de vacunas en la población.

Ayudando a los más vulnerables

Por su parte, las restricciones a las interacciones sociales personales debidas a la pandemia han creado desafíos difíciles en el suministro de servicios públicos y privados a las poblaciones más vulnerables, así como los desafíos para el trabajo, las amenazas que afectan principalmente al sector informal. 

Gobiernos y organizaciones privadas están luchando por proporcionar sus servicios regulares y brindar ayuda financiera y material. La cadena de suministro de alimentos parece estar fallando a quienes más lo necesitan.

En la mayoría de los países latinoamericanos, las poblaciones inmigrantes y los indígenas enfrentan desafíos únicos: a veces son «invisibles», barreras lingüísticas y culturales, pueden vivir en áreas rurales con poco o ningún acceso a los servicios públicos, o viven en ciudades en comunidades más densamente pobladas, lo que hace más susceptibles a la transmisión de COVID-19. En general, sus riesgos y medios de vida son muy vulnerables a la pandemia.

Considerando estas características, desde hackatón surge la interrogante de cómo se puede llegar a apoyar a estas comunidades para superar las barreras culturales y lingüísticas para acceder a servicios de salud, financieros y de otro tipo. También en cómo  utilizar la inteligencia artificial u otros métodos para realizar exámenes médicos, métodos de rastreo y medidas de distanciamiento social en este tipo de poblaciones.

Por ello, en este segmento se ideó un sistema de entrega automatizada de alimentos en las zonas de residencia más vulnerables. Se trata de una suerte de “cajero automático” para delivery de comida que busca solucionar la provisión de alimentos en este contexto de crisis.

También se destacó una iniciativa que implicaba el desarrollo de una base de datos con inteligencia artificial para el desarrollo de modelos predictivos para optimizar la detección temprana de casos en zonas de emergencia económica y de salud.

Previniendo la desinformación

En cuanto a la desinformación, se puede decir la humanidad está siendo bombardeados con información sobre COVID-19 desde todos los lados. Parte de la información es confiable, mientras que otra información es intencional o involuntariamente engañosa e incorrecta.

La información se comparte constantemente en las redes sociales, los medios públicos, los gobiernos, amigos, familiares, vecinos y colegas. ¿Cómo presentar la mejor y más información actualizada sobre COVID-19 a nivel global: El virus, la enfermedad, el manejo y el tratamiento. También es importante saber cómo separar la información precisa y objetiva de la información subjetiva y sesgada.

Por ello, se desarrollaron proyectos para certificar o avalar canales informativos de confianza. Así como también, generar un programa educativo que instruya a los usuarios para que estén atentos a indicios que pueden tener en cuenta a la hora de evaluar la fiabilidad o veracidad de un contenido informativo.

Economía informal

En cuanto a la economía, se pensaron estrategias para empoderar a los actores que son parte de la economía informal. Se destacó una app para conectar a artistas con consumidores y visibilizar, de este modo, su trabajo de modo directo. También se ideó una plataforma de pagos pensada específicamente para comerciantes locales.

 Sigue leyendo: