Max Keiser dice que los gobiernos y los bancos son los únicos que ganan con la moneda fiduciaria

Usando la analogía de una partida de pokér Hi/Lo, una variante del pokér donde las manos más altas y más bajas son las vencedoras, el locutor, Max Keiser, explicó que los ciudadanos finalmente perderán la partida cuando se trate de mantener monedas emitidas por el gobierno.

«A menos que seas un país que puede ganar dinero devaluando su moneda, recibiendo sobornos de Wall Street, que empaqueta todas esas monedas en forma de bonos con tasas de interés negativas, entonces sólo tienes una opción», dijo Keiser durante el episodio del 15 de octubre de su programa, «Keiser Report», añadiendo:

«Solo puedes intentar ganar la partida con la mano alta: oro, plata y Bitcoin. No puedes ganar jugando la mano baja a menos que seas un estado soberano o un importante banco de inversión, y ese es el juego de hoy».

Al final de un año muy loco, que incluyó la impresión de importantes cantidades de dinero por parte de los Estados Unidos, dificultades económicas y preocupaciones por una pandemia mundial, varios comentaristas continúan impulsando una historia que da prioridad a los activos financieros alternativos sobre el dinero en efectivo.

«El mercado de divisas, los partidarios del papel moneda, las monedas soberanas, todos están tratando de cito ‘avivar la inflación’, pero sabemos que eso es falso», explicó Keizer. «Están tratando de devaluar su moneda para impulsar las exportaciones a expensas de todos los demás en la mesa de pokér, el juego geopolítico. […] La pregunta es: ¿quién tendrá la peor moneda en el futuro?»

Sólo los gobiernos y los bancos pueden ganar con la opción de la mano baja, según Keiser. Sin embargo, los jugadores pequeños tienen otra ruta, ganar la mano alta teniendo oro, plata y Bitcoin (BTC). Las personas a menudo recurren a este trío de activos para protegerse contra la inflación, y como un refugio contra otras condiciones económicas adversas.

Sigue leyendo: