Los usuarios holandeses de Bitstamp se quejan los requisitos adicionales exigidos de KYC

La plataforma de exchange de criptomonedas Bitstamp está exigiendo, según se informa, pasos adicionales de cumplimiento de Conozca a su Cliente para los usuarios con sede en Holanda.

Según una notificación enviada al usuario de Twitter «Bitcoin Marcus», un usuario de Bitstamp, la plataforma dice que los titulares de cuentas en los Países Bajos tienen hasta finales de enero para proporcionar documentos de verificación adicionales o se arriesgan a que sus cuentas sean suspendidas.

Como parte de los protocolos adicionales de KYC, los usuarios deben proporcionar información sobre su patrimonio, nacionalidad y prueba de residencia. Otros documentos exigidos por Bitstamp incluyen el origen de los fondos, tanto de dinero fiduciario como de criptomonedas.

De hecho, el exchange está obligando a los clientes con sede en los Países Bajos a revelar información personal sensible, como sus salarios y la procedencia de sus inversiones.

Estos pasos de KYC se suman a una orden anterior que obligaba a los usuarios a incluir en la lista blanca sus direcciones de retiro de terceros proporcionando una prueba fotográfica de la propiedad de esos monederos.

En respuesta a las quejas de Bitcoin Marcus en Twitter, Bitstamp comentó: «Lamentablemente, este procedimiento es necesario para nuestros usuarios de los Países Bajos debido a la nueva regulación relativa a las criptodivisas introducida por el gobierno holandés.»

Para Bitcoin Marcus, sin embargo, Bitstamp está haciendo todo lo posible para satisfacer a las autoridades holandesas, especialmente al banco central, añadiendo que solo los exchanges con sede en los Países Bajos requieren estos pasos adicionales de cumplimiento de KYC.

Al comentar sobre las quejas de los clientes sobre las políticas de KYC, el director de tecnología de Bitstamp, David Osojnik, le dijo a Cointelegraph:

«La solución que hemos implementado para verificar las direcciones de retiro de criptomonedas es extremadamente sencilla y lo menos intrusiva posible, a la vez que satisface los requisitos establecidos por las autoridades holandesas. Sin embargo, somos conscientes de que esta situación puede incomodar a nuestros clientes y les animamos a ponerse en contacto con sus representantes locales o con el DNB en relación con el asunto.»

Las autoridades holandesas emitieron nuevos requisitos para los exchanges de criptomonedas ya en 2019, y las medidas entraron en vigor en noviembre de 2020. Como informó previamente Cointelegraph, Bitonic, un criptoexchange en los Países Bajos, describió las nuevas medidas como «una molestia.”

Exigirles a los usuarios que den información personal y financiera también puede suponer un riesgo para la seguridad. Las bases de datos centralizadas que contienen estos datos sensibles suelen ser un objetivo para los ciberdelincuentes.

Los exchanges y otros negocios de criptomonedas han sido víctimas de ciberincursiones maliciosas que han expuesto los datos de los usuarios. El fabricante de monederos de hardware Ledger es un buen ejemplo, ya que casi 300,000 de sus usuarios han visto sus datos comprometidos por los hackers.

No dejes de leer: