Los tokens no fungibles «T-Bond» de Telos tienen como objetivo dar liquidez a proyectos nuevos y viejos

El miércoles, la cadena de bloques Telos anunció el lanzamiento de una nueva herramienta diseñada para ayudar a recaudar fondos para proyectos de baja liquidez: un producto de tokens no fungibles conocido como «T-Bond».

En una entrevista con Cointelegraph, Douglas Horn, autor del libro blanco de Telos y CEO de GoodBlock, una empresa de desarrollo que ayuda con el desarrollo central de Telos, dijo que la recaudación de fondos basada en tokens es un problema complicado tanto para los proyectos establecidos como para los nuevos.

«Muchos proyectos de criptomonedas se enfrentan a retos similares a los nuestros. Telos nunca recaudó dinero en una venta de tokens, pero muchos de los que lo han hecho ICO ven que sus finanzas se agotan antes de que sus proyectos estén listos para el mercado», dijo. «Estos proyectos se encuentran con reservas de tokens que no pueden vender sin bajar inmediatamente sus precios a medida que los tokens líquidos salen al mercado».

Una posible solución es el nuevo producto de Telos: T-Bond. Los T-Bond son paquetes de tokens fungibles que han sido bloqueados en tokens no fungibles (NFT) hasta que se cumpla una determinada condición, por ejemplo, el paso de una cierta cantidad de tiempo o el lanzamiento de una red principal.

Como resultado de la venta de los T-Bond, los proyectos pueden hipotéticamente recaudar fondos sin afectar el precio de los tokens. Además, con la llegada de los tokens de rendimiento, los T-Bond tienen el potencial de convertirse en una herramienta para que los inversores también cubran el rendimiento:

«Para los tokens que tienen recompensas por staking, los NFT de los T-Bond podrían actuar de manera similar a un T-Bill como una cobertura contra los cambios en las tasas», dijo Horn. «Así que eso crea un emocionante derivado como un DeFi primitivo».

No es sorpresa que una de las primeras aplicaciones de los T-Bond ayude a Telos a crear liquidez para su propio token TLOS. El token ha tenido un año brutal mientras que gran parte del resto del ecosistema blockchain floreció, cayendo de USD 0.05 por token a USD 0.02.

Sin embargo, Horn dice que la falta de liquidez, no la adopción, es la principal barrera para la apreciación del precio.

«Los inversores vienen constantemente a nosotros preguntando por el proyecto […] pero no han hecho las grandes inversiones que les gustaría porque no hay mucha liquidez, lo que significa que sus propias inversiones, incluso las inversiones moderadas en las decenas de miles de dólares, crearía un 5-10X del precio del mercado allí mismo».

Como solución, Telos creó una estrategia que llama «TULIP» (Telos Uniswap Liquidity Implementation Plan): Telos recaudará fondos a través de una venta de T-Bond que luego se utilizará para sembrar un pool de liquidez en Uniswap, un plan que se basa en el exitoso lanzamiento en Uniswap de Katalyo, una aplicación descentralizada construida en Telos de bienes raíces tokenizadas.

A medida que un nuevo mercado alcista comienza y los proyectos buscan aprovecharlo, Horn también cree que los T-Bond podrían ayudar a una amplia gama de otros proyectos con sus problemas de financiación.

«De la misma manera que los NFT de los T-Bond ayudan a Telos a subir de nivel resolviendo nuestros problemas de liquidez y volumen, creemos que podemos ayudar a otros. Creo que podría crear un mercado muy fuerte para la recaudación de fondos de venta primaria seguido de la cobertura del mercado secundario».

Sigue leyendo: