Los mineros de ETH tendrán pocas opciones una vez que Ethereum 2.0 lance la PoS

Mientras Ethereum está finalmente listo para lanzar su actualización Ethereum 2.0 a finales de este año, poniendo fin a una larga racha de retrasos, la red comenzará a moverse hacia un modelo de proof-of-stake.

En consecuencia, la red abandonará el algoritmo de consenso de prueba de trabajo, dejando a los mineros de Ether (ETH) con muy pocas opciones. Como sus equipos se volverán obsoletos, se verán obligados a empezar a minar altcoins, o a volver a certificarse como stakers de ETH. Entonces, ¿cuál es el estado actual de la minería de ETH, y qué es exactamente lo que le sucederá a la industria como resultado de la próxima transición?

GPU contra ASIC

El consenso de Ethereum se basa actualmente en el sistema PoW, que es similar al de Bitcoin (BTC). Por lo tanto, el proceso de minería es casi idéntico para Ethereum, ya que los mineros utilizan sus recursos de computación para obtener recompensas por cada bloque que logran completar. 

Sin embargo, todavía hay una gran diferencia entre estos procesos. Mientras que la minería de Bitcoin se ha convertido en casi totalmente dependiente de los ASIC —máquinas grandes y ruidosas diseñadas específicamente para la minería de criptomoneda que se agrupan principalmente en regiones con electricidad barata— el algoritmo de hashing de la PoW de Ethereum, llamado Ethash, ha sido diseñado para favorecer las unidades GPU emitidas por fabricantes de chips globales como Nvidia y AMD. Las GPU son mucho más baratas y accesibles que los ASIC, como explicó Thomas Heller, el director de negocios globales del pool de minería de criptos F2Pool, en una conversación con Cointelegraph: 

«Debido a que los equipos ASIC son máquinas muy especializadas, cuando se lanza una nueva generación, a menudo es un gran salto tecnológico. Por lo tanto, su hash rate es mucho más alta, y la eficiencia energética es mejor que la generación anterior. Eso significa que esos fabricantes han gastado mucho dinero para investigar y desarrollarla. Sus máquinas suelen ser bastante caras, mientras que las GPU son mucho más asequibles».

Heller añadió que los que usan mineros GPU «tienen mucha más flexibilidad en lo que pueden minar». Por ejemplo, una tarjeta Nvidia GeForce GTX 1080 Ti —una elección popular— puede minar más de 15 monedas diferentes, mientras que las unidades ASIC normalmente soportan una sola moneda.

Sin embargo, la red Ethereum no es totalmente inmune a los mineros ASIC, al menos en su estado actual. En abril de 2018, Bitmain lanzó el Antminer E3, un ASIC producido específicamente para la minería de Ethereum. A pesar de ser un modelo de gran éxito, con una tasa de hash de 180 megavatios por segundo y un consumo de energía de 800 vatios, ha recibido reacciones encontradas de la comunidad de Ethereum. Una parte sustancial de los propietarios de los equipos GPU parece haber sufrido la pérdida de beneficios una vez que los ASIC se conectaronn, mientras que algunos incluso se vieron obligados a cambiar a diferentes redes. 

«Está en el Whitepaper que ETH será resistente a ASIC. Espero que dicho Whitepaper represente algo» fue uno de los principales comentarios en un hilo de r/EtherMining sobre el Antminer E3 en el momento en que se anunció. «800 usd solo para 180mh», argumentó un usuario diferente de Reddit. «Bifurcación dura o Ethereum muere».

Algunos usuarios de Ethereum llegaron a sugerir que el dispositivo minero de Bitmain puede conducir a una mayor centralización y, por lo tanto, aumentar la posibilidad de un ataque del 51%. Al poco tiempo un grupo de desarrolladores propuso la «prueba de trabajo programático», o ProgPoW, una extensión del actual algoritmo Ethereum, Ethash, diseñado para hacer las GPU más competitivas, promoviendo así la descentralización.

Según un documento de marzo, del que Kristy-Leigh Minehanes es coautor, uno de los creadores del ProgPoW, alrededor del 40% de la tasa de hash del Ethereum es generado por los ASIC de Bitmain. Alejandro De La Torre, el vicepresidente de Poolin —el sexto grupo de minería más grande de ETH— confirmó a Cointelegraph que «la minería con GPU sigue siendo dominante» para la red de Ethereum, añadiendo:

«En la actualidad, los beneficios de la minería de ETH no son altos, y el umbral de gestión y el costo de los dispositivos GPU son más altos que los de los dispositivos Asic. Sin embargo, en comparación con los dispositivos Asic, los dispositivos GPU son más flexibles ya que pueden cambiar a otras monedas con diferentes algoritmos«.

La ProgPoW aún no se ha integrado a Ethereum, y no está claro cuándo ocurrirá finalmente, dado que en marzo, los desarrolladores principales de Ethereum estuvieron debatiendo durante casi dos horas si la ProgPoW beneficiaría realmente a la red y no lograron llegar a un consenso. En particular, un representante de Bitmain dijo previamente a Cointelegraph que el gigante de hardware minero no planea extender la vida útil de Antminer E3 para que funcione después de octubre de 2020: «Por lo que sabemos, la minería terminará aproximadamente durante octubre o algún tiempo después de esto«.

Un futuro seguro pero poco claro

De hecho, Ethereum se alejará de la minería en el futuro. Programado para ser lanzado a finales de 2020, Ethereum 2.0 es una importante actualización de la red blockchain que está diseñada para cambiar su actual algoritmo de consenso de PoW a PoS, donde los mineros son virtuales y se denominan «validadores de bloques»

Más específicamente, se seleccionan al azar teniendo en cuenta la riqueza de los usuarios de la red, o su «stake». En otras palabras, cuantas más monedas elijan los validadores PoS para el stake, más monedas acumularán como recompensa.

Según el cofundador de Ethereum, Vitalik Buterin, la red será más segura y costosa de atacar que la de Bitcoin como resultado de la transición, aunque el debate sobre qué algoritmo de consenso es mejor ha existido durante años en la comunidad cripto. Sin embargo, todavía no está claro cuándo tendrá lugar el lanzamiento de Ethereum 2.0, ya que, según se informa, numerosos errores y problemas de gestión están retrasando el proceso. 

Otro supuesto beneficio de un sistema PoS es que es mucho más eficiente energéticamente que las blockchains PoW. Según los datos de Digiconomist, la huella total anualizada de la criptomoneda es de 59.31 teravatios por hora, lo que es comparable al consumo de energía de toda Grecia. Sin embargo, Bitcoin podría no ser tan malo para el medio ambiente como parece, gracias a un informe de julio de 2019 que estima que el 74% de la minería de Bitcoin se realiza utilizando fuentes de energía renovables.

¿Qué pasará con los actuales mineros de Ethereum? De acuerdo con la documentación de la actualización de Casper que forma parte de la hoja de ruta de Ethereum 2.0, la red soportará inicialmente un modelo híbrido que implicará tanto PoW como PoS, por lo tanto, dejará algo de espacio para los validadores de bloques y los mineros GPU/ASIC. «Ciertamente habrá un período de transición en el que ambas redes estarán funcionando», dijo Jack O’Holleran, el CEO de la Skale Network —una plataforma de cadena de bloques basada en Ethereum— a Cointelegraph, diciendo que este proceso tomará algún tiempo:

«Tomará tiempo para que la mayoría de ETH1 haga la transición a ETH2, potencialmente años, no meses. La buena noticia sobre la lentitud de esta transición es que las DApps y las plataformas DeFi podrán moverse a su antojo basándose en pruebas del mundo real de viabilidad, seguridad y adopción. Esto es un algo positivo para el ecosistema de Ethereum «.

¿Minar o no Minar?

Una vez que Ethereum funcione completamente bajo la PoS, los mineros tendrán dos opciones. Una es vender el equipo y usar ese dinero para acumular más ETH y empezar con el staking, mientras que la otra opción, que está disponible exclusivamente para los mineros GPU, es simplemente cambiar a otras redes de Ethash y minar altcoins. Nick Foster, representante del distribuidor de equipos mineros Kaboomracks, con sede en los Estados Unidos, dijo a Cointelegraph que la mayoría de los mineros de ETH elegirán esta última opción:

«Diría que la mayoría de los mineros no están realmente en la minería para obtener ETH o una moneda específica. Sí, un cierto número mina y guarda, pero yo diría en contra de la noción de que una gran población de mineros de altcoins retiene sus monedas por cualquier cantidad de tiempo».

Foster continuó describiendo cómo se cambió a la minería de Ravencoin (RVN), un activo blockchain de Ethash entre pares, con su unidad GPU de 3 GB una vez que se volvió no rentable para la minería de ETH: «Mino Raven, y los vendo en BTC al instante por razones de estabilidad y en USD para pagar mi energía justo después. Diría que mucha gente está empleando una estrategia como esta.»

Foster dijo que espera que los mineros de ETH salgan de la red, mientras que los nuevos jugadores —los que no invirtieron en la infraestructura de energía o en las plataformas— estarán haciendo staking por ETH. Describió el siguiente escenario: 

«No puedo imaginarme lo tonto que sería si encontrara un contrato de arrendamiento de cinco años con USD 0.04 de potencia, y estuviera minando ETH y decidiera venderlo todo y seguir pagando mi arrendamiento para poder hacer stake por ETH como reemplazo»

Marc Fresa, el fundador de la empresa de firmware minero Asic.to, estuvo de acuerdo con ese sentimiento en una conversación con Cointelegraph: «Si se invierte en la minería, no se quiere hacer staking, ya que se tiene la infraestructura para ello.»

Una de las principales altcoins que podrían beneficiarse de que los mineros de PoW abandonen a Ethereum es Ethereum Classic (ETC), una versión más conservadora de la blockchain que, según se informa, no tiene planes relacionados con la PoS. Dado que también funciona con el algoritmo Ethash, su tasa de hash podría experimentar un pico significativo como resultado de la potencial migración de los mineros causada por el lanzamiento de Ethereum 2.0.  

Los grandes grupos o pools de minería para ETH tienen opciones similares. Cuando se le preguntó acerca de los planes de su compañía para después de la PoW de Ethereum, Heller dijo a Cointelegraph que F2Pool lanzó una compañía hermana llamada stake.fish a principios de 2018, tras el anuncio de la actualización PoS de Ethereum. Debido a que el cambio se ha retrasado numerosas veces, stake.fish ha comenzado a ofrecer servicios de staking para otros PoS y proyectos PoS delegados como Tezos (XTZ), Cosmos (ATOM) y Cardano (ADA). En cuanto a Poolin, «puede dejar temporalmente de apoyar la minería de ETH», como resultado de la transición a la PoS, dijo De La Torre a Cointelegraph. 

Otros importantes grupos mineros de ETH, a saber, Nanopool, Ethermine, Mining Pool Hub, SparkPool y SpiderPool, no han respondido a las solicitudes de Cointelegraph para hacer comentarios.

¿Lo notará el resto de la red? 

En cuanto al ecosistema de Ethereum en general, los expertos aseguran que la transición a la PoS se llevará a cabo sin complicaciones, y los participantes en la red —usuarios ocasionales y aplicaciones descentralizadas construidas sobre Ethereum— apenas notarán el cambio. Viktor Bunin, especialista en protocolo de la empresa de infraestructura blockchain y miembro de la Asociación Libra Bison Trails, se hizo eco de ese sentimiento en una conversación con Cointelegraph, añadiendo: 

«Se espera que la red principal de Ethereum que conocemos hoy se añada como un fragmento en ETH2 en la fase 1.5. Lo único que cambiará es el mecanismo de consenso, por lo que las DApps y los usuarios no deberían notar ningún cambio».

Bunin continuó diciendo que: «Cualquier preocupación de que la red se divida, que algunas personas permanezcan en la cadena de PoW o que las DApps experimenten interrupciones, es exagerada«. Además, O’Holleran le dijo a Cointelegraph que «ETH 2 es una nueva red que funcionará con un nuevo token y un nuevo modelo de inflación», dijo que:

«La conexión es que todo será compatible con el ecosistema de Ethereum y que los tokens de la primera red pueden ser quemados y reemplazados por tokens de la segunda red. Lo que esto significa es que las DApps y los usuarios no se verán directamente afectados hasta que cambien manualmente de red. El impacto indirecto e inmediato será en relación con la forma en que la oferta y el valor percibido influyan en el precio de los tokens en ambas redes».

Por ahora, está claro que no debería haber escasez de validadores de bloque de Ethereum. Según un reciente informe de la firma de análisis de criptomoneda Arcane Research, la cantidad de direcciones de monederos de Ethereum que incluyen o exceden los 32 ETH —la cantidad mínima requerida para el staking— se acerca a los 120,000.

No dejes de leer: