Los futuros de Bitcoin entran en backwardation por primera vez en un año

El gráfico de velas mensuales de Bitcoin (BTC) es muy bajista y el nivel por debajo de los USD 18,000 alcanzado el fin de semana fue el precio más bajo visto desde diciembre de 2020. La esperanza actual de los alcitas depende de convertir los USD 20,000 en soporte, pero las métricas de los derivados cuentan una historia completamente diferente puesto que los traders profesionales siguen siendo extremadamente escépticos.

Gráfico de velas de 12 horas del par BTC/USD (Kraken). Fuente: TradingView

Es importante recordar que el índice S&P 500 cayó un 11% en junio e incluso empresas multimillonarias como Netflix, PayPal y Caesars Entertainment han corregido con pérdidas del 71%, 61% y 57% respectivamente.

El Banco Central de Estados Unidos subió su tasa de interés de referencia en 75 puntos básicos el 15 de junio y el presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, insinuó que podría haber un endurecimiento más agresivo porque la autoridad monetaria sigue luchando por frenar una creciente inflación. Sin embargo, los inversores y analistas temen que esta medida aumente el riesgo de recesión. Según una nota de Bank of America a los clientes emitida el 17 de junio:

«Nuestros peores temores en torno a la Fed se han confirmado: se quedaron muy atrás y ahora están jugando un peligroso juego de ponerse al día».

Además, según los analistas del banco de inversión global JPMorgan Chase, la cuota de mercado total de stablecoin, que ha alcanzado un nivel récord dentro de las criptomonedas, «apunta a unas condiciones de sobreventa y a una importante subida de los criptomercados a partir de ahora». Según los analistas, el menor porcentaje de stablecoins en la capitalización total del mercado de criptomonedas se asocia a un potencial limitado de las mismas.

Actualmente, los inversores en criptomonedas se enfrentan a un sentimiento mixto entre los temores de recesión y el optimismo hacia el soporte de los USD 20,000, que está ganando fuerza, pues las stablecoins podrían acabar fluyendo hacia Bitcoin y otras criptomonedas. Por esta razón, el análisis de los datos de los derivados es valioso para entender si los inversores están valorando las mayores probabilidades de una recesión.

La prima de los futuros del Bitcoin se vuelve negativa por primera vez en un año

Los traders minoristas suelen evitar los futuros trimestrales debido a su diferencia de precio con los mercados al contado, pero son el instrumento preferido de los traders profesionales porque no poseen la tasa de financiación fluctuante de los contratos perpetuos.

Estos contratos a mes fijo suelen negociarse con una ligera prima respecto a los mercados al contado porque los inversores exigen más dinero para retener la liquidación. Esta situación no es exclusiva de los mercados de criptomonedas. En consecuencia, los futuros deberían cotizar con una prima anualizada de entre el 5% y el 12% en mercados saludables.

Prima anulizada de los futuros de Bitcoin a 3 meses. Fuente: Laevitas

La prima de los futuros de Bitcoin no logró superar el umbral neutral del 5%, mientras que el precio de Bitcoin mantuvo firmemente el soporte de USD 29,000 hasta el 11 de junio. Cada vez que este indicador se desvanece o se vuelve negativo, es una bandera roja alarmante, y dicha situación se conoce como backwardation.

Para excluir las externalidades específicas del instrumento de futuros, los traders también deben analizar los mercados de opciones de Bitcoin. Por ejemplo, la inclinación del 25% de la delta de las opciones muestra cuándo los creadores de mercado de Bitcoin y las mesas de arbitraje están cobrando más por la protección al alza o a la baja.

En mercados alcistas, los inversores en opciones dan mayores probabilidades a una subida de precios, lo que hace que el indicador de inclinación caiga por debajo del -12%. Por otro lado, el pánico generalizado de un mercado induce una lectura positiva del +12% o superior.

Inclinación del 25% de la delta de las opciones de Bitcoin a 30 días. Fuente: Laevitas

La inclinación de la delta a 30 días alcanzó un máximo del +36% el 18 de junio, el registro más alto de la historia y típico de los mercados extremadamente bajistas. Aparentemente, el aumento del 18% del precio de Bitcoin desde el mínimo de USD 17,580 fue suficiente para restablecer cierta confianza en los traders de derivados. Aunque el indicador de inclinación del 25% sigue siendo desfavorable para valorar los riesgos a la baja, al menos ya no se sitúa en los niveles que reflejan una aversión extrema.

Los analistas prevén un «daño máximo» en el futuro

Algunas métricas sugieren que Bitcoin podría haber tocado fondo el 18 de junio, especialmente porque el soporte de los USD 20,000 ha ganado fuerza. Por otro lado, analistas como Mike Alfred dejaron claro que, en su opinión, «Bitcoin no ha terminado de liquidar a los grandes jugadores» y «lo llevarán a un nivel que cause el máximo daño a los jugadores más sobreexpuestos como Celsius».

Hasta que los traders tengan una mejor visión del riesgo de contagio de la implosión del ecosistema Terra, la posible insolvencia de Celsius y los problemas de liquidez a los que se enfrenta Three Arrows Capital, las probabilidades de que se produzca otra caída del precio de Bitcoin son altas.

Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí son únicamente las del autor y no reflejan necesariamente las opiniones de Cointelegraph.com. Cada inversión y movimiento comercial implica un riesgo, debes realizar tu propia investigación al tomar una decisión.

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.