Los empleados del regulador financiero de Corea tienen que informar de sus holdings de criptomonedas

El presidente de la Comisión de Servicios Financieros de Corea (FSC), Eun Sung-soo, les ha ordenado a los funcionarios de la FSC que poseen criptomonedas que presenten informes sobre sus inversiones antes del 7 de mayo.

Los empleados de la FSC sujetos a la presentación de informes son los que gestionan los desarrollos tecnológicos de las monedas virtuales, los responsables de la redacción y aplicación de las leyes sobre monedas virtuales y los que informan y gestionan los exchanges de criptomonedas.

Un artículo del Korea Times señalaba la falta de regulación comparativa que rodea a las inversiones de los funcionarios de la FSC en criptomonedas en comparación con los productos financieros tradicionales.

Aunque se espera que los empleados de la FSC les notifiquen al presidente Sung-soo si han especulado con criptomonedas, y se les prohíbe realizar inversiones utilizando la información que han obtenido antes que el público a través de su posición privilegiada, el reportero del Korea Times, Lee Kyung-min, señaló las suaves sanciones por las violaciones de la política:

“Estas medidas no son vinculantes, y las sanciones por violarlas no son fuertes.”

El presidente de la FSC recientemente provocó la ira de la comunidad de criptomonedas de Corea del Sur, después de instar a los adultos a no dar un ejemplo negativo a las generaciones más jóvenes mediante la especulación arriesgada.

«Los adultos son responsables de guiar a los jóvenes que van por el camino equivocado. Es demasiado arriesgado comerciar con criptomonedas teniendo en cuenta la alta volatilidad de sus precios», dijo.

La reacción del público ha hecho que casi 130,000 residentes firmen una petición en línea en la que se pide la dimisión de Sung-soo por sus comentarios:

«Es más que condescendiente e hipócrita que Eun sermonee a los jóvenes trabajadores de hoy en día, a quienes les resulta inimaginablemente difícil tener una casa, y mucho más tener activos financieros de cualquier tipo. Eun ha visto aumentar su valor inmobiliario en los últimos años. No tiene derecho a darnos lecciones sobre lo que está bien y lo que está mal.»

Recientemente, Corea del Sur ha tratado de reforzar su supervisión reguladora de los criptoactivos; en marzo, la Asamblea Nacional aprobó un proyecto de ley que exige permisos para los exchanges de criptomonedas locales basados en una estricta verificación de la identidad.

Las empresas que manejan criptoactivos también se enfrentarán a duras sanciones por no cumplir con los requisitos de información: la FSC amenaza con hasta cinco años de prisión por no informar.

En febrero, Cointelegraph informó que el Ministerio de Finanzas de Corea del Sur había acelerado la introducción de un controvertido impuesto del 20% sobre las ganancias de criptomonedas superiores a $2,300, que ahora está previsto que se convierta en ley el 1 de enero de 2022.

Sigue leyendo: