Los diamantes (al fin) son eternos en la cadena de bloques de Ethereum

Llegaron al mercado de OpenSea tokens no fungibles (NFT) que representan diamantes.

En el pasado, existieron diversos intentos con el fin de tokenizar diamantes y otras piedras y metales preciosos. Pero el fundador y CEO de Icecap, Jacques Voorhees, dijo que el problema de los intentos anteriores fue que trataron a los diamantes como productos fungibles, lo cual no es así.

Le dijo a Cointelegraph que cuando escuchó por primera vez acerca de los NFT a través de su hijo Erik Voorhees (CEO de ShapeShift), todo encajó. «Son tan diferentes como un copo de nieve», dijo. «Todos los esfuerzos para tratar de crear fungibilidad con un artículo no fungible, terminaron fracasando. Y a pesar de que utilizaron la tecnología blockchain, todavía no tienen éxito.»

«He comprobado que esto se remonta a 1972 cuando la West Coast Commodities Exchange intentó crear contratos de futuros de fungibilidad y de diamantes. La cosa duró unos tres días y el mercado se cayó porque los contratos en realidad no eran similares.»

NFT representing a diamond

Representación de NFT de un diamante. Fuente: Icecap.

Eric Voorhees prometió comprar un diamante

Antes de ser tokenizados, todos los diamantes deben ser certificados por el Instituto Gemológico de América (GIA) y luego ser enviados al Gem Certification & Assurance Lab (GCal), que revisa el certificado del GIA y proporciona una garantía:

«Así que si alguna vez se descubre que su evaluación no fue exacta, pagarán la diferencia de precio y luego lo respaldarán con una póliza de seguro que los cubra en caso de que tengan que pagar por ello».

El problema que resuelve Icecap es que actualmente es casi imposible que los inversores minoristas vendan diamantes sin un gran descuento, ya que no existe un mercado secundario. Según Voorhees, se trata de una oportunidad sin explotar de $10.000 millones, aunque inicialmente será un pequeño nicho de mercado, principalmente habitado por personas ricas en criptos y pioneros. Voorhees afirma que Erik, que invirtió en la empresa, también prometió comprar un diamante en el mercado OpenSea.

Icecap no cree que haya problemas de reglamentación

Después de profundas consultas con sus abogados, Voorhees no cree que los NFT que representan diamantes constituyan un problema de reglamentación:

«Han mirado de cerca lo que estamos haciendo y exactamente cómo estamos manejando la transferencia del título y cómo estamos manejando el cobro de los impuestos de venta como este. Han hecho muchas preguntas. Su conclusión es que aparentemente no hay ningún problema de regulación por ahora.»

Añadió que los abogados le aconsejaron que, en todo caso, se pusiera en contacto con todos los posibles organismos reguladores de manera anticipada. 

Erik Voorhees afirmó recientemente que ahora es el momento de invertir en «activos reales». Según Jacques Voorhees, ShapeShift podría hacer posible el comercio de NFTs pronto.

Sigue leyendo: