Los bancos centrales de los Emiratos Árabes Unidos y de Arabia Saudita publican un informe sobre el ensayo del Proyecto de la CBDC Aber

Los bancos centrales de dos de las economías más poderosas de Oriente Medio publicaron hoy un informe sobre un proyecto conjunto de un año para una moneda digital del banco central (CBDC), y los resultados hablan con claridad de la tecnología blockchain.

Anunciado por primera vez en enero de 2019, el Proyecto Aber fue un esfuerzo conjunto entre los Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita para establecer una «prueba de concepto» diseñada para «contribuir en el conjunto de conocimientos sobre tecnologías CBDC y DLT».

El esfuerzo conjunto de dos bancos centrales en un estudio como este es uno de los primeros de este tipo. Con este fin, el informe señala que la elección del nombre «Aber» se refiere a la misión principal del proyecto:

«El nombre Aber fue seleccionado porque, al igual que la palabra árabe, para «cruzar las fronteras», capta tanto la naturaleza transfronteriza del proyecto como nuestra esperanza de que también cruce las fronteras en cuanto al uso de la tecnología«.

Dividido en tres fases que fue ampliando progresivamente el alcance del ensayo a seis bancos comerciales diferentes, el informe señala que en el proyecto se utilizó una moneda digital respaldada con dinero real a fin de obligar a «prestar mayor atención» a las cuestiones relativas a la seguridad y los sistemas de pago existentes.

En el informe se llega a la conclusión de que una CBDC de doble emisión «no solo era técnicamente viable» para los pagos transfronterizos, sino que las CBDC presentan «una mejora significativa con respecto a los sistemas de pago centralizados en cuanto a la resistencia arquitectónica».

En última instancia, el Proyecto Aber superó todos los obstáculos: «Se cumplieron todos los requisitos fundamentales […], incluidos los complejos requisitos relativos a la privacidad y la descentralización, así como los relacionados con la mitigación de los riesgos económicos, como la visibilidad de la oferta monetaria por parte del banco central y la trazabilidad de la moneda emitida».

El informe recomienda una serie de próximos pasos para la investigación y la política, incluida la adopción de DLT para mejorar la seguridad de los sistemas existentes, «ofreciendo una vía de pago basada en DLT» y ampliando el alcance de los futuros ensayos del Proyecto Aber para incluir a más socios geográficamente dispersos, así como la liquidación de otros activos, como los bonos o notas promisorias.

Aunque ninguno ha encontrado tanta oposición como el Proyecto Aber, otros bancos centrales también se han movido para estudiar la viabilidad de las CBDC en los últimos meses. Recientemente, China ha publicado directrices reglamentarias que legitiman un yuan digital, el Reino Unido también ha comenzado a redactar un proyecto de reglamentación y a proponer la investigación de una posible CBDC, y el ministro de economía del Brasil ha declarado definitivamente que la superpotencia sudamericana tendrá una CBDC.

No dejes de leer: