Law Decoded: Estados Unidos como teatro anatómico de la criptoregulación, 13-20 de septiembre

Otoño es tradicionalmente la temporada de caza para los reguladores financieros estadounidenses. La maraña de noticias que salen del Capitolio, los tribunales federales y varias agencias reguladoras puede resultar abrumadora en esta época, especialmente para los que residimos fuera del ámbito de estas venerables instituciones. También está claro que los resultados de estas batallas legales tendrán tremendos efectos en los mercados de criptomonedas, la adopción y, en general, la relación entre el poder estatal y la industria en todo el mundo. Pero esa no es la única razón para que cualquier persona interesada en cómo el viejo mundo se adapta a las finanzas digitales siga de cerca los acontecimientos en Estados Unidos.

Gensler del Capitolio

El presidente de la Comisión de Bolsa y Valores, Gary Gensler, compareció la semana pasada ante la Comisión de Banca, Vivienda y Asuntos Urbanos del Senado de Estados Unidos. Durante su intervención, no se aclaró mucho cómo quiere Gensler manejar a las stablecoins, más allá de su opinión de que muchas de ellas «bien podrían ser valores».

Fue positivo ver al menos a algunos senadores, como Pat Toomey, dispuestos a llamar la atención a Gensler por las inconsistencias y omisiones en su argumentación. Lo que fue preocupante fue ver a la mayoría de los republicanos tomando una posición para detener la innovación y a la mayoría de los demócratas en el lado de la protección más estricta de los inversores (a pesar de todas las risas y memes que produjo el discurso de la senadora Warren sobre las tasas de Ethereum). Que las criptomonedas se conviertan en otro tema partidista es una pesadilla, pero por suerte, ese no parecer ser el caso fuera de esta audiencia del Senado.

La CFTC renovada

La Comisión de Negociación de Futuros de Productos Básicos, que históricamente ha sido más indulgente con la parte del espacio de las criptomonedas que cae bajo su jurisdicción, pronto tendrá un presidente fijo y dos nuevos comisionados. Los tres nominados (el actual presidente interino, que se pronunció ampliamente a favor de la innovación, un jurista especializado en finanzas digitales y otro con una sólida experiencia en la aplicación de la ley) parecen tener el potencial de ser una fuerza positiva para las criptomonedas, pero no nos entusiasmemos todavía.

Las criptomonedas y su papel en la política

El resto del mundo sigue aportando importantes novedades políticas para los activos digitales. Cuba reconoció las criptomonedas y ahora permite su uso como vehículo de remesas e inversión. En El Salvador, los opositores del presidente Nayib Bukele hicieron una declaración política al quemar un quiosco de criptomonedas. En Corea del Sur, el partido mayoritario se enfrentó al ministro de finanzas por un polémico código fiscal para las criptomonedas, intentando posponer su aplicación. ¿Notan un tema común? En todo el mundo, las cuestiones relacionadas con las criptomonedas forman parte de las agendas políticas.

Sigue leyendo: