Las transacciones reversibles podrían mitigar el robo de criptomonedas, dicen investigadores

Investigadores de la Universidad de Stanford han presentado un prototipo de «transacciones reversibles» en Ethereum, argumentando que podría ser una solución para reducir el impacto del robo de criptomonedas.

En un tuit del domingo, el investigador de blockchain de la Universidad de Stanford Kaili Wang compartió un resumen de la idea del token reversible basado en Ethereum, señalando que en esta etapa no es un concepto terminado, sino más bien una «propuesta para provocar la discusión y soluciones aún mejores de la comunidad blockchain», señalando:

“Los principales hackeos que hemos visto son innegables robos con pruebas sólidas. Si hubiera una forma de revertir esos robos en esas circunstancias, nuestro ecosistema sería mucho más seguro. Nuestra propuesta permite las reversiones solo si son aprobadas por un quórum descentralizado de jueces.”

La propuesta fue elaborada por investigadores de blockchain de Stanford, entre ellos Wang, Dan Boneh y Qinchen Wang, y esboza «estándares de tokens opcionales que son hermanos de ERC-20 y ERC-721» denominados ERC-20R y ERC-721R.

Sin embargo, Wang aclaró que el prototipo no era para reemplazar los tokens ERC-20 o hacer que Ethereum sea reversible, explicando que es un estándar opt-in que «simplemente permite una breve ventana de tiempo post-transacción para que los robos sean impugnados y posiblemente restaurados.»

Según las normas propuestas para los tokens, si a alguien le roban sus fondos, puede presentar una solicitud de congelación de los activos a un contrato de gobierno. Esto será seguido por un tribunal descentralizado de jueces que necesitan votar rápidamente «en un día o dos como máximo» para aprobar o rechazar la solicitud.

Ambas partes de la transacción también podrían aportar pruebas a los jueces para que, en teoría, tengan suficiente información para llegar a una decisión justa.

En el caso de los tokens no fungibles (NFT), el proceso sería relativamente sencillo, ya que los jueces solo tendrían que ver «quién es actualmente el propietario del NFT, y congelar esa cuenta».

Sin embargo, la propuesta admite que la congelación de tokens fungibles es mucho más complicada, ya que el ladrón puede repartir los fondos entre decenas de cuentas, pasarlos por un mezclador de criptomonedas anónimo o cambiarlos por otros activos digitales.

Para contrarrestar esto, los investigadores han ideado un algoritmo que proporciona un «proceso de congelación por defecto para rastrear y bloquear los fondos robados.»

Señalan que se asegura que se congelarán los fondos suficientes en la cuenta del ladrón para cubrir la cantidad robada, y los fondos solo se congelarán si «hay un flujo directo de transacciones desde el robo.»

La publicación de Wang en Twitter generó un gran debate: muchas personas hacían más preguntas, apoyaban la idea, la refutaban o proponían sus propias ideas.

Al prominente alcista de Ether (ETH) y podcaster Anthony Sassano no le gustaba la propuesta; tuiteó a sus 224,300 seguidores que «estoy a favor de que la gente venga con nuevas ideas y las ponga en el éter, pero no estoy aquí para TradFi 2.0».

Discutiendo la idea más a fondo con la gente en los comentarios, Sassano explicó que él piensa que el control de la reversión y las protecciones de los consumidores deben ser colocados en las «capas superiores» como los exchanges y las empresas, en lugar de la capa base (blockchain o tokens), y añadió:

“Hacerlo en el nivel ERC20/721 sería básicamente hacerlo en la ‘capa base’, lo que no me parece correcto. Las protecciones para el usuario final pueden establecerse en niveles superiores, como los frontales.”

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.