La SEC acusa al operador de una ICO de tergiversar la tecnología de su plataforma

La Comisión de Bolsa y Valores de los Estados Unidos, O SEC, publicó acciones legales contra otra Oferta Inicial de Monedas, o ICO de 2017. Boon.Tech y Rajesh Pavithran, el CEO del proyecto, enfrentan acusaciones de fraude por parte de la comisión, así como cargos asociados con el registro de valores, detalla la declaración emitida por la SEC el 13 de agosto.

La declaración agregó:

«De acuerdo con la orden de la SEC, desde noviembre de 2017 hasta enero de 2018, Boon.Tech y Pavithran recaudaron aproximadamente USD 5 mediante la venta de Boon Coins a más de 1,500 inversores en los Estados Unidos y en todo el mundo para recaudar fondos para desarrollar y comercializar una plataforma para conectar a los empleadores que anuncian puestos de trabajo con los trabajadores independientes que buscan trabajo».

Las acusaciones de la agencia gubernamental afirman que las Boon Coins son valores, indicando que el proyecto y su CEO las vendieron como una inversión sin registrarlas como tal.

La declaración continuó:

«Además, la orden determina que Pavithran y Boon.Tech hicieron declaraciones falsas y engañosas, incluyendo afirmaciones de que las Boon Coins eran estables y seguras porque la plataforma de Boon.Tech eliminó la volatilidad inherente a los mercados de activos digitales al implementar tecnología pendiente de patente para proteger las Boon coins contra el dólar estadounidense, cuando en realidad Boon.Tech no tenía tal tecnología pendiente de patente».

Además, los acusados presuntamente alardeaban de la red principal que albergaba la plataforma, lo que la hacía superior a las demás. Sin embargo, el proyecto supuestamente utilizaba una blockchain pública que ya estaba disponible en el mercado.

Como se cita en la declaración, la jefa de la Unidad Cibernética de la División de Cumplimiento de la SEC, Kristina Littman, describió la importancia de la información honesta sobre las inversiones, afirmando que Boon.Tech y su CEO se aprovecharon de sus inversores con afirmaciones falsas.

Los demandantes llegaron a un acuerdo, con Boon.Tech comprometiéndose a pagar una multa de USD 600,334, mientras que también renunciaba a los USD 5 millones de ganancias.

Pavithran y su compañía también deben «destruir todas las Boon Coins en su posesión, emitir solicitudes para eliminar las Boon Coins de cualquier negociación adicional en todas las plataformas de comercio de activos digitales de terceros, y abstenerse de participar en cualquier oferta futura de valores de activos digitales», dice la declaración. «Además, la orden requiere que Pavithran pague una multa de USD 150,000 y se le prohíbe servir como oficial o director de una empresa pública».

La SEC ha ido tras una gran cantidad de ICO en los últimos años, mostrando como se pudo amaestrar una industria que alguna vez fue conocida como el «Salvaje Oeste».

Sigue leyendo: