La entrada de BlackRock refleja un cambio en la perspectiva institucional sobre las criptomonedas

El 20 de enero, BlackRock, el mayor gestor de activos del mundo con más de 8,7 billones de dólares de activos bajo gestión, parecía haber dado luz verde a dos de sus fondos asociados, BlackRock Global Allocation Fund Inc. y BlackRock Funds, para invertir en futuros de Bitcoin.

En este sentido, los documentos de los folletos presentados ante la Comisión de Valores de los Estados Unidos sugieren que BlackRock está buscando incursionar en Bitcoin (BTC), especialmente porque la primera criptomoneda de la historia se ha añadido a las listas de productos derivados de la compañía autorizados para su uso.

Además, en los últimos meses, los directivos de la empresa han hablado positivamente sobre Bitcoin, aludiendo al hecho de que en un futuro próximo, varias instituciones podrían mirar hacia los activos digitales para ampliar su lista de ofertas financieras.

Por ejemplo, en una entrevista el pasado noviembre, Rick Rieder, director de inversiones de BlackRock, dijo que Bitcoin tiene el potencial de «ocupar el lugar del oro en gran medida». El director general de la empresa, Larry Fink, se hizo eco de una opinión algo similar, al afirmar a los medios de comunicación que el Bitcoin ha captado la atención de las masas y tiene el potencial de evolucionar posiblemente hasta convertirse en un mercado global propio.

Por último, cabe recordar que hace exactamente un mes, BlackRock publicó un anuncio de empleo en el que buscaba una persona cualificada para el puesto de vicepresidente, líder de blockchain para su oficina de Nueva York. Según el anuncio, el papel requería que los solicitantes fueran capaces de idear y poner en marcha diversas estrategias que puedan ayudar a «impulsar la demanda de las inversiones y ofertas tecnológicas de la firma.»

¿Qué significa la entrada de BlackRock en el mercado?

Que BlackRock invierta en futuros de Bitcoin es un paso importante para el ecosistema global de criptomonedas, ya que aporta una enorme credibilidad al Bitcoin como nueva clase de activos. Jason Lau, director de operaciones del exchange OKCoin, dijo a Cointelegraph que este movimiento sentará las bases para que otros gestores de activos lo sigan, ya que la mayoría de los gestores de activos tradicionales suelen ser «seguidores del consenso», y añadió:

«Con el anuncio de BlackRock, otros gestores de activos van a poder señalar el trabajo de BlackRock para convencer a sus comités de inversión y a los consejos de inversión de los clientes sobre el potencial y la madurez de BTC y el ecosistema de las criptomonedas.»

Actualmente, los futuros de CME y las acciones de fideicomisos de inversión emitidas por Grayscale y Bitwise son dos de los principales vehículos para que las instituciones se involucren con criptomonedas. Sin embargo, debido a esta severa limitación, ha habido grandes primas de los fideicomisos frente al precio subyacente de BTC. Por ejemplo, Lau declaró que durante la reciente apreciación del precio de BTC en diciembre, Grayscale tenía una prima del 40% sobre el valor subyacente de Bitcoin.

Kyle Samani, socio gerente de Multicoin Capital -una firma de inversión – dijo a Cointelegraph que la entrada de BlackRock es un gran paso adelante para toda la industria. Cree que al permitir que algunos de sus fondos vayan en largo en BTC, permitirá que más inversores se unan al espacio.

¿Llega tarde BlackRock a la fiesta?

Mientras que algunos se regocijan con la noticia de que BlackRock se abre paso en el mercado de las criptomonedas, Maksim Balashevich, fundador y director general de Santiment -una plataforma de inteligencia de mercado para las criptomonedas- dijo a Cointelegraph que, desde un punto de vista puramente de «análisis de comportamiento», no hay que tener en cuenta sólo los grandes titulares.

En su lugar, podría ser más decisiva la reacción de las masas, que, la mayoría de las veces, es el factor más crucial que determina la acción del precio del mercado. Y añadió: «La entrada de BlackRock no es ningún acontecimiento especial, sino que es otra «llegada tardía» de los fondos de «dinero grande». El movimiento no tendrá ninguna repercusión, salvo una mayor profesionalización, aumentando la liquidez del mercado».

Cuando se le preguntó sobre el impacto que la entrada de BlackRock puede tener en la posible estabilización del valor de Bitcoin, Balashevich señaló que, a pesar de estos «grandes movimientos», la volatilidad de las criptomonedas está aquí para quedarse y que se producirán muchos más altibajos en los próximos meses. «Los jugadores como BlackRock son tiburones que juegan entre sí«, dijo.

Por último, sobre si el punto de saturación en términos de entrada institucional en este espacio está cada vez más cerca, cree que la industria está, efectivamente, «acercándose mucho a la cima» y que «no quedan demasiados grandes jugadores para entrar en el mercado.«

¿Podría estar en el horizonte un ETF de Bitcoin aprobado por la SEC?

Históricamente, la SEC ha rechazado una serie de propuestas de ETF -como las presentadas por Phoenix Wilshire, Gemini, etc.-, señalando la manipulación de los precios, la falta de liquidez y las fuentes de indexación de precios como principales preocupaciones. Sin embargo, con la incursión de BlackRock en este espacio, parece que el escenario puede estar finalmente preparado para la aprobación de un ETF en algún momento de 2021, como señaló Lau:

«Un número cada vez mayor de grandes firmas financieras de renombre, como BlackRock, Guggenheim, SkyBridge, etc., están entrando en el espacio de las criptomonedas y dando su señal de aprobación. Esto puede dar al organismo regulador más confianza en la maduración del mercado de las criptomonedas y en la necesidad de un ETF para dar más acceso a las criptomonedas.»

Señaló que será extremadamente interesante ver si el negocio de ETF de BlackRock, iShares, decide convertirse en el primer gran impulsor en reconocer esta ventana de oportunidad que se abre rápidamente y presentar él mismo un ETF. Recientemente, la empresa de gestión de inversiones VanEck ha vuelto a presentar una solicitud a la SEC para crear un nuevo ETF de Bitcoin. Este movimiento fue seguido por otra solicitud similar presentada por Valkyrie Investments. Así pues, la carrera de los ETFs vuelve a ponerse en marcha tras un breve periodo de calma.

Además, como Bitcoin ha superado recientemente el umbral de los 42.000 dólares, parece que varias instituciones de Wall Street se están acercando rápidamente al sector de las criptomonedas, como demuestra el hecho de que MassMutual se haya convertido recientemente en la última empresa de renombre del ámbito de las finanzas tradicionales en adquirir más de 100 millones de dólares en BTC.

No sólo eso, varios inversores de alto perfil, como Paul Tudor Jones y Stanley Druckenmiller, se han acercado a esta clase de activos relativamente nuevos en los últimos tiempos, y en el ámbito corporativo, empresas como Square y PayPal han comprado Bitcoin.

Sigue leyendo: