La convergencia entre Tesla, SpaceX, las energías renovables y la minería de Bitcoin

Tesla —una de las 10 empresas de la lista Fortune 100 dirigida por Elon Musk, una de las personas más ricas del mundo— transfirió 1,500 millones de dólares de sus fondos a Bitcoin (BTC) a principios de febrero. La compra de Bitcoin por parte de Musk sobresaltó a los inversores tradicionales, que ahora tenían que entender cómo su inversión en Tesla se relacionaría con Bitcoin.

Actualmente, gran parte de los ingresos de Tesla proceden de la venta de créditos de energía renovable, o REC, que se agotarán en los próximos años a medida que los fabricantes de automóviles de la competencia produzcan sus propios vehículos cero emisiones y acumulen REC con los estados que los exigen.

En la presentación de Tesla ante la Comisión del Mercado de Valores de los Estados Unidos, la empresa declaró que había actualizado su política de inversión para que fuera más flexible a la hora de diversificar y maximizar el rendimiento del efectivo ocioso. Como parte de este plan, Tesla dijo que invertiría en ciertos «activos de reserva alternativos, incluyendo activos digitales, lingotes de oro, [y] fondos de oro cotizados en bolsa». El comunicado también dice:

«A partir de entonces, invertimos un total de 1,500 millones de dólares en Bitcoin bajo esta política y podemos adquirir y tener activos digitales de vez en cuando o a largo plazo. Además, esperamos empezar a aceptar Bitcoin como forma de pago para nuestros productos en un futuro próximo, sujeto a las leyes aplicables e inicialmente de forma limitada, que podemos liquidar o no al recibirlo.»

El mercado de Bitcoin ha visto el reconocimiento y el avance de Tesla en la industria de las criptomonedas como una validación institucional del uso de Bitcoin como depósito de valor.

Uso de fuentes de microenergía descentralizadas para la minería de Bitcoin

Otros negocios de Tesla producen y venden paneles solares, techos solares y baterías. Las baterías se utilizan en sus autos y proporcionan almacenamiento de energía para sistemas solares residenciales.

Los sistemas solares residenciales pueden inyectar la energía sobrante en la red. La compañía eléctrica local prorrateará la factura eléctrica del cliente en función de la cantidad de energía extraída del sistema.

Los Powerwalls de Tesla pueden almacenar ese excedente de energía y alimentar varias cosas en su casa, incluidos los aires acondicionados, y cargar su vehículo eléctrico Tesla.

El exceso de energía de las fuentes de microenergía de Tesla puede desviarse para hacer funcionar las operaciones de minería de criptomonedas. Sin la minería de criptomonedas, el excedente de energía se desperdicia o se almacena y se vende por centavos de dólar. Ahora, Tesla y otras empresas energéticas pueden convertir el exceso de energía en un activo digital, como Bitcoin, que es inmediatamente financiable.

El papel de SpaceX

Muchos especulan que la inversión de Tesla en Bitcoin y su aceptación como medio de pago es una señal significativa de la dirección de la compañía. Como sabemos, Musk es también el director general de SpaceX, la empresa que pretende establecer una colonia en Marte en la próxima década. Sin embargo, los dólares estadounidenses fundamentalmente no funcionarán en Marte. El prolongado tiempo de comunicación entre los servidores de la Tierra y los de Marte plantea muchos problemas. Será necesario que haya una forma verificable y fiable de transferir valor entre las economías de los planetas.

Bitcoin ofrece una solución mejor para transferir valor de forma segura entre planetas en una red de confianza en la que el tiempo de los bloques de 10 minutos acaban siendo una ventaja en lugar de una molestia. La colonia de SpaceX puede comerciar localmente utilizando un medio de cambio local conveniente y transferir de forma segura ese valor de vuelta a la Tierra sin intermediarios ni preocupaciones por las políticas monetarias inflacionistas en la Tierra. Bitcoin ofrece a la gente una forma más fluida de integrar las economías entre planetas. Por lo tanto, es probable que las colonias de Marte cuenten con nodos Bitcoin que utilicen la constelación de satélites Starlink de SpaceX.

Arquitectura de servidores descentralizados para establecer la Internet del valor

La transición del mundo analógico a una sociedad digitalmente nativa requiere un dinero programable. El actual sistema bancario fiduciario es arcaico, ineficiente e incapaz de satisfacer las necesidades de una sociedad tecnológicamente avanzada.

La minería de Bitcoin es la columna vertebral de esta evolución. Bitcoin es la moneda digital más reconocida en la nueva economía descentralizada. Bitcoin ha alcanzado efectos de red críticos y es la elección lógica para una moneda de reserva global digitalmente nativa. La Internet del valor —donde el valor se transmite de forma tan eficiente, barata y fiable como lo hacen ahora los datos— está libre del control de cualquier gobierno o entidad individual. Bitcoin sirve a este propósito debido a la arquitectura descentralizada incorporada en el protocolo de Bitcoin.

Los críticos atacan a Bitcoin por tener demasiado poder de procesamiento alojado en China continental. Mientras tanto, la descentralización de la potencia de cálculo de Bitcoin seguirá mejorando a medida que más productores de energía reconozcan los beneficios de convertir el exceso de energía en activos digitales a través de la minería de Bitcoin.

La minería de Bitcoin es necesaria para establecer un nivel de seguridad para la economía descentralizada, una función que los bancos centrales ahora proporcionan para la economía global centrada en el dinero fiat. La economía descentralizada es cada vez más eficiente y de varias capas. El punto fuerte de Bitcoin es que cuenta con la red informática más potente del mundo para asegurar la capa base de la economía descentralizada, sobre la que se están construyendo todas las demás soluciones de transmisión de valor. Estamos asistiendo al desarrollo de un nuevo ecosistema financiero descentralizado. Un día, podrás enviar 20 dólares a tus amigos en Marte sin pensar dos veces en lo que hizo falta para que eso llegara hasta allí.

Este artículo no contiene consejos o recomendaciones de inversión. Cada inversión y movimiento de trading implica un riesgo, y los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión. 

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son solo del autor y no necesariamente reflejan o representan los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

William Szamosszegi es el CEO y fundador de Sazmining Inc, una empresa de consultoría y desarrollo de minería de criptomonedas, y anfitrión de Everything Crypto Mining: The Sazmining Podcast. Es optimista sobre el futuro de Bitcoin como activo de reserva digital dominante a nivel mundial y cree que Bitcoin es la solución para el dinero real de una capa. William creció en Maryland y estudió psicología y gestión en la Universidad de Bucknell. William pasa su tiempo libre haciendo ejercicio, viendo a sus amigos y leyendo. 

Sigue leyendo: