¿Invertir en DeFi? Apuesta por la diversificación, no por las ganancias a corto plazo

El espacio de las Finanzas Descentralizadas ha crecido exponencialmente en los últimos meses, hasta el punto de que más de 9.000 millones de dólares en criptoactivos fueron bloqueados en sus protocolos antes de que los precios de las criptomonedas empezaran a bajar. El espacio tenía un poco más de 500 millones de dólares bloqueados en septiembre de 2019.

Este crecimiento exponencial de los últimos meses parece estar relacionado principalmente con una tendencia al Yield Farming que comenzó cuando el protocolo de préstamo Compound empezó a distribuir su token de gobernanza COMP a los usuarios que interactuaban con el protocolo.

En pocas palabras, el Yield Farming – o el Liquidity Mining – permite a los usuarios del DeFi generar recompensas con sus tenencias de criptomonedas interactuando con los protocolos que distribuyen los tokens de gobernanza. El Yield Farming puede ser una actividad rentable por sí misma, pero los tokens que se cultivan a menudo también ven subir sus precios.

Uno de los muchos ejemplos de ello es YFI, el token de gobernanza de Yearn.finance, un sitio que ayuda a los usuarios a encontrar los mejores rendimientos en los protocolos de DeFi. En los últimos 30 días, YFI ha subido más del 400%.

 

Los riesgos de perseguir ganancias a corto plazo

Hay que mencionar que el Yield Farming no es simple, y las recompensas rara vez suben en línea recta. Tampoco es una práctica adecuada para todos los que se encuentran en el ecosistema cripto, ya que generalmente requiere que los titulares prometan grandes cantidades de capital para obtener más recompensas. Además, en el espacio DeFi, hay varios riesgos que no son inmediatamente claros.

Un riesgo asociado con el Yield Farming que la mayoría de las personas parecen descuidar es la naturaleza misma de los contratos inteligentes. Los protocolos populares de DeFi son desarrollados por pequeños equipos con recursos limitados, lo que puede aumentar el riesgo de errores y vulnerabilidades de los contratos inteligentes. Incluso protocolos auditados muy conocidos han sido hackeados.

El riesgo de los contratos inteligentes es muy real y podría terminar costando dinero a mucha gente. Un caso famoso es el de Yam Finance (YAM), un proyecto DeFi que vio a los usuarios bloquear más de 500 millones de dólares en criptoactivos en él antes de que un error que se descubrió hiciera imposible que la comunidad alcanzara el quórum.

Si bien los creadores de Yam Finance advirtieron a los usuarios que su contrato inteligente no había sido auditado, la búsqueda de ganancias a corto plazo hizo que los usuarios fijaran en él más de 500 millones de dólares -aunque el token del protocolo no figuraba en los principales exchanges- antes de que se produjera la tragedia.

Como muestran los datos, después de que el token YAM alcanzara su máximo, pasó de unos 100 dólares a 1 dólar en un solo día. Y ahora, los tokens valen $0.02.

 

Otros riesgos están relacionados con la volatilidad inherente de las criptomonedas y con las intenciones de los que están detrás de los protocolos DeFi. SushiSwap, un popular exchange descentralizado modelado a partir del DEX líder Uniswap, es un claro ejemplo aquí.

SushiSwap es un exchange que no funciona con un libro de órdenes sino con un modelo de creación de mercado automatizado, o AMM por sus siglas en inglés. Este modelo hace que los proveedores de liquidez añadan fondos a los fondos comunes de liquidez. Se diferencia de Uniswap gracias al token SUSHI, que da derecho a los titulares a la gestión del proyecto y los recompensa con una parte de las tasas que pagan los traders.

Fue creado por el desarrollador anónimo Chef Nomi y en poco más de una semana, vio a los usuarios bloquear más de 1.270 millones de dólares en criptoactivos en contratos inteligentes de Sushi. El chef Nomi, sin embargo, decidió cobrar una participación de tokens de SUSHI por más de 38.000 ethers (ETH), lo que llevó a algunos a creer que era una estafa.

El resultado fue una caída del precio de más del 70% para SUSHI, que cayó de más de 5,3 dólares a 2,3 dólares en menos de 20 horas.

 

Nuestra responsabilidad con el crecimiento sostenible de DeFi

El Chef Nomi terminó dándole sus claves de administración al CEO de FTX y al inversor en sushi Sam Bankman-Fried, quien trabajó en el protocolo antes de anunciar que lo iba a transferir a un formato de múltiples firmas para que ninguna entidad pueda controlar la plataforma.

Me ofrecí a ayudar en un intento de apoyar el desarrollo del espacio DeFi.

También hay una forma mejor y más sostenible de ganar exposición a las maravillas de DeFi, al mismo tiempo que se asegura de no perder todo su dinero por un fallo o un error humano.

La diversificación es clave

Los inversores recomiendan muy a menudo la diversificación porque el hecho de no «poner todos los huevos en una sola cesta» ayuda a asegurar que no se pierda todo por estafas, movimientos inesperados del mercado o problemas técnicos, y a invertir en proyectos potenciales mientras aún es pronto.

Los componentes de una cartera de DeFi dependen de los inversores individuales. Se recomienda encarecidamente que haga su propia investigación antes de invertir en cualquier criptoactivo – o cualquier activo en este caso. Un portafolio que invirtiera sólo en algunos de los mayores proyectos de DeFi y Ethereum probablemente se habría visto afectada por el colapso de YAM y la situación de SushiSwap, pero también se beneficiaría del crecimiento de YFI.

Para ayudarle a crear una cartera que le permita ganar exposición al DeFi, OKEx ha creado una pestaña de tokens de DeFi donde ahora puede acceder a 35 tokens diferentes relacionados con diferentes protocolos.

Los usuarios también pueden hacer margin y swap trading con una variedad de tokens DeFi en la plataforma OKEx, lo que les permite ejecutar estrategias para maximizar los beneficios y al mismo tiempo cubrir sus riesgos comerciales. Todas estas diferentes herramientas permiten a los traders e inversores aprovechar las ganancias que se obtendrán en este espacio cada vez mayor, al mismo tiempo que se asegura de que ningún evento imprevisto los haga naufragar.

Este artículo no contiene consejos ni recomendaciones de inversión. Cada movimiento de inversión y de comercio implica un riesgo, los lectores deben realizar su propia investigación al tomar una decisión.

Los puntos de vista, pensamientos y opiniones expresados aquí son exclusivamente del autor y no reflejan ni representan necesariamente los puntos de vista y opiniones de Cointelegraph.

Sigue leyendo:

Jay Hao es un veterano de la tecnología y un experimentado líder de la industria. Antes de OKEx, se centró en aplicaciones Blockchain para la transmisión de vídeo en directo y juegos para móviles. Antes de entrar en la industria Blockchain, ya tenía 21 años de sólida experiencia en la industria de los semiconductores. También es un líder reconocido con experiencias exitosas en la administración de productos. Como director general de OKEx y firme creyente en la Blockchain, Jay prevé que la tecnología eliminará las barreras de las transacciones, elevará la eficiencia y, finalmente, tendrá un impacto sustancial en la economía mundial.