FINRA ordena a Robinhood el pago de USD 70 millones debido al «importante daño» que la plataforma causó a sus usuarios

La Autoridad Reguladora de la Industria Financiera de EE.UU. va a sancionar a Robinhood con unos USD 70 millones en base a los resultados de una investigación sobre la aplicación de trading de acciones y criptomonedas.

En un anuncio del miércoles, la Autoridad Reguladora de la Industria Financiera, o FINRA por sus siglas en inglés, dijo que ordenó a Robinhood pagar USD 57 millones en multas al organismo regulador, así como proporcionar aproximadamente USD 12.6 millones en restitución a ciertos clientes. La FINRA alegó que la plataforma de negociación causó un «importante daño» a miles de usuarios y mostró «fallos sistémicos de supervisión» desde septiembre de 2016.

«La multa impuesta en este asunto, la más alta jamás impuesta por la FINRA, refleja el alcance y la gravedad de las infracciones de Robinhood, incluida la conclusión de FINRA de que Robinhood comunicó información falsa y engañosa a millones de sus clientes», dijo la jefa del departamento de aplicación de FINRA, Jessica Hopper.

La información falsa a la que se refirió FINRA incluye acusaciones de que Robinhood tergiversó las operaciones de margen, las tenencias de efectivo de los usuarios en las cuentas de la aplicación, el riesgo de pérdida en el comercio de opciones, cuánto poder de compra tenían los usuarios y la información relativa a las opciones de compra de margen. Según el organismo regulador, «Robinhood no admitió ni negó los cargos, pero consintió en la entrada de las conclusiones de FINRA».

Los reguladores dijeron que la firma era responsable de pagar USD 7 millones en restitución a los clientes que reportaron haber visto saldos negativos de efectivo inexactos en sus cuentas. El organismo hizo referencia a Alexander Kearns, un usuario de Robinhood de 20 años que se suicidó en junio de 2020 después de que apareciera un saldo negativo erróneo de más de USD 730,000 en su cuenta. Además, la FINRA ordenó a la plataforma pagar más de USD 5 millones a los usuarios afectados por las interrupciones de Robinhood entre 2018 y 2020, alegando que muchos usuarios perdieron hasta decenas de miles de dólares en operaciones que la plataforma no pudo ejecutar durante la importante volatilidad del mercado.

Las sanciones pagadas a la FINRA directamente parecen estar basadas en las políticas de la empresa Robinhood y en el aparente fracaso de proporcionar una imagen clara de los datos del mercado para los clientes. El organismo regulador dijo que entre enero de 2018 y diciembre de 2020 la plataforma de negociación no informó de miles de quejas de usuarios a FINRA tras todos los problemas mencionados. Además, el proceso de Robinhood para aprobar a los clientes para el comercio de opciones se basó en algoritmos en lugar de «directores firmes.» FINRA dijo que este método dio lugar a la aprobación de miles de usuarios que no cumplían con los criterios de elegibilidad de la empresa o cuyas cuentas deberían ser marcadas de otra manera.

Los resultados de la investigación de la FINRA se producen en un momento en que Robinhood está planeando seguir adelante con una oferta pública inicial, o IPO. Sin embargo, la empresa está actualmente bajo el escrutinio de la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos, lo que supuestamente provocó el retraso de la salida a bolsa de la compañía. Robinhood tenía previsto inicialmente lanzar su oferta pública de acciones este mes, pero al parecer ha pospuesto la oferta a julio.

Sigue leyendo: