Finance Redefined: el boom de Uniswap termina en quejas, del 16 al 23 de septiembre

El mayor evento de esta semana fue definitivamente el repentino lanzamiento del token de Uniswap, UNI, que enriqueció a muchos usuarios de DeFi en al menos USD 1,200 cada uno.

Uniswap dio 400 de sus tokens a cualquiera que hubiera comerciado con el protocolo, incluso si la interacción de alguna manera fallaba. Y cuando digo «cualquiera» me refiero a «cualquier billetera», algunas personas casi seguro que obtuvieron más de una asignación de este tipo por tener múltiples billeteras.

Lamentablemente, no fui uno de ellos, y para ser honesto apenas usé Uniswap de todos modos. En mi tratado sobre los exchanges descentralizados resalté algunas desventajas de Uniswap y otros similares. Para mí era sobre todo el costo, las comisiones de comercio son altas, las tasas de gas son altas, el deslizamiento es alto. No digo que Uniswap sea malo, simplemente no satisfacía mis necesidades y tenía mejores alternativas.

Obviamente, Uniswap lanzó un incentivo de «yield farming» al poco tiempo, pero este es bastante bueno. No hay pools Ponzi con recompensas de UNI por tener UNI en sí, el calendario de emisiones es bastante dócil (al igual que los rendimientos) y el protocolo se beneficia directamente de esta liquidez.

Los pools utilizados para cultivar la UNI son unas pocas iteraciones de pares de Ether a stablecoin y de ETH a Wrapped Bitcoin. Este último es el que está obteniendo más liquidez hasta ahora, lo que tiene sentido ya que es el pool menos sujeto a pérdidas impermanentes. Ese es otro de los principales problemas de Uniswap, los proveedores de liquidez pueden terminar fácilmente sacando menos de lo que pusieron inicialmente si se producen cambios repentinos en el precio. Es fácil ver cómo un par ETH/BTC tendría menores oscilaciones de precio.

Los incentivos permitieron a Uniswap batir una vez más todos los récords de valor tota bloqueado y convertirse en notablemente líquido, tal vez más que muchos exchanges centralizados. Por ejemplo, el intercambiar USD 100,000 de Ether a dólares estadounidenses sólo resulta en un deslizamiento del 0.06%. Eso es bajo, lo suficiente para que la liquidez ya no sea una preocupación cuando se trata de estos exchanges descentralizados.

¿Debería Uniswap tener el token más valioso?

Uniswap parece haber tenido en cuenta rápidamente las lecciones aprendidas de la debacle de SushiSwap, recompensar a la comunidad con un token para que tengan algo que perder si se van a pastos más «verdes».

Por un momento, la capitalización del mercado de UNI estaba a la par con la de SUSHI, su imitador, pero el mercado se rectificó rápidamente. Ahora volvió a ser uno de los 3 protocolos de DeFi más valiosos.

Aún así, es una historia agridulce. Todos los expertos parecen haber esperado que UNI alcanzaría los USD 10, si no más, basándose en el éxito del protocolo y las valoraciones relativas de otros proyectos.

Pero eso no ha sucedido hasta ahora. De hecho, el activo nativo perdió más del 50% de su máximo histórico de alrededor de USD 8, aunque se ha recuperado un poco para el momento de la publicación de este boletín. Algo de eso podría deberse al excesivo número de tokens gratuitos que deben ser absorbidos por los compradores. Pero creo que la cuestión más importante es que el token llegó demasiado tarde.

El mercado parece claramente tambalearse por los meses de fiesta. Es algo natural, los ciclos del mercado de criptomonedas raramente duran más de unos pocos meses. Para los que recuerdan, incluso en 2017 hubo bastantes períodos de depresión y largos períodos de caídas.

Pero también está el contexto macro al que hay que prestar atención. Espero que no sea polémico decir que el mercado de la criptomonedas ha estado seriamente correlacionado con las acciones y la economía mundial en general desde la crisis de marzo, y parece que estos también están cayendo ahora.

Por lo tanto, aunque estoy de acuerdo en que el token de Uniswap probablemente debería valer más que la mayoría de los demás tokens de gobernanza de DeFi, el mercado parece carecer de esa fuerza para ponerla ahí. Dada la forma en que va el mundo, el empuje extra que necesita puede tomar algún tiempo para materializarse.

El relanzamiento de YAM, encuestas sobre DeFi y MEME

Yam Finance se relanzó esta semana. El proyecto fue una de las primeras monedas de comida en llamar la atención, pero fracasó y entró en coma debido a una división fallida. El proyecto fue relanzado sin mayores incidentes hasta ahora, pero parece que los desarrolladores no están satisfechos con eso y están planeando un montón de características para manejar mejor la mecánica de la base.

Cointelegraph Consulting publicó un informe en el que encuestó a más de 50 ejecutivos y fundadores de proyectos DeFi para recoger sus ideas sobre el futuro de la industria. Entre las ideas clave, la mayoría cree que tomará entre tres y cinco años para que DeFi alcance su madurez. Eso es mucho tiempo en el mundo de las criptos.

Finalmente, si pensabas que 1,200 dólares gratis era un buen trato, ¿qué dices de USD 600,000? Eso es lo que valía un airdrop de MEME en un momento dado. El proyecto aparentemente comenzó como una sátira sobre el yield farming, pero luego de alguna manera se convirtió en un mercado para «acuñar» arte basado en NFT (tokens no fungibles).

Hay algunos conceptos interesantes, pero en general, todo parece ser una continuación de las criptomonedas haciendo cosas de criptomonedas. Algo así como Dogecoin.

Finance Redefined es el nuevo boletín informativo centrado en DeFi de Cointelegraph, que se envía a los suscriptores todos los miércoles.

Sigue leyenedo: