Exchange de criptomonedas se niega a dar nombres al gobierno de Bielorrusia

El exchange de criptomonedas con sede en Ucrania, Kuna.io, se niega a proporcionar información personal sobre personas que potencialmente podrían ser etiquetadas como disidentes por el gobierno de Bielorrusia.

Según una publicación en Facebook del 5 de octubre de Andrej Stryzhak; fundador de Belarus Solidarity Foundation, o BYSOL, Kuna declaró que no cumplirá con una solicitud oficial enviada el 30 de septiembre por el Departamento de Investigaciones Financieras de Bielorrusia, o FDI, bajo el Comité de Control del Estado del país.

El departamento solicitó información personal sobre los bielorrusos que habían recibido fondos a través de BYSOL, insinuando que podrían haber estado involucrados en las protestas en todo el país en algún momento de los últimos dos meses. La organización ayudó a recolectar donaciones en criptomonedas para personas, que perdieron su empleo o sufrieron otras dificultades financieras debido a su participación en las protestas.

Debido a que el fondo está registrado fuera de Bielorrusia, puede transferir criptomonedas directamente a las personas sin la intromisión del gobierno. El fundador de Kuna, Mikhail Chobanyan, originario de Ucrania, no solo le dijo a Stryzhak que rechazará la solicitud de la FDI, sino que también expresó su apoyo al «hermano pueblo de Bielorrusia».

«La misión de KUNA es un sistema financiero abierto y descentralizado», declaró Chobanyan. «Por eso apoyamos a todos los que nos ayudan y estamos dispuestos a prestar nuestro apoyo […] Nosotros, al igual que el mundo civilizado, no apoyamos la violencia y la negativa a dialogar con los oponentes».

El 9 de agosto, el presidente bielorruso Alexander Lukashenko declaró la victoria sobre la candidata opositora, Sviatlana Tsikhanouskaya, con más del 80% de los votos. Sin embargo, muchos funcionarios tanto dentro como fuera del país han cuestionado los resultados de las elecciones, y las protestas en curso han instado a Lukashenko a dimitir, alegando que no es un presidente legítimo.

BYSOL, un fondo sin fines de lucro fundado en agosto, ha estado regalando Bitcoin (BTC) para ayudar a cualquiera «que fue reprimido o perdió su trabajo debido a su participación en huelgas o protestas pacíficas en Bielorrusia», así como «funcionarios gubernamentales y agentes del orden que abandonaron sus puestos en protesta”, de acuerdo con la página de donaciones de Kuna.

Iniciado por un grupo de activistas y empresarios, el fondo afirma haber distribuido más de USD 1.3 millones a 1,579 personas de los USD 2.1 millones recaudados a través de donaciones.

«Entiendo que no puedo viajar a Bielorrusia», dijo el fundador de Kuna. «Pero mi conciencia está limpia.»

Sigue leyendo: