Ex diputado británico dice que los bancos centrales deberían prohibir el uso de Bitcoin

Nick Boles, ex miembro del Parlamento de Grantham y Stamford desde el 2010 hasta 2019, se dirigió a Twitter el martes para criticar a Bitcoin por su impacto ambiental negativo.

Retuiteó una publicación del corresponsal de la BBC, Rory Cellan-Jones, que muestra que Bitcoin ha superado a Argentina en consumo anual de energía eléctrica. Los datos fueron compilados por la Universidad de Cambridge y presentados en el Índice de Consumo de Electricidad de Bitcoin de Cambridge.

Boles dijo:

«Los bancos centrales deberían prohibir su comercio y obligar a cualquiera que tenga Bitcoin y quiera usarlo en cualquier transacción a cambiarlo por otra moneda que no tenga un efecto secundario tan dañino».

«Existen otras monedas digitales que no causan ningún daño en el mundo real», agregó, probablemente en referencia a las redes de prueba de participación (proof-of-stake) más amigables con el medio ambiente.

El aumento en el consumo de energía de Bitcoin ha provocado un debate interno dentro de la industria cripto sobre cómo compensar el impacto ecológico de la minería de la criptomoneda. Se estima que la moneda digital insignia consume 77.9 TWh al año, y las emisiones anuales de gases de efecto invernadero de la minería aparentemente alcanzan niveles comparables a los de toda Nueva Zelanda.

Boles no parece tener muchos comentarios sobre Bitcoin aparte de su reciente tuit. Actualmente, no existen regulaciones estrictas sobre Bitcoin en el Reino Unido, aunque comúnmente se trata como una moneda extranjera para la mayoría de sus usos.

Un legislador británico que renunció al Partido Conservador en 2019 a raíz del Brexit cree que los gobiernos deberían prohibir el uso de Bitcoin (BTC), lo que ofrece más evidencia de que la moneda digital todavía tiene una buena cantidad de detractores.

Sigue leyendo: