Estudio de Microsoft indica que Indonesia fue altamente afectada por ataques de malware

Las investigaciones de Microsoft revelan que Indonesia tuvo la tasa más alta de ataques de malware en toda la región Asia-Pacífico en 2019. Concluyen que esto indica un aumento de los ataques de criptojacking y ransomware.

El informe indica que la región sigue experimentando una tasa de incidentes de ransomware y otros ataques malware «superior a la media», con cifras 1,6 y 1,7 veces superiores a las del resto del mundo, respectivamente.

Aumentan los ataques ransomware y criptojacking en Indonesia

Indonesia tuvo un 10,68% de ataques de malware durante 2019. Aunque esto representa una disminución del 39%, las cifras siguen siendo dos veces más altas que el promedio regional, afirma Microsoft.

En cuanto a los ataques de ransomware, Indonesia se encuentra ahora en el segundo lugar en términos de frecuencia, con un 14%. Esto es 2,8 veces más alto que el promedio registrado en otros países de la región.

Los casos de criptojacking, a su vez, se situaron en el 10% en el 2019, dos veces más que el promedio regional e incluso mundial. Tuvieron la tasa de frecuencia más alta en toda la región de Asia-Pacífico y ocuparon el cuarto lugar a nivel mundial.

Haris Izmee, presidente director de Microsoft Indonesia, comentó:

«Si bien las recientes fluctuaciones en el valor de las criptomonedas y el aumento del tiempo necesario para generarlas han dado lugar a que los atacantes reorienten sus esfuerzos, siguen atacando a los mercados con escasa conciencia cibernética y escasa adopción de prácticas de higiene cibernética».

Aumento de los ciberataques relacionados al COVID-19

Los investigadores de Protección de Inteligencia de Microsoft expresaron su preocupación por el aumento de los ataques causados por el COVID-19 en todos los países del mundo. Observan que ha habido al menos un incidente por país, y que el número de ataques exitosos en los países de alto riesgo está aumentando.

La mayoría de los ciberataques que toman la temática del Coronavirus se realizan a través de archivos adjuntos o URLs de correos electrónicos maliciosos. Los hackers generalmente se hacen pasar por entidades globales con funciones clave en la pandemia, como la Organización Mundial de la Salud, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (o CDC por sus siglas en inglés), y el Departamento de Salud de los Estados Unidos.

Recientemente, Cointelegraph informó que Singapur vio un aumento significativo en los intentos de ataques de «criptojacking» durante el primer trimestre de 2020.

Sigue leyendo: