Enjin se une al Crypto Climate Accord y afirma que su blockchain ya es carbono negativo

Enjin, una plataforma basada en blockchain para juegos y tokens no fungibles, ha dado un paso al frente para descarbonizar su huella sumándose al Crypto Climate Accord, un movimiento que añade más credibilidad al creciente compromiso medioambiental de la industria.

El Crypto Climate Accord está respaldado por 20 empresas de las industrias de la cadena de bloques, la tecnología financiera y la tecnología ecológica. Inspirado en el Acuerdo Climático de París, que cuenta con 195 firmantes, el acuerdo se creó en abril para abordar el «gran y creciente consumo energético de las criptomonedas y la tecnología Blockchain y su impacto climático».

Enjin afirma que su cadena de bloques JumpNet ya ha alcanzado la condición de carbono negativo nueve años antes de lo previsto. En marzo, la empresa dijo que planeaba habilitar NFT de carbono neutral para 2030.

«La creación de nuevas formas de tecnología nunca debería producirse a costa de la destrucción de nuestro medio ambiente», dijo el CEO de Enjin, Maxim Blagov. «La neutralidad de carbono para JumpNet es un paso importante hacia nuestra visión de un ecosistema NFT sostenible para Enjin y nuestros socios».

Además de descarbonizar los tokens recién creado, el plan de sostenibilidad medioambiental de Enjin incluye el apoyo a la tokenización de la economía física y reducir la huella de carbono de los activos digitales existentes. Otras medidas incluyen la actualización a nodos de carbono neutral e incentivar el uso de tecnologías de reducción de carbono.

La preocupaciones medioambientales han secuestrado prácticamente la narrativa de Bitcoin este año, con personajes como Elon Musk criticando la huella de carbono de la minería de la criptomoneda. El CEO de Tesla adoptó brevemente a Bitcoin a principios de este año antes de decidir que Tesla no aceptaría más pagos en BTC debido a los riesgos medioambientales. Ahora, afirma que su empresa está dispuesta a volver a aceptar pagos en la moneda digital, siempre que haya más pruebas de minería sostenible.

También se están llevando a cabo otros esfuerzos de sostenibilidad medioambiental dentro de la industria cripto. Como informó Cointelegraph, el exchange Gemini de los hermanos Winklevoss compró bonos de carbono para reducir la huella de carbono de Bitcoin. Por otro lado, la minera estadounidense Stronghold Digital Miner anunció recientemente que había recaudado USD 105 millones para convertir residuos de carbón en criptomonedas.

Sigue leyendo: