En busca de un nuevo hogar: los mineros de Bitcoin se instalan tras el éxodo de China

Hace unos meses, la industria de las criptomonedas se vio sacudida por la noticia del éxodo masivo de mineros de China. A finales de mayo de 2021, se supo que las autoridades chinas iban a prohibir la minería de Bitcoin (BTC), llevando la presión regulatoria ya existente sobre los mineros a un punto de quiebre.

La lista de operaciones prohibidas incluye la compra de criptomonedas, así como cualquier actividad de inversión relacionada, la especulación y la conversión de criptomonedas. El Banco Popular de China celebró consultas exhaustivas con los bancos y los sistemas de pago y, a continuación, se pidió a las mayores instituciones financieras chinas que dejaran de realizar operaciones especulativas, en particular, con BTC.

Como resultado, la tasa de hash de Bitcoin mostró una de las mayores caídas de su historia. La participación de China en la minería de BTC cayó un 55% desde principios de año puesto que muchos participantes de la red Bitcoin apagaron sus equipos.

Esto se confirmó cuando el mercado de segunda mano de China se llenó de tarjetas gráficas. Los mineros estaban vendiendo activamente tarjetas, incluidas las todopoderosas GeForce RTX 3090 y Radeon RX 6900 XT a precios inferiores a los del mercado.

Por supuesto, no todos los mineros cedieron, especialmente los grandes pools. La salida lógica de la situación fue la «migración minera» a otros países. Pero, ¿a dónde se trasladaron los mineros chinos y qué países pueden convertirse en los nuevos gigantes de la minería?

¿Es la minería realmente mala para China?

Antes de intentar averiguar hacia dónde se van los mineros, vale la pena entender por qué el gobierno chino prohibió la minería, y qué consecuencias tendrá tal decisión en la industria de las criptomonedas e incluso en algunos sectores de la economía del país.

Tras la introducción de la prohibición, los mayores pools de minería fueron los primeros en reaccionar. Huobi, BTC.TOP y HashCow cesaron sus actividades total o parcialmente. Una de los mayores exchanges de criptomonedas del país, Huobi, suspendió tanto la minería de criptomonedas como algunos servicios de trading para los nuevos clientes de China continental.

La empresa minera BTC.TOP anunció que suspendía su actividad en China, alegando riesgos, mientras que HashCow declaró que dejaría de comprar nuevos mineros de BTC.

El mayor productor de equipos de minería de Bitcoin del mundo, Bitmain, suspendió temporalmente las ventas a finales de junio de 2021. La empresa tomó esta decisión después de que los precios se desplomaran un 75%. La suspensión afectó solo a los mineros de BTC, mientras que Bitmain sigue vendiendo los equipos para la minería de altcoins.

Según el gobierno chino, el problema de la minería era el elevado consumo de electricidad. China, que albergaba la mayor parte de los pools mineros de BTC, depende principalmente de la energía del carbón, que produce mucha contaminación.

Pero según algunos comentaristas de la industria de las criptomonedas, el verdadero motivo de las autoridades chinas no era preservar la ecología del país, sino promover su propia criptomoneda, el yuan digital, es decir, al prohibir la minería de BTC, el gobierno chino «despeja» el camino para su propia moneda digital del banco central (CBDC).

Ahora el desarrollo del yuan digital está en pleno apogeo. A finales de junio de 2021, los pasajeros del metro de Pekín pudieron comprar billetes utilizando el yuan digital. Y dos semanas antes, el Banco Agrícola de China fue el primero del país en permitir a sus clientes convertir el yuan digital en efectivo y viceversa.

Al mismo tiempo, el gobierno parece estar reprimiendo activamente a los competidores del CBDC. En 2020, la oferta pública inicial de Ant Financial (el negocio de tecnología financiera de Alibaba) se frustró en gran medida por el temor de las autoridades chinas a que el sistema de pagos Alipay compitiera con el yuan digital.

Entonces, ¿es posible que los mineros fueran simplemente un daño colateral en el camino hacia el objetivo del país de apoyar la moneda nacional digital ampliamente implementada? Al fin y al cabo, la última prohibición de las criptomonedas no prohíbe nada nuevo, pues las restricciones existentes ya se detallaron en 2017.

Nuevos centros de minería

China, donde se minaban las tres cuartas partes de todo el BTC, comenzó a reducir su participación en la minería mundial mucho antes de que se introdujeran las medidas prohibitivas en mayo.

Según una investigación del Centro de Finanzas Alternativas de Cambridge sobre la minería global de Bitcoin desde septiembre de 2019 hasta abril de 2021, China se estaba volviendo gradualmente menos atractiva para los entusiastas de las criptomonedas. Esto puede considerarse una confirmación de la dura política del gobierno del estado. Sin embargo, la participación del país en la minería de Bitcoin siguió siendo alta y ascendió a alrededor del 46%. Sin embargo, como dijo Fei Cao, CEO de Huobi Pool, a Cointelegraph:

«Este año, las tendencias clave para la minería digital son un mayor cumplimiento y requisitos de capital, y estas dos tendencias parecen más prometedoras en la región de América del Norte, donde la minería es legal bajo las regulaciones locales».

Las palabras de Cao se ven confirmadas por las estadísticas, dado que actualmente Estados Unidos tiene más de cuatro veces su participación en la minería mundial de BTC: del 4.1% al 16.8%.

A lo largo de los años, Estados Unidos aumentó su capacidad de alojamiento, mucho antes de la prohibición china, incluso cuando el mercado de criptomonedas estaba experimentando un grave declive. Las empresas mineras estadounidenses fueron especialmente activas cuando las grandes granjas de BTC no tenían gran demanda, por ejemplo, en 2017.

Además, Estados Unidos cuenta con algunas de las fuentes de energía más baratas del planeta, muchas de las cuales son renovables. Además, los propios inversores estadounidenses están interesados en cooperar con los mineros. En una reciente reunión en Texas, los ejecutivos estadounidenses del sector del petróleo y el gas sugirieron a los mineros que utilizaran los excedentes de gas natural para generar electricidad.

La electricidad barata también es muy atractiva para los grandes fabricantes de equipos de minería. Por ejemplo, ya en 2020, Bitmain llegó a un acuerdo de colaboración con la filial de Digital Currency Group, Foundry, que proporciona financiación a los clientes de Bitmain de Norteamérica y suministra un gran lote de rigs para minar BTC.

Kazajistán también mostró un fuerte crecimiento de su cuota en el mundo de la minería de Bitcoin este año, pasando del 1.4% al 8.6%.

Este país es fronterizo con China, por lo que el coste del transporte de los equipos es más barato que el transporte a través del océano hasta Norteamérica. Además, los legisladores de Kazajistán están haciendo que el país sea más atractivo para los mineros al permitir que los bancos locales abran cuentas para las transacciones de criptomonedas. Además, una empresa minera puede registrarse oficialmente en el país desde que la moneda digital se legalizó oficialmente en 2020.

Las empresas chinas ya se aprovecharon de ello. El principal proveedor de mineros de criptomonedas Canaan anunció en junio que empezó a minar BTC en Kazajistán. La empresa de minería de criptomonedas BIT Mining, que recientemente anunció que se expandiría desde el mercado chino, planea adquirir 2,500 mineros de BTC para implementarlos en Kazajistán. Según los expertos, los mineros chinos enviaron unos 4,000 dispositivos de minería a Kazajstán.

Otro factor importante para la popularidad de Kazajistán como destino para los mineros son los precios bastante bajos de la electricidad, donde un kilovatio cuesta USD 0.03. Sin embargo, el sistema energético del país no es tan grande como el de Estados Unidos.

Rusia también ha aumentado su participación en la minería mundial hasta el 6.5%. Como en el caso de Kazajistán, Rusia tiene frontera con China, lo que resulta conveniente a la hora de transportar equipos de minería. La Asociación Rusa de Criptoindustria y Blockchain (RACIB) expuso en julio de 2021 las ventajas de la minería en el país, destacando un excedente de electricidad barata.

Dada la diversidad climática del país, las granjas mineras pueden instalarse en regiones con climas fríos, lo que reducirá los costes de refrigeración y maximizará las ganancias previstas.

Además, la RACIB firmó un acuerdo de asociación con un consorcio de las mayores empresas mineras de China, que hasta hace poco controlaba el 25% de la tasa de hash de Bitcoin.

Los mineros se desplazarán, la minería permanecerá

Menos de seis meses después de la prohibición china, los mineros encontraron un nuevo hogar, tal vez incluso mejor que el anterior, y la tasa de hash de Bitcoin se está recuperando como era de esperar.

Por tanto, los mineros chinos no desaparecerán, sino que sólo cambiarán de ubicación. «Debido al impacto de las políticas y regulaciones cambiantes en todo el mundo, la industria minera de BTC se encuentra actualmente en una fase de transformación», dijo Cao, añadiendo:

«Las máquinas mineras anticuadas del sector se están retirando, pero al mismo tiempo se introducirán en el mercado nuevas máquinas mineras más avanzadas para compensar la oferta perdida».

Sigue leyendo: