El uso y comercio de criptomonedas está aumentando en África, dice el CEO de un exchange

El uso y comercio de las criptomonedas se ha extendido por África, ganando prevalencia a lo largo y ancho del continente, según Chris Maurice, CEO de Yellow Card, un exchange de criptomonedas con sede en Lagos, Nigeria.

«En términos de la escena cripto y todo lo referente a ella, las cosas están creciendo muy rápidamente, realmente en todo el continente, pero específicamente en Nigeria, Sudáfrica, Ghana y Kenia», dijo Maurice a Cointelegraph en una entrevista.

Con los cuatro países mencionados liderando el auge de las criptomonedas, Maurice agregó: «En este punto, es solo cuestión de tiempo antes de que continúe expandiéndose hacia el resto del continente».

El uso de las criptomonedas en África no está representado en papel

Al contrario de América del Norte, con su gran cantidad de exchanges, África ve más comercio, transacciones y uso de las criptomonedas más libremente u OTC (over the counter), lo que hace que el volumen definido por un exchange sea una representación imprecisa de la prevalencia de la clase de activo.

«La mayoría no se ejecuta a través de exchanges formales», dijo Maurice sobre el volumen transaccional de criptoactivos. «Se ejecutan a través de WhatsApp, Telegram u operaciones informales», mencionó, señalando algunos ejemplos de otras maneras de uso de criptos vistas en todo el continente.

Maurice agregó:

“El volumen real en África, yo estimaría que es al menos cinco a ocho veces mayor que cualquier número de volumen real que se puede encontrar, solo en función con la cantidad de dinero que se mueve a través de grupos oscuros, esencialmente, a través de estos grupos Telegram y WhatsApp «.

Maurice ha visto la prevalencia de las criptos en África

«Escuché estimaciones de que Nigeria y Sudáfrica se encuentran entre los cinco primeros en términos de usuarios de criptomonedas per cápita», dijo Maurice. «He visto estimaciones de hasta del 10% de las personas en Sudáfrica que poseen, o que en algún momento han tenido Bitcoin», agregó. Los informes recientes de Cointelegraph confirman los altos números de titulares y el uso de criptomonedas en toda la región.

Aprovechando su experiencia en el exchange, Yellow Card, así como su participación en los criptoactivos en todo el continente, Maurice señaló que estos datos eran lógicos. «Especialmente en Nigeria y Sudáfrica, es muy singular porque casi cualquier persona con la que hables tiene al menos un nivel básico de comprensión de Bitcoin», dijo, comparando la situación con la de los Estados Unidos.

El uso de criptomonedas es lógico para la región

El uso de criptomonedas plantea una opción lógica para las personas de la región, explicó Maurice. Como un activo digital global administrado por personas ajenas al control gubernamental, Bitcoin tiene potencial para garantizar transacciones rápidas y almacenamiento de dinero auto soberano.

Maurice explicó los aspectos de Bitcoin como atractivos para las personas en África, dadas las dificultades asociadas con el acceso a opciones similares y más tradicionales. También mencionó a este tipo de activos como una fuente alternativa de ingresos para los residentes del continente.

El interés de África por las criptomonedas comenzó aproximadamente hace seis años

Los residentes africanos comenzaron a ganar interés en las criptomonedas aproximadamente entre 2014 y 2015, y la industria vio una gran tráfico público en 2017, dijo Maurice.

Un año importante para la industria cripto, 2017 también produjo titulares de medios relacionados con las criptomonedas en Asia, América del Norte y Europa. La industria tomó su lugar como el centro de atención convencional, ya que Bitcoin aumentó drásticamente su precio en medio de especulaciones y exageraciones. Todo el movimiento global facilitó la educación sobre la industria, dijo Maurice.

«Todos los que he conocido en África son muy ingeniosos», explicó. «Cuando ven una oportunidad como esa, se interesan, quieren aprender más».

Como una clase de activos global por naturaleza, las criptomonedas han crecido sustancialmente desde el lanzamiento de Bitcoin en 2009, presentándose como una solución a una serie de problemas, que van desde una solución para la inflación en Venezuela, hasta una clase de activos financieros en América del Norte.

Sigue leyendo: