El modelo stock-to-flow posiblemente quede invalidado con el precio de Bitcoin perdiendo los 30.000 dólares

A medida que el precio de Bitcoin (BTC) sigue luchando en torno a la marca de 30.000 dólares, el ampliamente aceptado modelo stock-to-flow (S2F) para fijar el precio de Bitcoin, acuñado por el usuario de Twitter e inversor holandés sin nombre, Plan B, es ahora el más alejado de sus estimaciones.

El modelo fue popularizado por el seudónimo de Twitter hace más de dos años, en marzo de 2019, y en medio de una pequeña alza hasta el primer trimestre de 2019. Está considerado como una de las principales valoraciones cuantitativas para la primera moneda digital escasa que existe. El modelo presume que la escasez de ciertos activos o materias primas impulsa su precio.

El modelo S2F es un intento de valorar a Bitcoin de forma similar a las materias primas escasas como el oro, la plata, etc. La esencia del mismo es que activos como Bitcoin, el oro y la plata sólo tienen inyecciones de oferta limitadas en un determinado período de tiempo en comparación con materias primas como el petróleo, el cobre y el acero, donde el flujo de oferta es mayor y se considera teóricamente ilimitado.

Dado que Bitcoin tiene una oferta máxima limitada a 21 millones de tokens y teniendo en cuenta el proceso de minería, que requiere mucho tiempo y energía, sólo hay un cierto número de nuevos Bitcoin que pueden entrar en circulación en un determinado período de tiempo. La criptomoneda premium había encajado perfectamente en este modelo, hasta ahora. Johnny Lyu, director general de KuCoin Global, un exchange de criptodivisas, dijo a Cointelegraph:

«El creador del modelo trató de predecir el continuo aumento del precio del Bitcoin basándose en su naturaleza escasa, similar a la del oro, ya que también tiene una alta relación entre stock y flujos. Por lo tanto, la hipótesis es: A medida que el stock-to-flow de Bitcoin aumente, también lo hará su precio».

Continuó diciendo que este tipo de modelos suelen construirse a partir de datos históricos y que, si bien algunas tendencias periódicas pueden ayudar a identificar la dirección general del mercado, las tendencias específicas a menudo pueden ser difíciles de seguir por adelantado.

La desviación del modelo S2F es máxima

Según el modelo S2F, el precio de BTC debería ser de 88.531 dólares el 20 de julio, lo que supone casi tres veces el precio actual. De hecho, a principios de este año, PlanB sugirió que Bitcoin podría alcanzar los 450.000 dólares antes de finales de este año en el mejor de los casos, y 135.000 dólares en el «peor de los casos». Además, el modelo predice que se espera que Bitcoin alcance la tan esperada marca del millón de dólares en julio de 2025.

Sin embargo, en una encuesta realizada por PlanB en Twitter el 21 de junio, el 41% de los encuestados pensaba que el Bitcoin se mantendría por debajo de los 100.000 dólares este año.

Esto se compara con el 16% que creía lo mismo en marzo de este año, cuando Bitcoin se intercambiaba a 55.000 dólares. PlanB continuó diciendo que los precios de Bitcoin que se desvían del modelo S2F hacen que incluso él se sienta «un poco inquieto».

El modelo, como su nombre indica, utiliza la relación stock-flujo para valorar a Bitcoin. Esta relación se define por el número actual de Bitcoin en circulación en un momento dado y el flujo entrante de Bitcoin recién minado. Como es evidente en el gráfico que describe el modelo, históricamente, Bitcoin ha seguido las estimaciones de precios de una manera bastante precisa en la mayoría de los momentos.

Como señaló el director de inversiones de Moskovski Capital, Lex Moskovski, la desviación negativa de S2F -la relación entre el precio de mercado de Bitcoin y la relación de S2F- es ahora la más alta que ha habido en la historia del token. Continuó diciendo que para los creyentes en el modelo S2F, este es un gran momento para comprar Bitcoin, ya que esta caída del precio podría ser percibida como una bajada inesperada.

Lennix Lai, director de Mercados Financieros en el exchange de criptomonedas OKEx, habló con Cointelegraph sobre las limitaciones del modelo S2F, diciendo:

«A pesar de sus predicciones limitadas, el modelo S2F sólo tenía un poder limitado sobre la predicción del precio de Bitcoin porque asume que la producción de Bitcoin será limitada. Si bien su simplicidad hace que el concepto sea más fácil de entender, PlanB debutó el modelo S2F de Bitcoin allá por 2019, la demanda de entonces es una historia diferente a la de ahora, en la que la demanda tiene una influencia directa en su valor intrínseco.»

Las dinámicas de demanda y adopción han cambiado

Uno de los principales cambios en el último año para Bitcoin y los mercados de criptomonedas en su conjunto son las altas tasas de adopción institucional y minorista que aumentaron drásticamente desde allá por marzo de 2019. Otro factor importante en esta dinámica de demanda y adopción es la pandemia de COVID-19 que ha asolado el mundo desde hace más de 19 meses. Lai se explayó más sobre esto, diciendo:

«La pandemia probablemente también ha acelerado la adopción, ya que la oferta de dólares se ha inflado masivamente en el último año. Los inversores buscan activos alternativos en los que colocar su dinero como cobertura contra la inevitable inflación. También vemos análisis diarios de empresas e instituciones muy respetadas que predicen que el Bitcoin está infravalorado, el efecto Musk es una emboscada al mercado.»

El efecto Musk, combinado con otros factores como la popularidad de los tokens no fungibles (NFT, por sus siglas en inglés), ha desempeñado un papel importante en la concienciación sobre las criptomonedas y la tecnología blockchain en general.

Lyu también se refirió a este escenario cambiante en el mercado de las criptomonedas, diciendo que «los proyectos emergentes y las altcoins en el mercado con escenarios de aplicación diversificados distraerán la atención de los inversores y diversificarán sus carteras de inversión existentes, lo que hará fluctuar continuamente el mercado de Bitcoin.» Este cambio es evidente en el hecho de que, desde principios de este año, el dominio de Bitcoin como la principal criptomoneda ha caído de más del 60% a su actual 46,3%, lo que significa un creciente sector de altcoins.

En un ejemplo reciente del cambio en la dinámica de la demanda y la adopción desde el inicio del modelo S2F, el Grayscale Bitcoin Trust Fund (GBTC) sufrió recientemente varios desbloqueos de acciones a lo largo de julio, el mayor de ellos el 18 de julio. Este vencimiento aumentó aún más la continua presión a la baja sobre el Bitcoin, haciendo que cayera aún más hasta cotizar en torno a los 30.500 dólares el 19 de julio, bajando desde los casi 32.200 dólares del 18 de julio antes del vencimiento. En el pasado -cuando el modelo S2F se impuso inicialmente- no había una demanda institucional que pudiera impactar fuertemente en el mercado en poco tiempo.

El modelo de tasa de adopción podría ser más preciso

Mientras que el modelo S2F es uno de los modelos cuantitativos más conocidos que predice el precio de Bitcoin a corto plazo (menos de cinco años), hay otros modelos que se utilizan a menudo para medir su potencial de precio. Daniele Bernardi, fundador del proyecto de tokens PHI y director general de Diaman Partners Ltd., una empresa de gestión de activos de tecnología financiera, exploró algunos de estos modelos en un documento reciente. Bernardi evaluó las insuficiencias del modelo S2F, declarando a Cointelegraph:

«No basta con considerar la escasez para predecir el precio del valor justo de un activo, porque por supuesto, tiene que estar respaldado por la demanda. Mi madre (puede) dibujar algo de arte, pero si nadie quiere comprarlo, el valor es cero a pesar de la escasez».

En cambio, Bernardi prefiere el modelo de tasa de adopción, que explora en su artículo. Afirma que, según este modelo, el «precio justo» de Bitcoin puede ser de unos 60.000 dólares, pero no más. Esta estimación se basa en los «usuarios reales de Bitcoin y las wallets creadas».

Continuó explicando la probabilidad de que el modelo S2F de PlanB se haga realidad este año: «Por supuesto, cualquier cosa puede pasar, pero desde mi punto de vista, hay menos de un 20% de probabilidad, basado en simulaciones de Monte-Carlo, de que el precio de Bitcoin alcance un valor superior a 100.000 dólares en 2021

Dicho esto, es importante recordar que Bitcoin estuvo intercambiando manos a 18.000 dólares durante unos días en la carrera alcista de marzo de 2017 y pasó directamente a cotizar a 64.000 dólares a principios de febrero de este año.

No hay muchos activos en los mercados financieros que hayan presenciado ganancias a estos niveles en un periodo de tiempo tan corto. Bernardi explicó el impacto de este crecimiento:

«Hay que tener en cuenta que sólo después de seis meses que el precio del Bitcoin alcanzó un valor superior a los 30.000 dólares, estamos tentados de considerar que el Bitcoin está infravalorado, pero no lo está, está justo en el precio medio del valor justo, basado en nuestro modelo de «tasa de adopción».»

Valor justo o no, el Bitcoin parece estar en un periodo de agitación, enfrentándose con más frecuencia a la presión a la baja sobre el token desde el flash crash del «miércoles negro» a principios de mayo. Sin embargo, las noticias institucionales positivas siguen llegando a raudales. Recientemente, el CEO de Grayscale, Michael Sonnenshein, dijo que Grayscale está «100% comprometida» a convertir GBTC en un ETF de Bitcoin.

Sigue leyendo: