El Departamento del Tesoro de EE.UU. propone que las transacciones de criptomonedas que superen los 10,000 dólares se declaren al IRS

Los funcionarios del Departamento del Tesoro de EE.UU. quieren que los exchanges y los custodios informen sobre las transacciones de criptomonedas que superen los USD 10,000 al Servicio de Impuestos Internos (IRS).

  • El desplome de las criptomonedas hace que los legisladores se planteen nuevas regulaciones

En un informe publicado el día de hoy sobre las propuestas fiscales del Plan de Familias Americanas del presidente Joe Biden, el Departamento del Tesoro apunta a los activos digitales al proponer que las empresas, incluidos los bancos, los proveedores de pagos y los exchanges de criptomonedas, informen más sobre sus entradas y salidas de cuentas cada año a partir de 2023. Actualmente, el IRS no dispone de una verificación independiente de dichas transacciones, lo que podría dar lugar a un aumento de la brecha fiscal, es decir, la diferencia entre los impuestos adeudados y los pagados.

«Las instituciones financieras albergan mucha información valiosa y, de hecho, ya proporcionan informes de terceros al IRS», dice el informe. «Aprovechar esta información, en lugar de introducir nuevos requisitos para los contribuyentes, es una forma probada de mejorar el cumplimiento».

Al afirmar que las criptomonedas plantean «un importante problema de detección al facilitar la actividad ilegal», el organismo gubernamental mencionó específicamente que las empresas de criptomonedas estaban en su punto de mira:

«Las empresas que reciban criptoactivos con un valor justo de mercado superior a los USD 10,000 también deberán ser declarados. Aunque las criptomonedas son una pequeña parte de las transacciones comerciales actuales, esta exhaustiva notificación es necesaria para minimizar los incentivos y la oportunidad de esconder los ingresos del nuevo régimen de declaración de información».

Según datos de del IRS, en octubre se pagaron «voluntariamente y a tiempo» el 83.6% de los impuestos entre 2011 y 2013. Sin embargo, el informe del Departamento del Tesoro proyecta que la brecha fiscal alcanzará aproximadamente un total de USD 7 billones en los próximos diez años, y la propuesta pretende reducir esta posible brecha en un 10%. Afirma que el gobierno podrá auditar a las empresas con cualquier discrepancia fiscal de manera más eficaz, incentivándolas a reportar todas las transacciones correctamente.

Agrupando las criptomonedas con el dinero en efectivo como una forma de proteger a las empresas de sus requisitos fiscales, el Departamento del Tesoro dijo que las monedas digitales eran una «preocupación significativa» para el gobierno. Aunque el IRS ha sido capaz de obtener datos sobre los contribuyentes que utilizan criptomonedas de algunos exchanges, las empresas manejan dinero en efectivo y criptomonedas están aparentemente en un punto ciego para los reguladores fiscales.

Sigue leyendo: