El cofundador de Tornado Cash denuncia que le han echado de GitHub en respuesta a las sanciones impuestas por EEUU

Roman Semenov, uno de los cofundadores de Tornado Cash, ha informado de que su cuenta ha sido suspendida en la plataforma para desarrolladores GitHub, tras la sanción del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos por el protocolo de privacidad.

En un tuit del lunes, Semenov dijo que, a pesar de no haber sido nombrado individualmente como Nacional Especialmente Designado, o SDN, de la Oficina de Control de Bienes Extranjeros del Tesoro, parecía estar enfrentándose a las repercusiones del Tesoro alegando que Tornado Cash había blanqueado más de USD 7,000 millones en criptomonedas. Como SDN, las empresas e individuos identificados tienen sus activos bloqueados y «las personas estadounidenses tienen generalmente prohibido realizar negocios con ellos».

Ser identificado como SDN incluiría aparentemente cualquier contacto con fines comerciales, lo que podría extenderse a las asociaciones en GitHub. Según un comunicado conjunto del Consejo Federal de Examen de Instituciones Financieras y la Oficina de Control de Bienes Extranjeros, las transacciones prohibidas podrían interpretarse como la «descarga de un parche de software de una entidad sancionada».

Semenov calificó la medida de suspender su cuenta como «un poco ilógica». Sin embargo, a los residentes en Estados Unidos se les ha prohibido de hecho el uso del cripto-mezclador, dado su presunto fracaso «en la imposición de controles efectivos diseñados para impedir que se blanqueen fondos para actores cibernéticos maliciosos de forma regular y sin medidas básicas para abordar sus riesgos», según Brian Nelson, Subsecretario del Tesoro para Terrorismo e Inteligencia Financiera.

Algunos defensores de la criptomoneda han planteado que las acciones del Tesoro contra Tornado Cash fueron la sanción de una «herramienta neutral» en lugar de apuntar a los individuos responsables de utilizarla con fines ilícitos. Jake Chervinsky, jefe de políticas de la Blockchain Association, afirmó que la decisión del Departamento del Tesoro de EE.UU. puede haber «cruzado una línea» entre la penalización de los malos actores y la de aquellos que dethe las herramientas y la tecnología que podrían utilizar.

«No se está sancionando a ningún actor malo en concreto, sino a todos los estadounidenses que deseen utilizar esta herramienta automatizada para proteger su propia privacidad al realizar transacciones en línea, a los que se les está restringiendo su libertad sin el beneficio de ningún proceso debido», dijo Jerry Brito, director ejecutivo de Coin Center.

Un mezclador de criptomonedas, Tornado Cash puede ser utilizado para ocultar el rastro de las transacciones por razones de privacidad. El protocolo estuvo conectado con algunos hacks y exploits importantes a proyectos DeFi, incluyendo un ataque de USD 375 millones a Wormhole en febrero y un hack de USD 100 millones a Horizon Bridge en junio. La compañía anunció en abril que estaba utilizando contratos de oráculo de Chainalysis para bloquear las direcciones de billetera sancionadas por la Oficina de Control de Activos Extranjeros después de que el Departamento del Tesoro alegara que el grupo de hackers norcoreano Lazarus estaba detrás de un exploit de USD 600 millones al Ronin Bridge.

Cointelegraph se puso en contacto con Tornado Cash, pero no recibió respuesta en el momento de la publicación.

Aclaración: La información y/u opiniones emitidas en este artículo no representan necesariamente los puntos de vista o la línea editorial de Cointelegraph. La información aquí expuesta no debe ser tomada como consejo financiero o recomendación de inversión. Toda inversión y movimiento comercial implican riesgos y es responsabilidad de cada persona hacer su debida investigación antes de tomar una decisión de inversión.

Sigue leyendo:

Las inversiones en criptoactivos no están reguladas. Es posible que no sean apropiados para inversores minoristas y que se pierda el monto total invertido. Los servicios o productos ofrecidos no están dirigidos ni son accesibles a inversores en España.